Mensajes 1998

Imprimir
PDF

Mensaje del 29 de Diciembre de 1998

Esta es la lucha diaria hermanos entre el bien y el mal y esta lucha de otra forma, de otra manera, en pequeña escala, como ustedes quieran llamarle pero se repite a diario dentro de la comunidad, dentro de las personas, dentro de la comunidad, dentro del país, dentro del mundo. No teman, que todo está bien, esta es la lucha Mis queridos y nadie puede decir: terminé de luchar porque todos los días hay que empezar de nuevo, todos los días hay que empezar de nuevo.

Imprimir
PDF

Mensaje del 10 de Octubre de 1998

Y este manto que los envuelve y que también les da un poco de calor en el rostro porque parecería que está como atajando el aire, así como Mi sangre del Corazón Inmaculado, la llama de amor que sale de él y los protege y la sangre que sale del Corazón de Mi Hijo, así también el manto es el resguardo que ustedes tienen para todos los problemas.

Imprimir
PDF

Mensaje del 29 de Mayo de 1998

Todo esto es hermoso Mis queridos, muy hermoso, porque no hay otra forma más eficaz que Yo escuche vuestros ruegos, que cuando lo hacen a través de Mis llagas, de las que manaron sangre y que representa y que es el signo de la redención, es por eso que vuelvo a repetir una vez más que todo aquello que pidan por intercesión de Mis llagas Yo nunca podría negarlo, es como si me robaron los milagros haciéndolo a través de Mis llagas.

Imprimir
PDF

Mensaje del 01 de Junio de 1998

No sé cuántas Ave Marías, no sé cuántos Rosarios, no me interesa la cantidad, me interesa cuánto late el corazón cuando piensan en Mí y sobre todo lo que más me importa cuando piensan en Mi es que hagan lo mismo que hice Yo cuando le dije al Arcángel Gabriel: “he aquí la esclava del Señor hágase en Mi según tu palabra”, esa es la entrega que Yo quiero de ustedes.

Imprimir
PDF

Mensaje del 29 de Agosto de 1998 (2º)

Ocurre que cuesta un poco creerlas estas cosas, no es fácil tener una familiaridad así diaria con la Madre de Dios, ya lo sé, pero debería ser natural, debería ser algo habitual en ustedes al abrir los ojos a la mañana, pensar que estoy allí al lado de vuestra cama como una madre que está esperando que su Hijo se levante, tendría que ser habitual pensar que en tu trabajo, en tus viajes, en donde estés siempre voy contigo, siempre, solamente que a veces, solamente que a veces me dejás actuar más en tu vida y otras veces menos o nada, pero Yo siempre estoy disponible para todo, para interceder delante de Mi Hijo por todas las necesidades que cada hombre tenga.

Imprimir
PDF

Mensaje del 03 de Diciembre de 1998

Sí, todo lo que se dijo está bien, ahora la fe del hombre es muy débil y muchas veces por temor suelta Mi mano a mitad del camino, en la mitad del camino, pero también esa fortaleza de seguir tomado de Mi mano, pídanmela, ¿acaso no estoy siempre Yo ofreciendo todo lo que tengo para darles?, ¿acaso no les estoy amando desde el extremo de los milenios ya en el Corazón de Mi Padre?, entonces pídanme toda la fortaleza, todo lo que necesitan para enfrentar las situaciones más tremendas que Yo se las daré, pero a Mi me gusta que me lo pidan.

Imprimir
PDF

Mensaje del 19 de Julio de 1998

Estoy muy complacido de estar con ustedes ahora pero me parece que algunos rostros se han puesto un poco serios o preocupados por la expresión de esas Profecías que van y vienen por el mundo, no quiero decir demasiado pero lo suficiente como para que se entienda un poco más este problema. Yo creo que fui lo suficientemente claro cuando le hablé a la Beata Faustina y le dije que: “entre la Ley, representada por Mi Padre y el hombre, estaba Yo que era la Misericordia y el amor”. Atendiendo eso, ustedes creen por ventura que Yo podría intentar una purificación del mundo en base a formas violentas como si fuese un castigo a aquellos que han elegido mal su libertad y están viviendo a contramano, nunca podría hacer eso. Ese tipo de castigo les gusta a algunas personas que creen que la letra con sangre entra y no es así, la letra con sangre solo origina resentidos.

Imprimir
PDF

Mensaje del 26 de Mayo de 1998

Mientras el hombre no reconozca que su soledad existencial solamente la puedo llenar Yo, ese hombre aún no entendió nada, porque todos los afectos humanos y toda la compañía humana tarde o temprano se termina, los niños crecen y levantan vuelo, los adultos están en otra cosa y los viejos acarician ya la idea de la muerte, ¿qué amor prevalece a pesar de todo?, Mi amor, el que les tuve desde el comienzo de todos los tiempos, les seguí teniendo, el que les tuve cuando estaban en el vientre de vuestra madre y el que les seguí teniendo a través del tiempo, hasta este día y que seguirá en adelante.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)