Imprimir
PDF

Primeros Mensajes - Primer Libro - Continuación 3

Continuación del anterior.

19 de octubre de 1996
(Me siento como en las nubes y lo único que noto son los dedos de Jesús y de María apretándome los hombros).

Dice Jesús:

Te sentís tan confundido cuando nos acercamos y cuando apoyamos nuestra ropa en tu cara… te parece que has perdido la razón y tenés que abrir los ojos muchas veces para cerciorarte de que estás en este mundo.

Tenés que animarte a mirarme a los ojos, no tengas ningún temor… en ellos verás un montón de cosas que quiero decirte.

Las fuerzas de las palabras de hoy es conmovedora (problemática de los abortos,
en el momento de la evangelización) y vuestra intención ha derramado mucho perdón, pero debes conservar el equilibrio al hablar de esas cosas porque podrías juzgarlas.

Dice la Virgen María:

Cuánta necesidad hay de una gran revolución de ideas en un Nuevo Pentecostés, porque estas tierras aún son vírgenes respecto del Espíritu Santo… y todo esto tan tremendo se toma con la mayor naturalidad.

El año 1997 para América y el mundo será un año difícil… hacen falta muchos corazones como el de ustedes orando… ya se que serían tomados por locos si empezaran a gritar como Juan el Bautista, conviértanse, conviértanse.

Hay un montón de tesoros escondidos para todos, pero ¡qué pocos son a los que interesan ese tesoro!

El nuevo Pentecostés va a llegar fácilmente si hay mucha oración.

Hay una realidad terrible, mientras se multiplican los libros para rezar…
parecería que el hombre ya no reza, pero hay que tomar conciencia de vivenciar a Dios en nuestras almas con la oración o de cualquier forma.

Bienaventurados los que escuchan mis palabras y los que la llevan a la realidad… sean por siempre bienaventurados.

22 de octubre de 1996

Dice la Virgen María:

Mi alma engrandece al Señor porque aquí esta noche han ocurrido maravillas (se refiere a la cantidad y calidad de oraciones y por las intenciones que se aplicaron).

¿Cómo es que te has olvidado de describir sobre mi corazón la paloma blanca del Espíritu Santo? (se refiere a que describí cómo estaban vestidos ambos).

Tu voz esta noche no tuvo límites y la gracia del Señor se desparramó hacia los cuatro puntos cardinales.

El Espíritu Santo ya ha comenzado a encender sus “focos” y todo el mundo está sintiendo su influjo pero de una forma infusa. Ustedes todavía no saben que la oración de un hombre puede valer tanto como la de cientos de miles… el hombre no conoce cómo es la economía divina respecto de la Gracia… yo diría que hasta los más encumbrados apenas balbucean como niños.

Alégrense porque esta noche se han obrado maravillas…

Dice Jesús:

Mi corazón tiene pena porque antes de ayer millones de madres no han sido recordadas y otras recordadas pero no como debieran serlo.

Hijos, hijos, que olvidan pronto, muy pronto que vuestra madre los llevó en su seno y que la sangre que corre en nuestras venas es la misma de ella. Aunque de algunas los cuerpos ya se han hecho cenizas… de una forma especial, esa madre de ustedes, en mi presencia está corriendo la misma sangre de sus venas. Mi misericordia es muy grande como para prometerles un castigo pero reparen sus faltas si no quieren lamentarlo por toda una eternidad.

Personal para alguien del grupo.

Los amo, los amo, los amo, que estas palabras sigan repicando en vuestro sueño.

24 de octubre de 1996

Dice la Virgen María:


Hoy hablará en mi nombre San Juan Bautista Vianney, el Santo Cura de Ars y cada una de sus palabras es como si yo las dijera ya que él es el Patrono de los Sacerdotes.

Hoy voy a hablar de los sacerdotes, pero antes tendría que decir que no me gusta cómo están organizados los Seminarios en América (hay maravillosas excepciones).

La América del Norte produce sacerdotes intelectuales que son fruto de todo un sistema de vida. Y los que están al Sur del Río Bravo promocionan sacerdotes para un tiempo que ya pasó… No son eficaces… Salvando montones de excepciones los que se ordenan tienen una mentalidad que no funciona para América y para empeorar los premian mandándolos a Europa, sobre todo a la Gregoriana de Roma y vuelven muy ilustrados, pero de América entienden muy poco. No conocen sus culturas, sus costumbres, sus vidas, no saben cómo manejarse hasta en las situaciones más simples.

Y muchos se creen santos (y lo serán) pero esa santidad no es la que quiere Jesús.

Estoy desilusionado con la formación del clero en América y cuando aparece alguna voz que realmente habla por el Espíritu Santo, es respetuosamente silenciada. No creo que sea por mala voluntad sino por una mentalidad caduca, cómoda, desubicada y en moldes europeos.

¿Cuándo van a aprender a llevar el Mensaje de Jesús a todas las culturas latinoamericanas y norteamericanas? El panorama es desolador, es por eso que confío en la Gran Cruzada del Espíritu Santo, para que las mentes estrechas y condicionadas, se abran por fin. No será fácil además porque no hay que perder de vista algo principal: las penas por los pecados cometidos en toda esta América tienen que ser reparados… si tomáramos conciencia de esto no viviríamos en paz… no se duerman porque puede ser demasiado tarde…

Yo pregunto al clero en general: ¿qué es lo que saben, qué es lo que conocen de América? No me refiero a los grandes centros urbanos (aunque estos centros también son tierra de misión), me refiero a los marginados, oprimidos, destrozados, estropeados y todos los que mueren acariciando el sueño de que por fin se haga justicia con ellos… ¿Si no toma partido la Iglesia, quién lo va a tomar?

Examinen vuestra conciencia mis queridos Ministros de la Palabra y todos los que forman la Iglesia, sobre todos aquéllos que tienen en sus manos el poder, porque la conciencia de muchos a mí me preocupa bastante, nada tiene que ver con Jesús… (en esto último se refiere a los laicos, por supuesto).

Quiero expresarles todo mi amor y reconocimiento porque en vuestras manos toma dimensión la Sagrada Forma, pero cuidado porque Jesús les está pidiendo cosas muy distintas de las que ustedes hacen…

Ésta es una oportunidad, no la desaprovechen.

Nadie quiere disminuir el enorme protagonismo de los laicos dentro de la Iglesia, protagonismo que irá creciendo, pero el Señor se complace y ama profundamente a aquéllos que han consagrado su vida a Él.

Soy el patrono de los sacerdotes y estoy a los pies del Altísimo pidiendo siempre por ustedes. Sepan que los amo.

Comentario: ¡Cuánto dolor había en el rostro de este Santo!

29 de octubre de 1996

Dice Jesús:


Son tantas las cosas que quisiera decirte porque mi intimidad con vos ha llegado muy lejos, es cierto que soy un amigo, un hermano, un compañero de camino…
¿Por qué no escribís todo lo que dijiste hoy? (se refiere a la parte de Evangelización). El hombre aprendería a vivir diferente. Quiero palabras que sean entendidas por los hombres. Es necesario hablarles de una manera para que puedan llevar a la práctica todos esos principios fundamentales para vivir de otra forma.

Hay algo que es muy importante que todos tienen que saber. El corazón tiene que purificarse hasta límites indecibles y después dejarlo hablar, es decir el Espíritu Santo hablaría, así conocerían un montón de respuestas a los más pequeños y grandes interrogantes de la vida… porque el hombre ha complicado todo, lo ha
desnaturalizado todo.

Te he concedido que pusieras la mano en la llaga de mi hombro y has tocado mis músculos sin piel húmedos y dolientes… ahora esa mano está en condición de hacer muchos milagros, es decir yo haré milagros con la mano que pusiste en mi hombro.

Los quiero mucho no dejen durante el día de estar ni un minuto sin mí.

Hoy he concedido montones de gracias para este pueblo, empezando por ustedes.

5 de noviembre de 1996

Dice Jesús (también estaba la Virgen):

Como pudiste ver, yo uno mis palabras a las de mi Madre en sus mensajes como Reina del Espíritu Santo.

Pueden quedarse en paz porque a pesar de los ataques frontales y sutiles, mi
Madre y Yo los llevamos en nuestro corazón.

Recomiendo la lectura del Profeta Isaías, El Eclesiastés y el Libro de la Sabiduría porque allí hay un montón de piedras preciosas que hay que descubrir para el Jubileo del Año 2000.

Las verdades son eternas y aunque pasen los tiempos y haya que adaptarlas, siguen brillando y tienen vigencia porque lo verdadero no se acaba nunca.

He dicho mucho en pocas palabras, reciban un fuerte abrazo de mi Madre y Mío como anticipo de una buena noche y muchos buenos días.

9 de noviembre de 1996

Dice la Virgen María:

Todo forma parte de mi mensaje aunque a veces me parece que me voy por las ramas, pero sepan interpretar porque detrás de la palabra más simple se oculta muchas veces una gran verdad. Tendrás que hacer muchas copias de estos escritos porque, ¿cuántos terminarán en el cesto de papeles?, ¿o creen que no conozco la historia?, ¿o creen que no conozco la soberbia y el orgullo de los hombres?

Muchos se dejarían quemar vivos antes de reconocer la excelencia en el prójimo.
¡Qué pena! Sobre todo cuando lo que dice el prójimo es dictado por el Espíritu Santo. ¡Dios mío, qué manoseada que está la palabra discernimiento!
Casi todo lo que se lee en Isaías puede aplicarse a América y otros pueblos del mundo también. Isaías la 1º y 2º parte y de la 2º parte especialmente 43. Es hermosa la Carta de San Pablo a lo cristianos de Éfeso, especialmente 5-6.

Yo me pregunto con todas estas verdades quemantes por qué el hombre quiere ignorarlas. Se repite la historia del pueblo de Israel donde hay necesidad de dar de vez en cuando un tirón de orejas, para volver al camino correspondiente.

¿Cómo se puede vivir en paz cuando mi hermano está pasando penurias? ¿Qué incentivo necesita el hombre para darse cuenta de que no puede ser feliz mientras sus hermanos están viviendo casi en un estado de esclavitud? ¿Cómo se puede conciliar el sueño cuando un niño agoniza por no tener qué comer?

Hay que replantear todo.

Todos deberían golpearse el pecho sin excepción.

Un mundo habitable no puede edificarse sobre egoísmos colectivos.

Que los corruptos y los opresores, los indignos y los malvivientes que no hagan oídos sordos a mi llamado porque si quieren ya pueden ver en la puerta de su casa la condenación eterna… por eso Mi hijo les ofrece todo el caudal de su Misericordia para que se revise todo de nuevo y lo edifiquen de otra manera.

Ya sé que la esclavitud de la antigüedad demoró siglos en terminarse pasando por las más crueles formas de servidumbre. Pero hoy tienen todos los medios a vuestro alcance para que las injusticias terminen. No soy una ilusa creyendo que de repente usarán bien la libertad, pero tendrán que empezar de una vez…

¿Cuánto hace de Medellín y Puebla?

No es ninguna novedad que Dios los ha creado libres y usan mal la libertad… no me digan que es por ignorancia o falta de conocimientos, los que dirigen las naciones, los grandes magnates y en general todos los que tienen el poder no son tontos y saben bien por dónde debe correr el río… yo no los amenazo, les sirvo en una bandeja enorme todo el Amor de mi Hijo para que se conviertan… entonces sí que conocerán la verdadera felicidad.

No les da vergüenza chapotear en el barro, oler lo nauseabundo de vuestras acciones… mírense al espejo, han perdido el brillo de vuestros ojos, vuestra piel está marchita, vuestro cuerpo está débil…

Hijos queridos tienen todo el alcance de la mano para ser felices de verdad, como Dios manda. ¿Por qué lo desaprovechan si el Señor está siempre disponible para remediarlo todo?

Los quiero mucho, sigan perseverando. Estoy muy contenta con ustedes. Amén.

19 de noviembre de 1996

La visión fue realmente maravillosa JESÚS y la VIRGEN MARÍA con sus vestidos habituales, se notaba Jesús con mayor nitidez, más atrás estaba Santa Teresita de Lissieux, Santa Lucía y San Juan Bautista Vianney con su sotana raída. Jesús estuvo un rato parado y luego se acercó a mí y me apretó los hombres con sus manos, después de un rato se puso a mi lado y pasó su brazo sobre mi hombro, mientras los demás tocaban y bendecían a todos los presentes… después de alabanzas y pedidos se quedó la Virgen y Jesús.

Jesús quiso quedarse con nosotros durante los mensajes y profecías. Yo me senté porque estaba de rodillas y Jesús volvió a rodear con su brazo mi hombro poniendo la mano sobre mi corazón, luego puso el otro brazo sobre mi pecho e inclinó su cabeza y apoyó su mejilla sobre mis escasos cabellos. Yo ardía como si me quemara vivo, después Él dijo:
Con esta mano sobre Mi corazón haré que siempre lata por mi, Hijo querido, tal vez los demás no lo crean… ¿importa:, pero te has hecho tan pequeño, humilde, miserable, gusanito… que sólo una mano no alcanza, permíteme que te abrace con la otra… lo tomás con tanta naturalidad y tan simplemente que podrías tener un golpe de orgullo en tu corazón, pero no. Te parece que soy un hermano querido que te abraza efusivamente y apoya su mejilla sobre tus escasos cabellos… déjame que te ame con todas mis fuerzas y por esta situación nadie dudará ni una coma de los mensajes y profecías.

Esta mañana cuando amanecía y viste que yo estaba con vos haciéndote compañía mientras pasabas en limpio los mensajes y profecías, dudaste un momento de tu salud mental por todo esto de las visiones y que yo te acompañe todo el día. Te digo con todo el peso de la verdad… me gustaría que el mundo estuviera lleno de locos como vos… Otra sería la historia…

Si algunos de los presentes o los que leen pensara por casualidad que en este momento por lo que acabo de decir vos te sentís elegido o superior o iluminado, que pida perdón porque ha cometido un pecado.

No tengo más nada que decir por esta noche, ni mi Madre tampoco.

23 de noviembre de 1996

Todo esto tiene una dimensión universal porque todo lo que aquí pasa se aplica a todo el universo, ¿saben por qué YO escucho mucho?, cuando la entrega es total…

Me gusta ver los corazones abiertos que les dan cabida a todos sus hermanos, entonces mi misericordia no tiene límites.

Siento pena por aquéllos que no conocen o no confían en mi Misericordia, tienen tan poca LUZ, es como comparar un fósforo con el sol.

Perseveren, perseveren, perseveren porque están ubicados en una dimensión
universal.

Me das lástima, porque quisieras remediar todo el mal y te sientes impotente porque creés que podés hacer poco o nada. Nada es cierto…

Vos con tus hermanos reunidos esta noche han evitado cientos de abortos, han hecho morir en estado de gracia a miles y han reparado las heridas de los corazones de cientos de miles de personas. Porque así funciona mi Misericordia.

Vos y todos los presentes están muy lejos todavía de entender el alcance de mi Misericordia.

Dice la Virgen María:

Esta noche han hecho tantas cosas que solamente van a entender cuando estén en la otra vida: Misioneros Universales. Almas exquisitas. Flores que llevo en mis brazos. Discípulos eficaces. Almas elegidas. Corazones sedientos. Manos generosas. Belleza. Humildad. Generosidad. Magnanimidad. Calor sobrehumano.

Luces en el desierto. Oasis en el pavimento. Follaje de las plantas que dan sombra. Brillantes celestiales.

Dice Jesús:

Si las palabras de esta noche (en la parte de la Evangelización) fueran dichas en tantos seminarios otra sería la historia de muchos sacerdotes.

Hago caer sobre ustedes todas las gracias que necesitan, pero no en forma mezquina, sino supergenerosa.

Cuando tocás a los enfermos pensarás que con esa mano has tocado la llaga que más me duele, la de mi hombro y así serán los resultados.

Perseveren, perseveren, perseveren.

Mi MADRE y YO los queremos mucho y estamos siempre con ustedes.

Amén.

28 de noviembre de 1996

Dice Jesús:


Me gusta la reflexión sobre la historia de la IGLESIA, como podés ver es una forma clarísima de que el hombre fue creado libre y DIOS le fue dejando hacer… ¿de qué valdría hacer bien algo si es impuesto en forma opresiva por alguien?
Mirando así parece mucho tiempo pero DIOS PADRE, HIJO Y ESPÍRITU SANTO vivimos un eterno presente, por eso parece que se apilan tantas cosas y todavía pasará mucho tiempo antes que el hombre viva realmente de acuerdo con su dignidad esencial de persona.

Esto no nos exime de trabajar ya para que la mayor cantidad de hombres viva de acuerdo con su dignidad esencial.

Importa sí, todo el sufrimiento de los hombres pero cada uno en lo más sereno de su noche entiende todo y vive según su entender.

Dice la Virgen María:

Mi HIJO y YO pensamos al alcance de todos los que comprenden, toda una metodología y doctrina para apresurar el paso del tiempo, pero para conocer todo eso hay que gastarse las rodillas, gastar rosarios y hacer crecer las oraciones en progresión geométrica, de esta manera pidiendo la presencia del ESPÍRITU SANTO para que les haga revelaciones y así podrán ir haciendo un mundo más habitable; pero fijate qué respetuosos somos de la libertad del hombre que permitimos que éstos nos escupan en la cara.

Como podés ver todo esto es muy profundo, pero sumamente comprensible.

Por esta noche ambos creemos que es suficiente. Gracias por vuestros corazones abiertos y palpitantes; los amo mucho.

3 de diciembre de 1996

Dice Jesús:

Te pediría que todo lo que has dicho esta noche lo escribieras como si lo hubiera dicho YO pero no lo hagas, solamente deciles a todos que los amo profundamente que todas las palabras que pudiera decir son pocas para poder expresar el amor que siento por ustedes.

Esta casa se ha llenado de gracia de tal forma que ustedes y cada objeto está bendecido y si tocan sus asientos les parecerá que están mojados, es como si hubiera dejado en todos ellos un poco de mi sangre.

Lo que has dicho esta noche YO me encargaré de que sea un grito que llegue hasta los rincones más recónditos de la tierra. Ustedes son mis grandes misioneros, no usan hábito ni ninguna insignia pero esto hace conmover los cimientos de la tierra porque no te olvides nunca, cuando un corazón puro ama a sus semejantes con tanta profundidad y sin conocerle si quiera todo esto me parece como si la tierra temblara y el mar detuviera su oleaje.

Dice la Virgen María:

Sientan como me he introducido en vuestros corazones… estoy dentro de ellos… estoy corriendo por vuestra sangre… ¡Qué feliz me hacen!

Estamos próximos a festejar el día de la INMACULADA CONCEPCIÓN: todo es muy simple el PADRE toma carne humana al enviar el ESPÍRITU SANTO a engendrar mi corazón… el niño nace en un pesebre como el ser más humilde de la tierra, crece en tamaño y sabiduría, JOSE le enseña a trabajar la madera y en cada palabra hay un conocimiento del hombre… empieza su predicación y pasa haciendo el bien “sanado enfermos, expulsando demonios y resucitando a los muertos”… todo lentamente va llegando al camino del CALVARIO donde la tierra pedregosa va absorbiendo las gotas de su sangre de su cuerpo golpeado y lastimado en todas formas… Esa CRUZ tan pesada la lleva con dulzura como una simple hierba después de los clavos y los martillazos que aún retumban en mi mente… y esa enorme herida sobre el hombro… y la muerte en la CRUZ.

Aún siento el lanzazo en mi corazón… después de unas cinco o seis horas palpé su cuerpo inerte cuando lo trajeron, cuando sentí el olor de la sangre sentí el perfume de la REDENCIÓN que se extendería por milenios… después su Resurrección… y el PENTECOSTÉS. Y aquí está mi HIJO viviendo y palpitando en medio de los hombres. Su CRUZ me recuerda la sangre que derramó para la redención del hombre, pero ÉL está aquí vivo entre nosotros para amarnos eternamente. Salgan a las plazas, métanse en los templos, anden los caminos, y entren en todo lugar donde se pueda entrar y grítenlo desaforadamente: ¡JESÚS ESTÁ VIVO! ¡JESÚS ESTÁ VIVO! ¡JESÚS ESTÁ VIVO! Hasta que los alcance la voz y les dure la vida.

Me iré de aquí entonando EL MAGNIFICAT y quiero que lo copies de la Sagrada Escritura…
“Mi alma alaba al Señor,
y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador
porque se ha dignado mirar a su humilde esclava
y desde hoy todas las generaciones me proclamarán bienaventurada
pues el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas.

Su nombre es Santo
y su compasión con los que le temen pasa de padres a hijos.
Manifestó su fuerza vencedora,
y dispersó a los hombres de soberbio corazón.

Derribó a los poderosos de sus tronos
y elevó a los humildes.
Llenó de bienes a los hambrientos
y despidió a los ricos con las manos vacías.

Mi HIJO y YO hemos derramado todas las bendiciones y considérense privilegiados aunque a alguno puede no gustarle esta palabra.

Lo que hemos hecho fue retribuirles todo lo que ustedes se merecen, pongan vuestro corazón a cantar, porque lo que ha ocurrido esta noche conmueve los cimientos de la tierra… mi HIJO y YO los amamos profundamente.

Ser discípulo de mi Hijo consiste a vivir de acuerdo a cómo él vivió en base a todas esas virtudes fundamentales que son pilares del Evangelio, maravillosamente concentrado en las bienaventuranzas.

Nada nuevo hay que agregar; sino vivir lo que ya es conocido porque se habla y se habla y se habla, pero no se vive en base a lo que se habla.

Yo sé que estas palabras no serán escuchadas por todos, y también por algunos sacerdotes que son buenos y santos, pero que todavía no quieren oír y tendrás que sufrir mucho para hacer oír estas palabras, pero no te desanimes y sigue adelante. Apóyate en la cruz de mi Hijo. Déjate cubrir con su sangre y refúgiate en las llagas de la cruz, sobre todo aquélla que fue producida por el lanzazo que recibió el corazón.

Por supuesto que mi mensaje quiere ser de una infinita esperanza, pero eso no quita que mi corazón esté tremendamente dolorido por todo lo que veo, por todo lo que oigo, por todo lo que se hace en contra del hombre.

Ya sé que podría concentrar mi mensaje, que te estoy dando en las bienaventuranzas pero quiero decir más cosas, recalcar aquello de mi Corazón dolorido y el Corazón dolorido de mi Hijo, porque las cosas nunca se hicieron como debieron hacerse.

Para todo esto hay que pensar que nadie debe descargar sobre él otras responsabilidades, cargue cada uno sobre sus espaldas las responsabilidades que corresponden.

Hablo del ser más simple que puebla sobre la tierra hasta el más encumbrado desde la simple estructura religiosa hasta la más compleja.

Ya lo he dicho, pero lo seguiré repitiendo, no es que haya ceguera en cadena sólo quiero decir que los Maestros de la Palabra sean realmente mis discípulos, no señalo defectos de nadie, pero sí les digo que quién tiene oídos que oiga y quien tiene ojos para ver que vea.

Estoy cansada de tantas palabras, yo quiero hechos, realidades, testimonios de vida, ejemplos, cada uno empiece por su propia vida a dar ejemplos de cómo debería ser el mundo mejor organizado, más habitable para el hombre donde todos puedan decir sus propias palabras y donde todos tengan un pedazo de pan para llevar a su boca.

8 de diciembre de 1996

Por pedido de Nuestra Señora hago una descripción de todo lo que vi en esta visión.

La habitación se llenó de luz, pero una luz que no era hiriente a los ojos, Nuestra Señora resplandecía como un diamante… sobre el pecho el vestido se abría para dejar ver su corazón que en todas las ocasiones es de color rojo oscuro, distinto del de Jesús que es más claro… a un metro de su cabeza hacia arriba una paloma de fuego hacía descender rayos que incidían en el Corazón de María, los colores que se veían no puedo describirlos porque no tengo palabras propias… el rostro de la Virgen es muy bello y poco tiene que ver con las estampas y cuadros que vemos cotidianamente, es el rostro de una mujer fuerte pero con tanta dulzura que después de contemplarlo uno quisiera dormirse y despertar en la otra vida, no son palabras, es una real sensación. Cerca y moviéndose había un montón de niños un poco desdibujados… su túnica era casi blanca… más atrás había otro color celeste oscuro… ceñía su cintura un cordón doble y estaba descalza… no sé cuánto duró todo esto… cuando tomé conciencia estaba sobre el piso orando en lenguas, parecía un bello himno que por supuesto no entendía.

10 de diciembre de 1996

Dice Jesús:

Los amo profundamente y tengo puestas en ustedes un montón de esperanza… todo lo que he dicho es un poquito nada más, quisiera decirles mucho más pero se los diré en vuestro corazón.

Que termine la tristeza porque sería una pena que después de estar en mi presencia vuestro corazón esté triste.

Los amo profundamente, ahora y siempre.

Dice la Virgen María:

Con esta hoja se termina la primera parte de los Mensajes, digamos que todo esto fue una introducción. Ya debes encargar mi retrato.

Yo no te pido, es una sugerencia en tu mente están muy claras todas las apariciones de mi Hijo, las Mías, el Espíritu Santo y de los Santos: sería hermoso que describieras con lujo de detalles todo lo que has visto en las apariciones; pero no me refiero a que describas, solamente cómo estamos vestidos, me refiero a la expresión de vuestros rostros y de todas las sensaciones tuyas. Si querés invocá al Espíritu Santo y hacelo. Él no te hará equivocar.

Yo quiero un tempo y hace rato que lo sabés y otras cosas más que te he revelado. Estará ubicado en el cuadrante Sud-Oeste, será de forma redonda no tan grande, con lugar para 300 personas, porque las multitudes que van a venir no cabrían en ningún templo, toda de vidrios un poco ahumados y bien bajita, porque arriba habrá del mismo tamaño un salón para retiros espirituales. Tendrá 3 torres unidas, pero una más alta que la otra, muy finas, pero muy altas, y en la torre más elevada habrá una luz que se verá a muchas distancias; detrás habrá pequeños departamentos para albergar a la gente con las comodidades mínimas.

Hay que ingeniarse para que haya galerías donde pueda estar la gente debajo.

Será consagrada por el Señor Obispo Diocesano como el Templo de Jesús Misericordioso y Nuestra Señora Reina del Espíritu Santo de Justiniano Posse.

Nada de lujo ni ostentaciones pero si cómodo, nada de bancos como están acostumbrados a ver. Estará rodeada de un parque con pinos y plátanos de todas clases, porque los pinos son símbolo de espiritualidad y los plátanos señalan el paso del tiempo al perder sus hojas y recuperarlas. Prefiero maderas antes que mármoles.

Todo esto parece un cuento de hadas pero la que lo dice no es justamente un hada sino la Madre de Jesús.

Los amo profundamente, todo se irá realizando a medida que yo se los vaya diciendo. Nunca podrían imaginar las gracias que todo esto llevará hacia los cuatro puntos cardinales.

Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo. Amén.

Continuará.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)