Imprimir
PDF

Mensaje del 04 de Enero de 2007

Y sigo pensando que los que están cerca, muy cerca no me tienen en cuenta ni a Mí ni a Mi Hijo, ¿por qué Mis queridos?, ¿por qué?. Mensaje del 04 de Enero de 2007

Habla Artemio:

04 de Enero.

Dice la Virgen María:

Seguimos con estos Mensajes tan hermosos rumbo a los doce años que venimos aquí, que estamos instalados aquí.

Y sigo pensando que los que están cerca, muy cerca no me tienen en cuenta ni a Mí ni a Mi Hijo, ¿por qué Mis queridos?, ¿por qué?.

¿Hay necesidad de ir a los Santuarios lejanos para encontrarme?, no me van a hacer pensar como hacen aquellos que se van de vacaciones y después al regreso tienen que tomarse vacaciones para descansar de las vacaciones que se tomaron, entonces recorren kilómetros o tal vez vuelan muy lejos para verme en Santuarios lejanos, me alegro que lo hagan pero a pocas cuadras me tienen aquí, ¿o acaso nadie pasó temprano y me ha visto caminar entre las flores del jardín de esta Casa?. Cómo puede ser que incluso aquellos que me han visto caminar por el jardín o por los caminitos del jardín y me han visto y lo guardan como un secreto, ¿por qué?, ¿por que no me aparecí en los jardines de la Iglesia Catedral, donde parecería que todo está legalizado?.

¿Qué es el mundo para ustedes?, ¿qué son los hombres para ustedes?, ¿qué son los hombres para ustedes?, si Yo apareciera caminando en el césped de la Catedral de este lugar los diarios, la televisión lo comentarían con un ruido tremendo pero como aparezco aquí en Mi Casa y en la Casa de Mi Hijo, en medio de plantas inmejorables, donde las flores crecen como por arte de magia, donde los pájaros trinan sonidos indecibles, donde todo es plenitud y paz, no, esto no vale, vale si estuviera. Porque el hombre busca como legalizar todo, quiere legalizar por temor, por temor ¿a quién?, eso es lo que Yo digo, Yo sé que hay muchas personas que han pasado por aquí y me han visto caminando en el jardín temprano en la mañana o en la tarde y sin embargo lo han guardado como un secreto, ¿por qué?, ¿por qué lo guardan?, ¿no es el lugar en que Yo tengo que estar?.

Fíjense ustedes todos qué concepción más torcida de las cosas, solamente tengo que estar Yo en la Iglesia o al lado de la Iglesia, si estoy en otro lado habrá que preguntarle al Obispo o al Sacerdote si soy o no soy. Si ustedes me ven en vuestra casa, en vuestro patio y sobre todo en vuestro corazón, ¿tienen necesidad de preguntarle a alguien si soy o no soy Yo, o si soy la sombra o una alucinación o algo?, que forma torcida de pensar las cosas, creer que hay lugares legalizados donde tiene que estar el Señor, su Madre y los Santos, ¿y el resto?, no, el resto no y mucho menos si es de laicos, y por ahí cuentan gozosos que han soñado conmigo, que me han tenido en el cuarto viendo a los niños y que se yo pero no lo dicen, no lo dicen porque tienen temor, porque la Madre tiene que aparecer en la Iglesia nada más y Jesús también, lo demás es algo que tiene que ser “aprobado”, entre comillas o sin comillas, por la autoridad, para decir si eso es verdadero o no.

Decime querido, hermano Mío, amado Mío, decime, si vos sentís Mi presencia en tu corazón y si sentís el Espíritu Santo que habla en él a cada momento a lo largo de los días, ¿qué necesidad tenés de que alguien corrobore eso?, si vos lo sentiste, vos lo percibiste, vos lo amaste, vos estuviste en plenitud con esa presencia, ¿qué necesidad tenés de que alguien lo corrobore?, entonces vamos rápido de aquél que puede decir y entonces: ¿es cierto esto que me pasó?, y como a él no le pasó entonces dice: noo, ilusiones, pero ¿en qué quedamos?, ¿no debemos enseñar todos que el Espíritu Santo habla en el corazón de cada uno, a cada instante o no han leído las Epístolas de San Pablo?, ¿o la Sagrada Escritura es un libro que no se abre nunca?, entren en la Sagrada Escritura, lean los Evangelios, lean las Epístolas.

¿Hace falta decirles que vuestra conciencia es el máximo tribunal que debe aconsejarles siempre?, y no la palabra del consejero de turno, Mis queridos, me duele que estén a un paso de Mi Casa y no vengan a verme y ni siquiera vengan a ver qué ocurre. Yo digo, cómo es que van a Misa y todo y luego ni siquiera van a ver a ese señor que dice estar con la Madre, de tener en su Casa, allí instalada, en el patio a su Mamá y ni siquiera van a preguntarle: ¿necesitás algo para tu locura?, ¿necesitás algo para tus delirios místicos?, ¿necesitás algo para seguir viviendo?, estoy usando palabras que usaron altos prelados, qué doloroso, qué inconsciencia.

No, todo eso no puede quedar impune, no porque Yo castigue, la vida misma castiga, ya lo saben, pero eso no pueda quedar impune, ¿qué es un delirio místico?, además alguien que no está dentro de psiquiatría, incluso los que están en la psiquiatría, ¿pueden decir tan fácilmente, hacer un diagnóstico a la distancia sin haber hablado con la persona que tiene delirios místicos? ¿mmm?. Se han dado cuenta que muchas personas hacen el ridículo sin estimularlos demasiado, hacen el ridículo, no, no se expongan de esa manera porque las palabras dichas, dichas quedan y las cosas escritas se ven a través del tiempo.

Aquí, de este lado no hay diarios ni revistas ni noticias así escritas pero todo se sabe ¿no? y no hoy sino siempre, soberana vergüenza van a sentir el día de mañana, soberana vergüenza de haber sido tan, tan cortos de vista, tan miopes ¿mmm?. Ahora, la miopía es un mal bastante generalizado, sobre todo en los cristianos, la miopía es un mal generalizado y me da pena y me da pena.

Por eso Mis hijos, Mis queridos, aquellos que no encuentran una respuesta van hacia otros centros religiosos a buscar las respuestas que ellos buscan y no son nada del otro mundo, son simplemente alguien que les ponga el oído para ser escuchados y decirles simplemente: me duele esto, lo otro, tengo una pena tremenda en el alma y quisiera compartirla con alguien, no, pero no, no, no.

Como me duele todo esto, a un paso está Mi Casa y se van tan lejos a verme a Santuarios lejanos, vayan, está bien, de paso contribuyen para que el dueño de los vehículos tenga un ingreso, está bien, pero no les cobran tanto los remises para llegar hasta este lugar ¿no? ¿verdad?.

Ustedes dirán: la Madre habla tan así vulgarmente, fácilmente que, bueno, nos incomoda un poco, Yo soy así Mis queridos, siempre fui así, me gusta decir las cosas claramente, pero ocurre que a lo largo de la historia siempre cuando dije las cosas claramente se han encargado de cercenar todas las cosas que dije para hacerlas potables para todo el mundo porque la Madre de Dios no puede estar metida en los problemas cotidianos, en los problemas domésticos, y ¿qué es la vida si no es un problema domestico de todos los días?, por favor Mis queridos.

Ámense unos a otros, sigan lo que Mi Hijo les dice ¿eh? ¿mmm?.

Amén.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)