Imprimir
PDF

Mensaje del 05 de Enero de 2005

Yo me pregunto muchas veces y le pregunto a muchos, allá en los rincones de la pampa gringa diariamente el Señor se manifiesta, bien, y ¿qué prefiero?, seguir en el laboratorio de mis ideas y mis pensamientos o en mi laboratorio real investigando o me acerco a la pampa gringa para decir: Señor, necesito saber, enseñame, necesito aprender Señor.

Mensaje del 05 de Enero de 2005

Habla Artemio:

Hoy es 05 de Enero de 2005.

Dice Jesús:

Siempre me resulta muy grato estar aquí con ustedes.

Si miran este día, todo lo que pasó, verán realmente que Mi presencia era tan genuina en cada una de las personas que estaban aquí.

Está bien que tomes…, que es algo que Yo produzco, que a veces te pasen por tu
interior figuras hasta un poco graciosas de la realidad tan terrible, es que si Yo te dejara invadir por la realidad tan terrible te destruiría, hasta puedo decirte en que por más que no me presenten así en los Evangelios pero Yo creo que no les cabe duda que tenía Yo un tremendo sentido del humor, pero eso no condice con lo que estamos diciendo ahora, en el sentido de que la realidad cuando es tan terrible tiene que verse desde otro ángulo porque también la realidad destruye. Destruye en el sentido de que ante tanto sufrimiento, ante tanto dolor acumulado, uno llega a la conclusión de que el ser humano está denigrado, es tanto el dolor, es tanto el sin sentido, es tanta la sin razón, es tanta la incoherencia en la presentación e impotencia para poder hacer algo.

Yo le propondría a cualquiera de estos aprendices de Santos, que dicen también estar consagrados muchos de ellos, el contacto con una realidad como la de hoy les vendría muy bien, siempre que se les mirara de la forma que hay que mirar, es decir ver Mi rostro en cada uno de ellos, entonces si de repente vieran todo eso que se vio hoy por ejemplo recién tendrían realmente un bautismo, no de humanidad sino un verdadero Bautismo de el hombre como persona, que en estos casos esencialmente está, pero en la práctica no. Por eso todo está como está.

Es decir, y pensar que muchos creen que dialogan, pero el diálogo siempre debe ser dos o más ante una realidad para ratificarla o transformarla; pero son tan pocos los que pueden hablar de diálogo, son tan contados los que pueden hablar de diálogo, incluso cada uno de ustedes analícense en vuestro interior, analícense por ejemplo respecto al enfrentar cada cosa si realmente tienen diálogo, sea con hombres o con realidades de todo tipo, incluso materiales, habría que preguntarse: ¿es realmente lo que hay un diálogo o qué?, todos deben preguntarse eso, porque si bien hay un conocimiento exhaustivo, profundo de la realidad, esa realidad tiene varios tipos de atenciones, no es fácil pasar de la primera atención, ¿por qué?, porque con la primera atención revisa todo lo que se da pero en apariencia, pero los otros tipos de atención segunda o tercera o más apunta a descubrir… primero la realidad que no es aparente y después las otras realidades que son la dignidad esencial del hombre enfrentada con todo el poder de redención de Mi Sangre, porque llámese con el nombre que ustedes quieran de los presentes o cualquier Ministro de la palabra, una cosa es hablar sobre Mi redención, hablar sobre Mi Preciosísima Sangre y otra cosa es hacer posible que Mi redención o si quieren Mi Preciosísima Sangre no fracase delante o en algunos.

No quiero ser complejo al decir las cosas ni complicarlas en absoluto, solamente que cuando se ascendió mucho ya las preguntas que uno debe hacerse dentro del crecimiento diario o la conversión diaria estaría esto: cómo yo contribuyo con lo que siento, con lo que sé, con la evidencia que tengo cómo estoy contribuyendo con este ser que tengo adelante la redención de mi Dios y mi Señor no fracase y ese problema es un problema eminentemente humano; es decir, en aquellos en que Mi redención fracasa, el fracaso tiene que atribuírselo el hombre porque Mi Sangre derramada desde siempre valió de una manera y sigue valiendo pero si no puede redimir esa sangre por incompetencia del que dice ser trasmisor o el que lleva, entonces allí hay que plantearse seriamente problemas para preguntarse y responderse: ¿realmente yo entendí?, porque si hasta hoy entendí mañana es posible que tenga que entender muchas cosas más, al decir “tengo que entender” me pongo en lugar del hombre que dice llevarme.

No quiero hacer esto difícil pero ustedes me entienden muy bien, no son muchos los que superan la primera atención, contadísimos la segunda y no me hagan decir más. Entonces quiere decir que este sería como un mensaje no esperanzador sino negativo como diciendo: esto está cada vez más difícil, entonces esto hasta acobarda, noo, si justamente esto lo estoy diciendo con ustedes es porque ustedes pueden oírme. ¿Podría Yo decir estas cosas delante de estos seres amados que hoy estuvieron aquí?, si todos están luchando para sobrevivir, si muchos son muertos sin sepultura que andan por el mundo, si muchos hace años ya que perdieron todas las esperanzas y más aún, en algunos nunca hubo esperanza de nada, que es propio de la mentalidad de aquellos que sus antepasados ya nacieron oprimidos por todo tipo de injusticias, no por opresión demoníaca y entonces, es decir, llegan al mundo sin alternativas, entonces delante de ellos debe aparecer alguien como ustedes que se toman las cosas tan a pecho a pesar de que ustedes no lo tienen tan en cuenta eso de tomarse las cosas a pecho pero Yo sé quien lo hace y Yo también sé quien no lo hace.

Entonces, aquellos que miran esto como otra vez un privilegio o se pregunta ¿por qué estos diálogos así tan tremendos entre la Divinidad y el hombre?, tendrían que responderse: el Señor quisiera tener estos diálogos con todos pero no puede hacerlo, porque con algunos se puede dialogar para transformar la realidad, pero con casi una mayoría, Yo diría noventa y ocho por ciento, o más, no es posible; y aquellos que se creen más dentro de la comprensión de toda la cuestión y de todo el problema son los que están a años luz de comprender realmente las cosas.

Por eso, a medida que se asciende, primero no se tiene conciencia de que se asciende, en todo caso se toma conciencia cuando aunque sea por pequeños momentos delante de los que están necesitando, pero sino no, se vive como casi ignorándolo. Es aquello que decían años atrás y siguen diciéndolo: que el encanto de las rosas es que siendo tan hermosas no conocen lo que son”, es cierto, sí es así; en la vida espiritual el progreso en cantidad y calidad también ocurre igual que con las rosas para hacerles una comparación válida, aunque también habría que desentrañar toda una problemática sobre los sentimientos que tienen las rosas cuando se miran a sí mismas y ven que otras son más hermosas pero ese es otro tema y esa es otra historia; pero la traje así un poquito por los pelos para que se entienda más.

Me gusta la forma de hablar de hoy, bueno, si me permitís, me gusta cuando me dejás hablar de esta forma que es distinto, eso no quita que haya méritos porque me dejás hablar de esta forma y aunque Yo soy el que habla ¿verdad?, esto no es fácil de entender, pero que el se predispone para hablar sos vos; y entonces, parecería que si Yo soy el que hablo ya no hay méritos, no, la cuestión esta se resuelve de esta forma, esto se hace así posible cuando uno se transforma en nada, incluso hasta puede causarle gracia su mismo ser ante cualquier situación, entonces Yo con esa nada, como expliqué hace tantos años, puedo hacer un montón, pero si hay todo una predeterminación, si hay un montón de prejuicios, si hay un montón de esquemas rígidos ¿qué puedo hacer?.

Qué fácil es todo, ¿y por qué no se lo quiere entender?, o mejor dicho: ustedes todos los días comentan entre sí y me comentan y se admiran de todas las cosas que puede hacer el hombre cuando está en comunicación constante conmigo, y me parece bien que les resulte así y se admiren todos los días aunque todos los días sepan lo que ya saben ¿verdad?, pero… es hermoso porque de esa manera se conserva siempre esa claridad prístina, se conserva esa manera genuina de asumir humanamente todo lo que es posible del Señor, porque si ustedes se ponen a pensar ¿qué es un milagro?, es todo aquello que no puedo explicar por qué ocurre, aunque esos milagros tuvieran una causa totalmente natural, mientras el hombre no la tiene en cuenta está todavía dentro de las Leyes Divinas y en eso la Divinidad jugará siempre, a través de los tiempos que vendrán, siempre jugará la Divinidad con los hombres, en el sentido de que estará sumamente motivado porque cree que es posible que sus manos hagan y en el fondo es una inquietud para hacer que la Divinidad le pone, que es como una motivación..., Yo diría, casi Divina para seguir analizando, afianzando, construyendo y en la última etapa, de siempre redimiendo; ustedes dirán: el Señor se ha puesto esta noche un poco difícil, noo, tengo que hablar con ustedes, ¿no dicen diariamente que ya cumplimos diez años de comunicación diaria, pues bien diez años es toda una vida, a esta altura ya próximo a los diez años, es una forma de decir, esto entre paréntesis (porque la cuestión hace sesenta y siete y nueve meses que empezó ¿no? pero digamos diez).

Ahora, entonces, aquellos que miran las cosas desde afuera y parecería que algunos están como condenados a mirar las cosas siempre desde afuera, que pena que dan, están tan llenos de sí mismos, están tan vueltos y envueltos como las hojas de un repollo dentro de su yo que son infranqueables, que jamás podrán abrirse a nada, que pena, ¿será posible que tengan que pasar varias generaciones para que esas personas no estén tan encerradas como dentro de un repollo que está totalmente envuelto en sí mismo y cerrado?. Cualquiera que piensa, esta es una buena imagen, cualquiera que piensa estar dentro de un corazón de repollo, con tantas envoltorios, parecería una tarea imposible, bueno, para muchos por todos los envoltorios que tienen, por la cultura, por los esquemas, por toda una tradición, por todo un montón de prejuicios, preconceptos, preideas de todo, seguirán dentro del repollo; válgame Dios, qué horizonte estrecho tiene todos aquellos que están dentro de un repollo, uso la imagen porque es muy, muy clara.

Entonces el mundo parecería que se divide entre los que quieren estar envueltos así como el corazoncito del repollo y aquellos que a pesar de la intemperie de todos los días siguen avanzando sin ningún tipo de envoltorios, solos, a la luz del sol que hasta destruye de tan caliente o a la luz del frío que también destruye de tan frío, pero es preferible estar a la intemperie sin ningún tipo de protección, abandonado así como un bólido en el espacio en manos del Señor, es preferible, porque está en el camino que aquellos que están en el corazón del repollo.
Uso palabras e imágenes para que pueda entenderse. Ustedes dirán: y el Señor qué explicación nos da sobre la peregrinación hacia la Jerusalén Celestial cuando se está en el corazón de un repollo, no me digan, no me hagan esa pregunta, porque al responderla tengo que ser un poco cruel; pero Mis queridos, así se dan las cosas, cuando uno se cierra de tal forma a la Divinidad que no ve más, que no ve más que una pequeña cosa, entonces, entonces así también se ve la vida de la Bienaventuranza Eterna, ¿por qué?, porque Yo no le niego a nadie un poquito de Luz para que vea el camino, entonces... saquen ustedes sus propias conclusiones, nadie puede ver al Padre más que lo que deseó verlo, esta imagen ya la tienen desde muchos años.

Ahora, hay muchos por ejemplo que les parece que están trabajando para ver al Padre, cerrados en un lugar sin trato con nadie, a veces ni con sus hermanos, Yo no quito los buenos propósitos ni las buenas intenciones pero por allí déjenme decirles que tanto no se ha entendido, ¿en qué sentido?, el hombre está en un mundo lleno de otros hombres, cada uno de esos otros hombres tiene un rostro, Mí rostro, entonces Yo puedo optar en recluirme y no mirar ningún rostro, creyendo de esa forma que voy a mirar para siempre el rostro del Señor y tal vez no haga ni una cosa ni la otra, no quito las buenas intenciones, no... (se dio vuelta la cinta) ..., que diariamente hay que avanzar, el que cree que llegó ni siquiera empezó a caminar.
¿Conviene que se los repita?:
el que cree que llegó, todavía no empezó a caminar,
el que cree que tiene los problemas de Dios resueltos, todavía no entendió,
el que cree que esto es así y punto, todavía no entendió,
el que cree que tan fácilmente puede entrar dentro de las intenciones de otro, todavía no entendió,
Yo los hice a los hombres únicos, inéditos, irrepetibles, entonces válgame, ¿cómo es posible que alguien tenga la pretensión de entender a alguien?, entonces ustedes me dirán: todo se vuelve muy relativo, es que todo es relativo, en consecuencia no se llamen a engaño y en base a esto habría que replantearse la mayoría o todas las cosas. Pero el hombre cuando encuentra, le parece, alguna respuesta entonces ya dice: esto es, se queda y la guarda tan bien que a veces ni quiere mostrarla, pero no pasa nada con eso; y a veces hasta se alardea, se hacen alardes muy grandes sobre la posesión de la verdad, que triste figura la de los que creen así.
Sí puede decirse: estoy participando de la verdad pero tal vez mañana cuando cierre mis ojos a la noche para reposar me encuentre con montones de cosas nuevas y pasado mañana más aún.

Entonces, ¿cómo hay que vivir?, este momento es el que tienen entre manos, no se llamen a engaño; el mañana está en Mis manos, lo mismo que el ayer. El gran secreto de todo está en saber vivir este momento, con toda la intensidad que este momento necesita, pero dejarle el mañana al Señor, dejármelo a Mí, pero no como una expresión sino como un sentimiento real y definitivo: el mañana es del Señor, pero que sea, no que es un expresión nada más, a veces expresión, a veces expresión de un deseo, pero expresión en todo caso.

Entonces, hay que vivir con la simplicidad de este momento, esto no es nuevo, es tan viejo, no hay nada para comparar con lo viejo que es.

Yo me pregunto muchas veces y le pregunto a muchos, allá en los rincones de la pampa gringa diariamente el Señor se manifiesta, bien, y ¿qué prefiero?, seguir en el laboratorio de mis ideas y mis pensamientos o en mi laboratorio real investigando o me acerco a la pampa gringa para decir: Señor, necesito saber, enseñame, necesito aprender Señor, no para tener las cosas resueltas en un santiamén, sino porque es la forma; pero no discutir conmigo como lo hicieron cuando niño con los doctores de la Ley que discutían oyéndose a sí mismos, quien me pregunta algo pues bien, que me escuche sino no me lo pregunte; quien me ama eso lleva implícito que reconoce también mi derecho a que le ame, eso está implícito, ustedes dirán que tal vez esto es medio difícil, no, es muy simple, lo que pasa es que hay tanta caparazón, tanta cáscara, tanto envoltorio en todo, que entonces parece que la verdad está como tan lejana.

Yo dije recién: acercarse a la pampa gringa para dialogar con el Señor, claro, ustedes dirán: que iluso que es el Señor, y la verdad que sí, humanamente hablando sí, porque…, ¿quién pregunta para escuchar?, nadie; todos preguntan para responder ellos mismos. Y diariamente el Espíritu Santo llueve en formas indecibles sobre todos los hombres, pero no crean que se desperdicia, cumple su función igual y piensen: allí tal vez encuentre el Señor a través del Espíritu Santo, hacer un montón de maravillas en hombres y mujeres como los de hoy.

Está muy bien eso que hiciste vos hoy mientras rezabas el Rosario a Mi Mamá, al mismo tiempo pedías que el Espíritu Santo inundara todo, tantas veces lo pediste que así fue; vos dirás: no se puede hacer nada que el Señor lo ventila, no creo que haya problemas.

Seguiría hablándole eternamente, ustedes dirán. El Señor dice mucho pero no dice tantas cosas del futuro, ¿es que no estoy dando Yo las armas para enfrentar el futuro?, con decir solamente sean humildes, simples y genuinos, les estoy dando las armas para entenderlo todo, comprenderlo todo, porque no se olviden que son semejantes a Mí.

Les amo profundamente, tal vez ustedes esperaban palabras dulces y esperanzadoras y Yo hablé sobre todo esto, pero también son palabras dulces y esperanzadoras, pero les digo algo, si bien es cierto que Yo les anuncio a ustedes cosas para ustedes personales, alguna vez, tengan en cuenta que todos aquellos que están en lo Mío, que en lo profundo y en la superficie trabajan para Mi, tienen que considerar que el Señor se plantea y se pregunta y responde para cada uno en su vida, con sus cosas, dentro de su realidad, porque por más que uno sepa cuál es su realidad no lo sabe muy bien ni lo sabe bien, entonces quien se ocupa de Mí, Yo tengo que ocuparme especialmente de todos aquellos que se ocupan de Mí. Algunos dirán: ¿nuestra ocupación es en el grado que el Señor quiere?, ¿qué les estoy diciendo?, que vivan este momento, déjenme el mañana para Mí, es Mío. El mañana tiene la seguridad de todo Mi amor, que si les parece no es poco decir.
Cuando en el Evangelio se oye aquello de que: ”si no se hacen como niños no entrarán en el reino”, bueno, a esto me refiero, ese estado que Yo les propongo y que ustedes ya viven es justamente la vida de un niño siendo ya adulto, mientras que el niño siendo niño no tiene o no puede procesar lo que le pasa, pero los adultos sí; y si piensan bien hasta expresiones de niños tienen.

Les amo ¿eh?, Yo creo que no tienen ninguna duda al respecto, todo es tan hermoso que tal vez tantos hombres sobre la Tierra quisieran llevar vuestra camisa, tal vez tantos hombres en la Tierra quisieran tener o estar en vuestro calzado o descalzados. Les digo esto porque recién hablé de niños y siempre los niños antes de retirarse a sus aposentos piden un dulce, bueno, Mi dulce es este: me siento tan feliz con ustedes, entiéndanlo, sépanlo, pero hagan como si no entendieran y no supieran, saboréenlo a este dulce pero hagan como si no lo saborearan. Y sigan así viviendo con la simplicidad que tienen hasta las cosas más simples pero hagan como si no lo supieran.

Amén.

Habla Artemio:

Cantemos al amor de los amores, cantemos al Señor, Dios está aquí, venid adoradores adoremos a Cristo Redentor. Gloria al Cristo Jesús, Cielos y Tierra bendecid al Señor. Honor y Gloria a ti Rey de la Gloria, amor por siempre amor, Rey del amor.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)