Imprimir
PDF

Mensaje del 12 de Enero de 2003

Es decir, la mente humana es tan cortita que no alcanza a divisar los verdaderos problemas que tiene la humanidad en todos los ordenes, en todos los ordenes.

Mensaje del 12 de Enero de 2003

Habla Artemio:

Hoy es 12 de Enero, 12 de Enero de 2003, el día del bautismo de Jesús. Bueno.

Dice Jesús:

He seguido tu pensamiento a lo largo de todo el día y no solamente de este día, sino de ayer, de antes de ayer y el otro ayer y… veo que las cosas suceden pareciendo que hay, como vos decís: un guadañazo detrás de otro, y esta mañana, Yo estoy ventilando cosas que a lo mejor vos no querías, esta mañana en un momento hasta pensaste seriamente en recluirte en algún lugar para poder estar en paz conmigo, porque siempre hay alguien que se encarga de alterar la paz, alterar la normalidad, alterar, alterar y alterar.

Claro, el problema es que venís de un montón de días, donde se supone que todo era un amor muy grande en esa contemplación en, es decir con defectos o sin defectos, con normalidades o sin normalidades pero en general la tendencia colectiva de la búsqueda Mía, de Mi Papá y de la relación de Mi Papá conmigo, entonces ahora pasa que cuesta meterse otra vez en el mundo lleno de tantas cosas pero..., es decir esto es normal que suceda, ahora en el caso tuyo si tenés razón, es cierto, guadañazo tras guadañazo, que en primera y última instancia, no habría que darle tanta importancia y refugiarte en este lugar que también puede ser una forma de no oír muchas veces voces inconvenientes que se te sacan de una contemplación como quisieras tener vos normalmente, lo digo un poco para aclarar; es decir los diálogos, las palabras, los gestos, las actitudes, las situaciones ¿mmm?, es como si rompieran continuamente esa relación mística que hay entre vos y Yo. Pero no podes pedir a los demás algo que es muy especial entre vos y Yo, cuando vos viajaste, el asiento uno lo ocupabas vos y el dos una mujer que resultó ser una religiosa que iba hacer lo que hacías vos, entonces la mujer te confesó días después que mientras vos dormías o dormitabas, a ella le pareció que tenías como toda una luz que incluso la alumbraba a ella y entonces, ella todavía no sabía que vos ibas a donde ibas, al mismo lugar que ella, y dijo: este debe ser un místico.
Si y es cierto, la hermana C no se equivocó y ser místico no es nada difícil para nadie, ¿qué significa?, significa estar en un contacto continuo y diario conmigo, o diario y continuo, es decir ¿haciendo un esfuerzo para estarlo?, noo, sino sintiéndose siempre debajo de la mirada del Señor y mirándolo al Señor, que la vida mística no es otra cosa, no es nada del otro mundo y alcanzable para todos. Entonces ¿qué ocurre?, vos quisieras ese estado ideal en que como compinches vamos a hacer todo juntos, leemos juntos, trabajamos juntos y todo juntos y vos que no quisieras que nadie rompiera eso, pero ¿qué pasa?, el ser humano tiene su forma de ser, de pensar, de sentir, de actuar y vos no podes pedirle a los demás esto, entonces no te queda otra que hacer lo que dice el Evangelio: entrar en vos o encerrarte en tu pieza y ponerte en contacto conmigo y lo haces pero temblando por la situación que acabas de vivir un rato antes, entonces la vida se torna difícil, se torna prácticamente imposible de vivir así, pero tenés que acostumbrarte, tenes que acostumbrarte a pensar que los hermanos cada uno está en sus cosas, cada uno tiene sus problemas, sus preocupaciones y todo un montón de cosas que hace que proceden de una forma pero eso que no te quite esa relación especial que tenes conmigo, aunque algunos te aconsejaron que no era conveniente que estuvieras todo el día así en Mi compañía porque llega un momento en que la mente no alcanza ya a asimilar tantas cosas, pero no, no, no es acertado ese consejo, porque cuando uno se acostumbra a algo se le hace tan natural y tan corriente que el no hacerlo le ocasiona más daño que de otra forma.
Entonces aquí no es cuestión de pensar en un monasterio, de pensar en un lugar aislado, de pensar, no, no, Yo quiero que florezcas donde te planté y no pensés en otras cosas, los últimos consejos dados en el país hermano, al terminar los retiros, Yo creo que está bien claro y deberías tener una hojita siempre acá arriba en tu mesa de trabajo para leerlo cotidianamente, donde dice claramente: que nada te turbe, nada te saque de tu tema, etc, etc.

Yo comprendo que no es fácil, ya sé pero eh?... tenes que aprender a convivir con todos a pesar de, a pesar de, entonces si hay ese ofrecimiento: por vos Señor, por vos, entonces lo más duro y lo más tremendo pasan desapercibidos: por vos Señor, por vos y a otra cosa, entonces de esa forma no se va alterar nuestro diálogo, porque los que creen que vos hablas conmigo solamente en los momentos en que hacemos la grabación, no están acertados porque nosotros estamos todo el día hablando, mañana, tarde, noche y trasnoche y cuando te despertas en la noche y siempre.

Ahora vos no podes hacerte la ilusión de que todos entiendan eso, no podes hacerte esa ilusión porque te va a doler mucho ver que no, no va por ahí el mundo de la gente ¿mmm? y que el aceptar así la realidad a veces dura y cruel, es una forma también de santificación. Ahora eso no quiere decir que vos no tengas razón en lo que pedís, lo que no conviene que hagas es que te vayas lejos para huir de todas las interferencias que hay entre vos y Yo, porque vayas donde vayas va a ver otro tipo de interferencias; si vas a un convento tenes que adaptarte a las reglas que te hacen un montón de cosas que tal vez te mantienen muy ajustado todo y lo que vos no queres es que te mantengan ajustados porque, si vos estas conmigo hasta que no se termine un pensamiento o ese diálogo o lo que sea, vos no querés cortarlo.

Bueno, entonces, eh??... lo digo buenamente, como un consejo nada más, toma la hojita esa, mirala siempre para…, porque Yo comienzo diciéndote: que desde hoy cambia tu vida, digo ahí, entonces tomá con naturalidad lo que vos llamas guadañazos, tomalos con total naturalidad, como si fueran, como si fueran que te tiraran flores o… sintieras perfumes hermosos, vos estás en otra dimensión ya y no podes hacerte la idea de que todos te sigan en esa dimensión, ni por casualidad ¿mmm?, entonces no pidas más que lo que los demás pueden dar.

Válgame Dios, dije que nunca más iba a hacer ninguna observación y reproche, esto no es nada más para contestar a todas tus preguntas de estos días y sobre todo el día de hoy, donde consideraste seriamente alejarte algún lado ¿verdad?, donde nadie interfiera el diálogo conmigo pero no es posible ¿eh?, eso no es posible y tampoco necesario. Ocurre que estás muy sensibilizado por todo lo que viste, oíste, hiciste, etc y ahora tal vez... extrañas todo eso, extrañas todo ese mundo…, ahora Yo creo que hay que partir de una base, vos dijiste: pues bien si soy celoso custodio de tus mensajes me voy a dar ese lugar, entonces Yo dije: hablamos el mismo idioma, corresponde, pues bien que corresponde ahora para vos y todos los que escuchan y quieren salvar el mundo, ¿salvarlo de qué?, de todas las cosas malas, porque cuando uno habla de algo malo piensan enseguida en una guerra, pero también es malo la muerte diaria de tantos inocentes ¿verdad?.

En este país donde ahora hacen tanto ruido al lado de algún niño que se muere de hambre ¿mmm?, es el mismo país que tiene un índice de aborto que tal vez sea el más alto de América Latina, entonces... no, ni te asuste, ni te confundas, ni te alarmes, tomalo naturalmente como te digo en esos consejos, naturalmente. Pues bien, alguien dice: en tal lugar se murió un niño de hambre, si y vos pensás también en ese lugar se han muerto muchísimos más abortados sin ningún, ningún problema, además han aparecido una serie de directivas para controlar la natalidad y me parece que en países como estos y en cualquier país ¿no?, no da ningún resultado eso, hay que hacer tomar conciencia que es un hijo, hay que hacer tomar conciencia de lo que es una familia, etc, etc, más que este…, incitar, sugerir el control de una natalidad que de esa forma no tiene ningún efecto y la mayoría no le hace ni cinco de caso, además hay montones de personas, si hablamos de un sesenta por ciento que no llega al límite de noventa, en esa escala que vos conoces ¿mmm?, entonces ¿qué podemos pedir en cuanto a que tengan o no tengan hijos?, es decir, en todo las cosas no van por el camino que debieran ir, en todo, hablemos de lo económico, de lo social, de lo político, de lo educativo, de la salud, de todo, de todo, todo, en todo se nota que el mundo se maneja quien más quien menos, mucho o poco según en que lugar, se manejan con principios que nada tiene que ver con una sociedad cristiana, nada, absolutamente nada que ver. Hay esa expresión bíblica tan importante que dice: yo no quiero gente que de la boca hacia fuera diga Señor, Señor, Yo lo que quiero es ver que es lo que reboza del corazón ¿mmm?, entonces, partí siempre de una base, un mundo en el cual se está viviendo así como se vive, los místicos no tienen lugar ¿mmm?, son peregrinos errantes que andan buscando un rinconcito donde refugiarse para poder vivir lo que sienten, entonces pagá el precio de ese rinconcito para poder vivir lo que sentís y lo que dije antes, que no debe ser una consigna tuya sino la de todos, hay que salvar el mundo, ¿de qué forma?, de las formas más diversas, sobre todo ahondando en el conocimiento de Mi Misericordia, el que confía plenamente en Mi Misericordia sabe que si esta noche al acostarse, por ejemplo repasa con su mente algunos países que están en peligro ¿verdad? con el deseo ferviente y hasta ansioso de favorecerlos, Mi Misericordia acompaña a ese deseo, a esa expresión de deseos: Señor ayuda a estos hombres ¿verdad? y… claro, para aquel que no cree en Mi Misericordia son nada más que palabras, pero al que le confía plenamente en Mi Misericordia solamente con que pase por la mente del hombre un pensamiento de bien hacia el hermano que está en peligro, un hermano, un nación o lo que sea, ya es suficiente para que Mi Misericordia acompañe ese pensamiento y lleve a los distintos lugares de la Tierra las cosas que son necesarias, no descarto por supuesto el diálogo a veces con dirigentes como los va a ver, por supuesto que los va a ver ¿no es cierto?, pero en sí son más de… eco exterior que interior, lo fundamental está en que es lo que puede hacer Mi Misericordia para salvar todo el desastre ¿mmm?.

Ahora, cuando dicen: cuánta gente puede morir en una guerra, y Yo les pregunto: se asustan y alarman diariamente cuando millones de seres ¿verdad? caen en los resumideros o en las cloacas de niños que fueron tirados ¿eh?, entonces ¿dónde habría más muertos?, pero no es la cuestión de comparar muertos o la cantidad de muertos pero la cuestión es ver la desubicación de la mayoría en cuanto a que es una sociedad que no tiene, no tiene principios por los cuales a Mi me gustaría que vivieran todos ¿mmm?, es decir, Yo les pregunto: si ¿encuentran en alguna filosofía de vida, en alguna otra religión o en lo que sea, un principio tan maravilloso como aquel: "ámense unos a otros como Yo los he amado"?.

Revisen toda la historia y si ustedes encuentran un ejemplo igual, me lo comentan y me lo dicen: que el Padre creador, de todo envía a su propio Hijo a la muerte para pagar todas las deudas y salvar al mundo y ese Hijo que soy Yo, trae acá y al mundo la Misericordia, que es el amor obrando, entonces ¿mmm? lo tienen todo ustedes, tienen todo en vuestras manos, es cuestión de usarlo y ya sé que no pueden partir ustedes a lejanas tierras ni nada por el estilo, pero en lo más sereno de vuestra noche puede entrar en consideración un pequeño rincón del África, o de la Indochina, o de la India, o de lo que sea, del lugar que sea y con una expresión de deseos enormes de decir: Señor que se aplique tu Misericordia a todos estos seres que están necesitando enormemente de tu presencia Señor ¿eh?, entonces, sin moverte del asiento en donde estas, o de la cama donde ya te has ido a acostar ¿mmm? estas redimiendo a la humanidad y postergando al menos hasta que otros también se convenzan y hagan lo mismo para que no ocurran las guerras.

Ahora, cuando hablan de guerras por favor aclárenme a que guerra se refieren porque la matanza de inocentes es mucho más grande que hacer una guerra y más sutil, más sofisticada, más elegante, Yo creo que es más directo y legítimo ponerse delante de un hombre y apuntarle porque le doy la oportunidad a el de defenderse ¿verdad? que tirar a un niño aún no nacido, son cosas muy distintas, porque en un caso le estoy dando a la persona la oportunidad de defenderse o entrar en una relación dialógica, mientras que en el otro caso es en absoluto, para nada ¿mmm?.

Ahora, no voy a tratar el tema de la superpoblación y de todo eso porque ya lo traté muchas veces y si hablamos tanto de los avances científicos, pues bien que el hombre, si el hombre está motivado por el amor va a encontrar caminos y soluciones para alimentar a montones de seres, en todo caso de lo que llamarían superpoblación, o qué creen ¿dentro de cien años, doscientos o quinientos no va a ver superpoblación?.

Bueno entonces el hombre tendrá que tener la inteligencia suficiente y sobre todo la humildad suficiente de pedirle al Señor las luces para crear montones de cosas nuevas; muy mal está en aquel científico que cree que exprimiendo sus neuronas va a conseguir la solución para tales problemas, la solución para los problemas los va a conseguir haciendo un acto de humildad, pidiendo que sobre el se derrame todo el Espíritu Santo, el Gran Comunicador de bellezas y de creatividades, entonces aparecerán las cosas más insólitas e increíbles para llenar los estómagos de las personas ó los remedios más hermosos para poder combatir las enfermedades terribles, enfermedades terribles en este momento, pero acuérdense que Mi Madre no hace mucho les dijo: que dentro de unos años la tuberculosis será tan terrible o peor que el sida, porque los antibióticos ya no servirán por haber echo un abuso de ellos, entonces al usar lo más aglutinante de elementos, lo más aglutinante de elementos para combatir una enfermedad ¿mmm?, entonces se están desubicando y cuando tengan que usar eso ya no les va a servir.

Tengan en cuenta, que dentro de no mucho, sino todo en medidas, una tuberculosis será terriblemente más mortífera que el sida porque la forma de contagiarse que tiene el sida son bastante sofisticadas, mientras que la tuberculosis se contagia de una forma tan rápida y directa y que de la noche a la mañana un ser enfermo en una pieza donde duermen muchos a la mañana siguiente amanecen todos infectados, entonces cuando me hablan de guerra, cualquiera que hable, sea en los medios masivos de comunicación o lo que sea, que les aclaren a ¿qué guerra se refieren?, porque hay cincuenta mil formas de guerras diferentes, el mundo está aturdido y terrible con las guerras que preparan y Yo también, y con las guerras que preparan los hombres pero ¿y las otras guerras Mis queridos?, quién se preocupa de ellos, quién se preocupa para tomar conciencia de ellos, quién se preocupa de todo eso.

Es decir, la mente humana es tan cortita que no alcanza a divisar los verdaderos problemas que tiene la humanidad en todos los ordenes, en todos los ordenes.

Piensen todo el tiempo que demora una planta, un árbol, de pequeña semillita hasta ser un árbol grande y enorme para dar mucho madera y sus hojas mucho oxigeno, cuánto tiempo lleva, entonces ¿no es también una guerra el talar un bosque o cortar un montón de árboles en un lugar determinado sabiendo que eso le esta quitando salud a la humanidad?, entonces cuando hablan de guerra aclaren a qué guerra se refieren, porque Yo veo tantas diariamente de todo tipo, naturaleza y condición.

Y esto, todos los mensajes que Yo estoy diciendo, que espero continuar por mucho tiempo, va a llegar el momento en que los hombres van a tener que escucharlos y además te van a pedir a vos: por favor hablanos de lo que dice Jesús, de su Madre y de los Santos respecto a como organizar todo, porque no vayan a pensar que vos tenes una mente súper genial y poderosa, si que piensen que vos tenés una línea directa con el Espíritu Santo, para que te diga que hacer en cada caso ¿mmm?, por eso si algún día te mando delante de alguien grande sobre la Tierra, que tiene mucho poder, no llevaras ni un solo apunte en tus manos, el Espíritu Santo te dirá exactamente todo lo que hay que decir, no hace falta que tengas informantes para que te digan los aspectos históricos y culturales o lo que sea de cada lugar donde vas a ir, como ya lo hiciste, porque el Espíritu Santo te lo va a decir, solamente los políticos corruptos se dan el lujo de tener muchos asesores, asesores que tienen su opinión personal sobre las cosas, que la mayoría de las veces es errónea y equivocada.

Noo, el mejor asesor que tendrás en tu vida, hoy y siempre, es el Espíritu Santo, que es también Dios, pero cuidado, este asesor por excelencia, el Gran Comunicador, es el amor, entonces todo lo que pueda el Espíritu Santo comunicar, es para edificar, es para felicidad, es para todo lo bueno, llegará el momento y no falta mucho, en que te preguntarán, como ya lo han echo: decinos ¿qué quiere el Señor?, vos que tenes línea directa con El, decinos ¿qué quiere el Señor?. Cuidado, todos podrían tener línea directa con el Señor, si quieren, si quieren, ese es el problema, si quieren.

Bueno, no quiero aturdirlos más en este día, solamente dejarles la esperanza así concreta, total, definitiva, de que cada uno de ustedes puede ser un generador de amor, de comprensión y sobre todo alguien que haga descender la Misericordia, Mi Misericordia, que es el amor obrando sobre cualquier lugar de la Tierra y sobre cualquier problema que la Tierra pueda tener.

Aquellos que creen que todo se puede desmoronar tan fácil, están bastante equivocado ¿eh?, porque la Trinidad cuida las obras de sus manos y por más que los hombres estén aturdidos y muchas veces dejen mucho que desear en sus conductas, Yo nunca me olvido que son criaturas Mías ¿mmm?, Yo nunca me olvido de eso por muy, muy crueles, pervertidos y desastrosos que sean esos actos pero son Mis criaturas, por las que Yo he muerto en la cruz y ya desde antes que ellos nacieran había pagado sus culpas con Mi sangre preciosísima, no se olviden de todo esto.

Les estoy dando principios, les estoy dando primicias básicas para elaborar todo un mundo nuevo, todo un mundo nuevo, es decir, las ideas no se agotaron, porque la Providencia siempre tiene de todo ¿mmm?, ¿y a alguno se le ocurre que puede agotarse las ideas de la Providencia o la acción de la Providencia?, que equivocado está, el no tener noción de cómo el Padre y la Trinidad, hablando así totalmente, puso en cada cosa la perfección que correspondía. Ahora ¿cuál es el problema?, como el hombre pone piedras y hace que se demore ¿verdad?, la llegada de El, del amor a los hombres, del Gran Comunicador, para solucionar todo, parecería que el gran trabajo de la Trinidad es luchar contra aquellos que ponen trabas continuas, diarias, cotidianas para hacer que no impere el bien en todos lados, pero si por otro lado piden la paz y estar en paz y tranquilos y felices, ¿por qué por el otro ponen tantos inconvenientes, tantos elementos en el camino del Señor para evitar que el Señor pueda llegar a lo que corresponde que llegue? ¿Ustedes creen que Mi Padre, ese mundo que creó con tanto orden, no lo sueña siempre con ese orden, hasta el final de los tiempos en que logrará todo ese orden?.

Que Dios los ayude, cuánto los amo, cuánto espero de ustedes. Sepan que aunque ustedes ni lo crean, ni lo piensen, ni nada por el estilo pero a donde vayan llevan Luz, nadie está en contacto con todos estos seres que me rodean y en contacto conmigo y se va siendo opaco, no, se van siendo un brillante preciosísimo que ilumina todos los lugares por donde pasa, les guste o no les guste, pero directa o indirectamente, Yo estoy sobre ustedes aunque a ustedes les parezca que no, porque es una consigna del amor ¿eh?, dar, dar a pesar de todo ¿mmm?.

Los amo ¿eh? no se olviden nunca de eso, estando conmigo no hay ningún tipo de peligros.

Amén.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)