Imprimir
PDF

Mensaje del 08 de Enero de 2003

Si sos el Celoso Custodio de Mis Mensajes, ¿qué es el mensaje?, es lo que esperaron ante miles de años, que Yo traería la Buena Nueva y si vos sos el Celoso Custodio de esa Buena Nueva, en consecuencia cuando Yo te llevo, o te traigo, o te pongo o te saco, estoy haciendo eso.

Mensaje del 08 de Enero de 2003

Habla Artemio:

08 de Enero de 2003.

Dice Jesús:

Todas las cosas que están contando son importantes, pero son las que viste vos, todas las demás tengo que contarlas Yo, pero por episodios, todo de una vez no.

Es decir, en todo esto hay una realidad que nadie la entiende ni vos tampoco, vamos hacer una comparación, si Yo tomo aceite, aceite común, con ella puedo fritar, puedo condimentar, puedo hacer todo lo que se necesita hacer con el aceite y simplemente aceite; en este caso si nos ponemos a pensar en lo que representa el aceite, que es el mismo pero que el Señor lo usa para otra cosa como el que se usa para la unción de los enfermos, entonces la materia prima es exactamente la misma, la significación es diametralmente opuesta, distinta. El aceite, repito siempre, es aceite, pero lo que se puede hacer con el aceite que se usa en la unción a los enfermos es simplemente maravilloso, entonces todo lo que vos puedas contar del viaje, sería el aceite ese que se usa para fritar, condimentar, etc y todo lo que pasó, llevándote y trayéndote, sería lo del aceite que se usa para darles a los enfermos, para hacer la unción de los enfermos.

Hago esta comparación para que se entienda, es decir, este es el comienzo de un viaje fuera del país, otros fueron dentro, Yo lo que hago es llevarte y si los demás reconocen algo o no reconocen, es un problema totalmente ajeno a la cuestión esencial. Si sos el Celoso Custodio de Mis Mensajes, ¿qué es el mensaje?, es lo que esperaron ante miles de años, que Yo traería la Buena Nueva y si vos sos el Celoso Custodio de esa Buena Nueva, en consecuencia cuando Yo te llevo, o te traigo, o te pongo o te saco, estoy haciendo eso.

En apariencia parecería que estoy exagerando, pero si se llega a entender cada día un poquito más sobre lo que es la Misericordia, entonces si uno puede entender algo más sobre esto. Aquí el problema no está en la cantidad de cosas que pudiste haber visto o hecho, está como utilicé Yo tu presencia en todos esos lugares, ¿acaso una mujer en una profecía no lo dijo? pero también te diste cuenta que nadie reparó en eso.
No te pongas a pensar porque no vas a entender y nadie piense porque no va a entender, es decir... valga un ejemplo, Yo te mantuve desde la siete de la tarde hasta las diez y media del día siguiente en el Aeropuerto, donde pasaron miles de personas, que fueron a los cuatro puntos cardinales y aviones que partieron hacia los cuatro puntos cardinales, entonces ¿qué puede hacer el celoso custodio de Mi mensajes a través de Mi Misericordia?, llevar Mi palabra a los cuatro puntos cardinales y toda esa gente que circulaba, iba y venía, no solamente para ellos sino para toda su ascendencia y descendencia, recibían todas las bendiciones que Yo quise darle.

No, ya sé que no se entiende, tampoco lo pretendo, pero ¿para qué miraste la hora? Pero, entendelo así, entendelo en base a esas cosas que te dicté, entendelo en base a lo de Mi querido hijo Gabriel, entendelo a la luz de esa mujer que hace diez años que estaba peleada con Mi Madre, entendelo a todos los que se caían, entendelo a través de que a vos nadie te hizo caer; es decir, cuando vos ibas llegando a ese lugar, todos los espíritus de las tinieblas hicieron su equipaje para irse.

Una cosa es lo que vos puedas pensar, otra cosa es los beneficios que fuiste a darle a miles y miles y miles y miles de seres humanos, ya sé que no lo entendes, no importa. Había religiosas de montones de congregaciones y de distintos lugares del mundo, a todas llegó la Buena Nueva, esa Buena Nueva que traje para el tercer milenio. Son cosas que hace Mi Misericordia, entonces mira las cosas de una forma o de la otra, miralas con una santa indiferencia, el que hace en todo caso soy Yo, si alguien puede poner en dudas algo que piense: quién ordenó las galaxias, puso los planetas en sus orbitas, quién organizó un mundo de una manera, tanto sea en lo macro como en lo micro, entonces puede darse ese lujo de hacer lo que quiera, pero cuidado, me estoy refiriendo a lo que puede hacer el amor, no lo que quiera en otros aspectos y si la categoría más grande es el amor, tanto que es tercera persona de la Santísima Trinidad y Dios mismo, entonces puede que uno comprenda un poco más.

Voy a continuar con esto por supuesto. Muchos se extrañan que cuando se dice que Teresita de Lissieux, fue una gran misionera, sin haber abandonado su cama de enferma en el Convento de Lissieux y claro, con la Misericordia es posible entender algo o mucho o todo sobre el hecho que ella fuera una gran misionera sin haberse movido de su lugar.

Después vendré nuevamente, ahora le doy la palabra a Mi querido Gabriel.

Dice el Padre Gabriel:

La paz sea con todos ustedes.

Hizo bien Artemio de presentarme antes para que ahora no resultara una persona extraña. Algunas cosas que dije ayer es posible que las repita, pero les digo que tengo una gran complacencia con estar aquí, en ponerme al lado de Artemio y de todos para ayudarles en todas las cosas, como dije ayer, tengo tantas cosas en común con el.

Desde todo esto que pasó y además viendo tu interés tan especial ayer en empezar averiguar de mi, hace que cada día estemos más a la recíproca, en el sentido de que con el permiso del Señor facilitaré tantos las cosas, estaré en cada una de las cosas que vos estás haciendo. No me preguntes por qué, no entenderías, pero el Señor sabe como pensé siempre yo cuando estaba en mi humilde Parroquia y siempre, entonces no te parece oportuno, necesario y hasta yo diría indispensable que esté a tu lado en todo, en todo. Te gustó mucho esa expresión de esa señora a la que amo mucho, de que yo fui un ángel que el Señor prestó a los hombres por un tiempo, no voy a contestar ni que si ni que no, por otra parte no creo que haga falta.

Ahora bien, quiero que te muevas con la seguridad de aquellos que además de su Ángel custodio y otros Ángeles, el Señor le ponga alguien especial para que esté siempre junto, siempre en todo, en cada momento, para cada cosa, en cada situación y porque hay una afinidad en todo, entonces eso quiso el Señor. Si esto lo pensabas tres meses atrás y lo hubieras dicho era para… bueno pensar cualquier cosa, incluso burdamente hasta en una camisa de fuerza, pero nadie es extraño en todas las cosas que van a ir pasando ¿ó creen por ventura, que el Señor dijo por que sí que a tu paso el yermo echará flor y el guijarro esplendores?, en todo caso vos sos igual que yo, nadie, pero somos con el Señor todo, así que aquí no es cuestión de ponerse a analizar nada, es cuestión de que el Señor obre, yo tengo la ventaja Mi querido de que estoy ya de este lado, entonces sé todo lo que quiere el Señor y también sé como ponerlo a tu disposición, ¿en qué aspectos?, en todos; más vale que los demás traten de entenderte un poco, porque a veces las cosas pueden parecer racionales pero otras pueden parecer tan descabelladas, que incluso pueden asustar.

Desde el primer día, pero no me refiero ahora, me refiero en los comienzos de los tiempos, esto estaba previsto, queda para vos pensar: ¿por qué una carga tan pesada?, si en el fondo vos querías ser nada más que una simple persona, que dejaba pasar los años, enseñando, escribiendo poemas y gozando de las cosas simples y comunes pero de repente te das cuenta que no es así, aquí no es cuestión de analizar sino de dejarse llevar con esa, lo voy a decir entre comillas, “tablas de la ley”, el Señor te dictó y que hoy leíste. Nunca te hagas la ilusión que te entenderán, un poco si, pero no tanto, porque para entender algo o a alguien hay que haberlo visto a lo largo de toda su vida. Por eso G. cuando habla sobre vos, no se entiende si esta hablando vos o está hablando el, claro son más de treinta y seis años que te conoce, pero aquí hay otra cosa fundamental que no es solamente conocimiento, sino lo que el tiene es devoción. Tal vez no entienda muchas cosas, como tampoco la entendes vos, pero también el Señor le va diciendo, así como le dice a O. sobre planos y otras cosas, así como A. aparenta ser hasta un poco duro con vos, pero aparenta nada más.

Todo esta muy bien, lo seguimos después.

Amén.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)