Imprimir
PDF

Mensaje del 04 de Enero de 2002

¡ Qué pena que como niños en la noche estén apenados y tristes mientras Yo soy la Madre que puede remediar todo! Yo no digo que no me quieran , Yo sé que me aman los seres humanos, pero mi amor no les resulta eficaz porque no tienen una confianza plena en mí.

Mensaje del 04 de Enero de 2002

Dice Nuestra Madre:

Yo voy a decir unas cosas y después pueden hacerme preguntas... y pensar que tantos que sufren aquí en este país y en muchos países del mundo y sufren en silencio y gritando... . Cuando un niño está asustado, lo que hace es gritar, pedir auxilio, ¿qué niño no quiere estar en los brazos de su mamá?.

Pues bien hombres de todas las latitudes y de todo el orbe, mi regazo alcanza para todo, mi manto tiene una dimensión tan grande que puede cubrirlos, la llama que sale de mi Inmaculado Corazón puede envolver a todo el planeta y mucho más también.

¡Qué pena que como niños en la noche estén apenados y tristes mientras Yo soy la Madre que puede remediar todo! Yo no digo que no me quieran , Yo sé que me aman los seres humanos, pero mi amor no les resulta eficaz porque no tienen una confianza plena en mí. ¿Cuántos Aves Marías rezan la gente por día? Pero...¿Cuántos ni se acuerdan de mí? Están diciendo algo sin pensar.

Te sentí a vos reflexionar antes sobre cosas mías, lo más importante que hay en mí es mi Inmaculada Concepción, más aun el "SÍ" que le digo al Señor y me someto a El por completo en horas tan tremendas porque yo apenas era una niña muy chiquita en proporción a todo lo grande que se avecinaba. Hay que pensar más en lo que es la Inmaculada Concepción, hay que pensar más mi renunciamiento de José, porque José era un hombre con todas las de la ley, no? Sin embargo él asume el puesto que le corresponde como padre de Jesús; no es renunciamiento lo que él hace, es dar algo. Ustedes ven que normalmente el hombre no da ciertas cosas porque las considera esenciales en su vida, José lo hace y si no pueden entender demasiado de la Inmaculada Concepción al menos hagan un esfuerzo.

Mis queridos: a ese Dios tan grande que había hecho el mundo todo, había ordenado los astros, el universo, había llenado de galaxias, un Ser tan Poderoso, Omnipotente como El, ¿Le era difícil lograr la Inmaculada Concepción? ¿Por qué entonces tantas discusiones sobre eso? Las verdades religiosas no se razonan, se creen. La Inmaculada Concepción no deben razonarla, hay que creerla.

Un ser humano no puede, si está todos los días haciendo, es decir, teniendo relaciones en su vida marital, se le escapa de su mente la posibilidad de que José no haya tenido relaciones conmigo, ocurre mis queridos que en la vida hay muchísimos planos de entendimiento con el corazón, eh? Hay muchos planos, muchas veces se creen entender tantas cosas... pero no se las entiende. Dice por ahí un proverbio que "cada uno habla de la feria según le va en ella". El hombre y la mujer acostumbrados a tener relaciones íntimas, les cuesta entrar en una dimensión casta que era la forma en que me trataba José a mí y yo lo trataba a él. Era represión lo de él o lo mío? No, era la Gracia del Señor que sobreabundaba, y repito: quien hizo todo el universo y ordenó todo, también quiso ordenar eso y además yo les digo que a quien le parece imposible una relación así, yo le puedo asegurar que veo innumerables matrimonios que han renunciado a las relaciones íntimas por algo bien superior, es decir, cuando alguien hace algo para una dimensión mayor en la que está viviendo, entonces no le resulta difícil y además encuadra dentro de una postura mística.¿Eso es para todos? No, en esto hay montones de factores que influyen , en la educación, en la herencia, en tantas cosas... . Pero no digan nunca esto no porque yo no puedo, no piensen que hay otras dimensiones de espiritualidad, que cada uno siga su vocación, pero entiendan que hay otras dimensiones de espiritualidad donde el ser humano disfruta de una vida especial.

Pasar la mano por el cuerpo de un ser querido puede hacerse de mil formas diferentes, por supuesto que influyen factores culturales, étnicos, sociales, religiosos, psicológicos.

Yo no quiero invitarlos a que vivan de una forma o de la otra, cada uno debe elegir la forma que quiere para vivir, pero toleren y hagan un esfuerzo por entender otras dimensiones de amor humano y divino, incluso dentro de la misma santidad hay mil formas diferentes de manifestarse y en todos los casos esa santidad va a estar acorde a las características personales de cada ser humano. Si no hay dos seres humanos iguales, entonces por qué pensar que hay patrones comunes que todos deben obedecer. No!...Esto que sirva también para los sacerdotes, para los sacerdotes y religiosas porque hay una tendencia a ver las cosas de forma demasiado humana, y transfieren a los demás experiencias personales, muy personales, caramba! Si no hay dos seres humanos iguales, cómo yo puedo decir que el otro siente tal cosa en este momento.

Tenemos que reflexionar más todas estas cosas sobre mi vida, la de José, las relaciones con Jesús. Jesús en su vida de niño, de joven, de adolescente y de adulto. Ustedes dirán prometió varias veces, pero todavía no lo hizo, pero yo quiero crear expectativas también. Por qué tengo que decir todas las cosas en un solo día?. Mis queridos la invitación de hoy es tratar de entrar en esa dimensión que yo estaba llena de Gracia, tratar de entrar en la dimensión cómo era la vida de José y la mía. Porque ustedes creen acaso que dormíamos en camas separadas?.

No... Ustedes creen acaso que yo no recibí muchas caricias de José así como yo se las di a él? Si creían en todas esas cosas, creían mal.

Nadie llega a entender el valor enorme de una caricia cuando esa caricia no tiene ninguna otra finalidad que darle al otro todo el amor que tengo adentro.

Entonces si con todos estos mensajes estamos formando un cuerpo de doctrina, tenemos que hablar de todas estas cosas. Ya deben terminar los tiempos aquellos de algunas sectas que la tienen con que tuve varios hijos, con que se llaman hermanos y todas estas cosas que son tan, tan tristemente elementales, que revelan una mediocridad muy grande.

Primero pensar en el Padre, pensar que el Padre quiere que su Hijo, (porque Dios razonado o pensado con el corazón es perfecto), quería que su Hijo naciera y tomara forma humana, se hiciera carne...perfecto..., pero no por eso dejar de tener todas las características de un hombre, como yo tuve todas las características de una mujer, o José mi esposo.

Entonces no se debe juzgar ni pensar solamente lo que está a mi alcance. Hay que tratar de trascender ese alcance, y si no puedo trascenderlo, pedir luces para poder trascenderlo y entender cosas hermosas. Piensen un poquito: "Dios te salve María, llena eres de Gracia... "Qué significa? Que yo estaba llena de Gracia, es decir, el Padre siendo perfecto porque es Dios, quería también un ser perfecto para Gracia de su Hijo, hasta en las nociones más elementales de las ciencias razonadas pueden entenderse muchas cosas cuando se miran sin prejuicios y luego "El Señor es contigo", esa expresión es tan profunda... "El Señor es contigo".

Elementalmente el Padre se define a los patriarcas del Antiguo Testamento como el que Es. Entonces llévenlo a lo que decíamos "El Señor es contigo" por eso después es lógico pensar que Yo tenía que ser corredentora con mi Hijo.

Si en este momento tu pensamiento, mi querido de cualquier latitud, donde te encuentres, estás como casi rechazando lo que Yo digo, pensá que te estás equivocando... Bendita Tu Eres entre todas las mujeres... Única es la Madre del Señor y Bendito es el fruto de tu vientre... Yo llevé nueve meses a Jesús en mi vientre y El se alimentó de mi sangre, la sangre que El derrama para la redención de cada uno de los hombres, también hay sangre mía. ¿Logran entender esto?.Mi Hijo siempre será el Hijo de Dios y Dios mismo y yo seré la Madre, es decir alguien que dice que sí para que en su vientre se geste al Hijo de Dios. No crean que tengo ninguna pretensión de que me eleven más alto de lo que me corresponde porque mi naturaleza era solamente humana, mientras la de mi Hijo también divina. Es decir en la conversión que debe haber en todo cristiano y a medida que pasa el tiempo es adentrarse cada vez más en todas estas cosas .

¿Por qué digo esto? Lo digo porque en la bienaventuranza eterna al Padre , al Hijo, al Espíritu Santo, a Mí, a los ángeles, a los santos me verán según como cada uno se haya ido convirtiendo.

Si alguien pensó en mi Inmaculada Concepción como algo grandioso, después gozará de esa Inmaculada Concepción en la otra vida.

Se termina la grabación...................

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)