Imprimir
PDF

Mensaje del 04 de Noviembre de 2001

No han tomado conciencia nadie y tal vez ni siquiera vos de lo que es ser un Celoso custodio de un mensaje, no es reproche, es por exceso de humildad.

Mensaje del 04 de Noviembre de 2001

Dice Jesús:

Para quien me cree, Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida quien me sigue no anda en las sombras, no anda en tinieblas, está en la luz.

Hace tiempo que vengo demorando ciertas definiciones, que hoy lo voy a hacer pero sin agotarlas. Aquí y en muchos lugares no solo de este país sino del mundo, hablan de Artemio y cada uno da su opinión, dice lo que le parece y a mi no me disgusta porque todos tienen derecho a opinar, pero los que hablan, creo que nunca se han preguntado ¿qué es lo que dice Jesús de Artemio?. Cuando mi Madre lo llama Celoso custodio de mi Mensaje a él todavía no se lo habíamos anunciado, lo hacemos a través de otra persona y creo que nadie se ha puesto a pensar que significa eso, que después lo hemos repetido tantas veces mi Madre y Yo . "Celoso custodio" no quiere decir que use la palabra celos en el sentido general sino una preocupación grande, super grande de todo lo que estoy comunicando. ¿Entonces esto le da a él autoridad para hablar en nombre de la verdad ? Aunque a muchos les caiga mal y no lo puedan digerir, pero es así. ¿Sino fuera así, Celoso custodio de qué sería? de cuatro o cinco recomendaciones de rezar por este o por el otro u otra cosita para llamar a la vida de Oración ahora el problema no es de él en sí, el problema en todo caso es mío que yo lo tomo a él y lo hago Celoso custodio de mis mensajes.

Entonces mal que les pese e incluso a vos también, lo que vos decís hay que creerte cuando hablás en las locuciones íntimas que hago Yo, mi Madre y los Santos, pero el diálogo con vos no se interrumpe en las 24 horas ni Conmigo ni con mi Madre y los Santos, entonces vos estás metido en un mundo en el cual no tenés otro tema que hablar de Mí, de mi Madre y en consecuencia eso significa que más allá de lo que vos podés representar, estoy Yo, que a través del Espíritu Santo que habla, habla y habla y aconseja y sugiere.

No han tomado conciencia nadie y tal vez ni siquiera vos de lo que es ser un Celoso custodio de un mensaje, no es reproche, es por exceso de humildad. Las cosas que vos decís se las interpreta a gusto y paladar de cada uno. No se te permite nada que no sea una rectitud total, completa y definitiva olvidándose de que sos un hombre como fui yo con todas las características que tiene un hombre pero eso nadie lo entiende y se te exige desmedidamente, se te absorbe hasta dejarte exhausto para utilizar, tal vez, lo que vos digas para su propio beneficio o interpretarlo como quieren. Ya hace muchos años que te dije y que responde a la pregunta, ¿por qué Artemio? Por una razón muy simple, lo dije y lo repito, vos te hiciste nada entonces yo pude poner todo… en aquellos seres que dicen ¿porque Jesús no se comunica conmigo? pues bien yo les digo háganse nada y me voy a comunicar con ellos también pero la cuestión del nada no se hizo de un día para otro, es toda una vida de hacerse nada es decir cumpliste tus roles fundamentales muy bien pero nunca pusiste tu imagen sobre lo que decías sino que hablabas para mí y siempre querías quedar bien conmigo, con mi doctrina. Quien sigue tus escritos a través de los años se dan cuenta de quien habla en esos escritos no sos vos sino que soy Yo; por allí hay un libro donde usas palabras fuertes que vos tratás de esconder. No, era una forma mía de decirle a los demás, deben desestructurarse… y usando algunas palabras como vos usaste en algunos escritos, era un golpe tremendo a las estructuras… por eso siempre esa lucha cotidiana, nunca te dejaron vivir en paz, siempre asuzándote, siempre diciendo de vos lo que les antojó, inventando de vos las cosas mas indecibles y nadie se le ocurrió pensar que detrás de esas palabras, gestos, acciones, estaba Yo preparando esto que está pasando ahora, ni siquiera tus compañeros íntimos te entendieron en todo caso te toleraron y aguantaron y como vos tenés una forma de ser amable, servicial con todos, entonces no te has roto la cabeza y en todos los lugares donde se oía tu voz y se oye, todo el mundo quedaba incómodo, todos… hablemos de los Congresos, de las grandes reuniones, Jornadas hasta las reuniones con los compañeros de trabajo, siempre fuiste la piedra del escándalo pero como lo que decías era con palabras amables, te dejaban sobrevivir pero que molesto fuiste para todos, hasta en los retiros espirituales. Con vos no se puede tener una actitud intermedia de indiferencia o se te ama o se te odia. Yo fui testigo de todas las cosas que tuviste que pasar y se lo digo al mundo en este momento, este hombre que elegí Celoso custodio de Mi Mensaje vivió sangrando toda su vida desde antes de nacer.

Cuando yo elijo a alguien hasta sus defectos los legalizo, porque dejan de ser defectos para pasar a ser manifestaciones, que como vos dijiste: la indignación es una virtud. Y eso pasó durante toda tu vida: la indignación constante contra todo lo que fuera injusto, lo que no obedecía a lo que yo te inspiraba. Aparecías ante todos como el más fuerte, el que tenía las posibilidades de todo y por dentro eras siempre un tembladeral pero ese tembladeral lo manejaba Yo, despertaste todos los celos y las envidias posibles y cuando molestabas te suprimían y con muy malas artes.

Hace milenios que estás en los planes del Señor. Yo no provoqué todos los sufrimientos y toda la sangre que derramaste todos estos años, pero si lo aproveché y lo aprovecho. Podés hablar de todo porque todo lo experimentastes, incluso aquellas que hasta podrían escandalizar a alguien porque no esperaste que fueran hasta vos, vos fuiste donde estaban aquellos por los cuales Yo había venido a la tierra. Todos aquellos que te entendieron y sobre todo que tenían pocos años se enriquecieron para siempre, con una riqueza que no se las borra nadie.

Parecería que en mi forma de hablar hay como una actitud desafiante. No, en absoluto. Solamente quiero señalar que haga lo que haga siempre tengo mis razones para hacerlo. ¿Quiere decir todo esto que vos tenés el monopolio de la verdad ? No, pero hay que escucharte porque ¿el que habla en vos soy yo? Sí . Y esto fue a lo largo de toda la vida ¿Quién husmeó hasta en los lugares más recónditos de lo que parece podrido en los seres humanos? Vos. ¿Y quién dijo las palabras más sublimes? Vos. Es claro que con todas esas características tu vida fue tan incómoda, pero tan incómoda que como aquí se dijo tantas veces, fue "mantener los ojos de lágrimas mojados" son tan pocos los que te entienden, y lo que entienden es a medias. No porque vos seas complejo, porque el que habla a través tuyo soy Yo, es el Espíritu Santo que está comunicando las cosas. ¿O el Hijo de Dios no tiene derecho de elegir a un gusanito? y decir a través de él lo que le parece bien, clamo lo que me parece bien, las cosas más sublimes y tremendas como son los temas de mi Misericordia que es lo esencial de todos los mensajes aquí. Repito elegí a un gusanito, pobre, simple y mísero pero que te dije como un regalo el día de tu cumpleaños: "si hubiese tres como vos, el reino del mal estaría perdido".

Tengo una pequeña queja, que no es reproche, ¡cuánto te cuesta asumir lo de " Celoso Custodio de mi Mensaje"! seguís viéndote el mísero gusanito que se arrastra; pero cuando la luz viene del Señor y pasa a través de… hasta los gusanitos se vuelven casi omnipotentes: "solo nada, con Dios todo"

Te hablo de esta forma sin ningún temor a que te crezcan las alas o te sientas con agallas por vos mismo, estoy seguro de ello que hablo de esta manera. Me pedís siempre que te dé alegría… pero yo no te la puedo dar porque vos no me la recibís y además como vos decís que en la vida nos va de una manera y cuando siempre se vivió azotado no es fácil recuperar la alegría por más que el Hijo de Dios se empeñe en que estés alegre.

Vuelvo al comienzo en lugar de preguntarse que es Artemio, porque no preocuparse por lo que dice Artemio porque entonces se van a encontrar con mí Mensaje.

No desoigas las palabras de todas la organizaciones, pero guíate por las palabras que mi Madre y Yo te decimos.

A muchos les cuesta digerir todo esto pero la Trinidad escondió lo grande a los sabios y se las reveló a los humildes, pequeños y míseros como vos.

Les guste o no el Espíritu Santo sopla donde quiere, como quiere y cuando quiere.

Amén.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)