Imprimir
PDF

Mensaje del 02 de Enero de 2000

Estamos en una etapa que Yo llamo vida mística, donde el Señor en ese estado no abandona nunca a las personas, además quiero corroborar todas las palabras que dijiste hoy a quien está a tu lado y todas las demás durante el día porque es así, nada más ni nada menos.
Mensaje del 02 de Enero de 2000

Habla Artemio:

Señor no es tan habitual que vengas así un domingo, aunque venís muchas veces, bueno pero para qué hablar todo eso, estás acá y listo.

Dice Jesús:

Estoy aquí en forma visible pero estoy siempre aquí, uno no se va nunca donde se lo tiene siempre presente, entonces háganse la idea que esta Casa está poblada totalmente, vos decís cuando algo, en algún lugar hay muchas cosas decís: esto está lleno como un huevo, bueno, así está la Casa, llena como un huevo, no queda lugar y ese no quedar lugar es a consecuencia o en consecuencia de que está poblada de Santos, de Ángeles, de almas del Purgatorio que buscan su redención, los Santos a veces se ven, otras veces no pero están todos expectantes.

Estamos en una etapa que Yo llamo vida mística, donde el Señor en ese estado no abandona nunca a las personas, además quiero corroborar todas las palabras que dijiste hoy a quien está a tu lado y todas las demás durante el día porque es así, nada más ni nada menos.

Habla Artemio:

Señor, yo vi ahí hablar de A.

Dice Jesús:

No, hoy no diré nada de ella, Yo sigo con Mi proyecto y Mi plan sobre A., que ella se quede en paz, que está con el Señor y en consecuencia no hay por qué adelantar las cosas ni retrasarlas, hay que estar expectante a lo que el Señor dice, valga esto para ustedes también, además no te preocupes si quiénes están cerca tuyo están cansados o no, sea quien sea, Yo administro bien todas las cosas. No creo que queden dudas al respecto.

Ahora bien, ustedes dirán: cada día las apariciones son más frecuentes, cada día se dicen más cosas, sí y está bien, cómo organizar todo esto cuando se haga la luz sobre ello es un problema Mío, en paz, todo en paz, no me rechaces ni te hagas el desentendido cuando Yo quiero venir, Yo sé que no lo hacés para mal, te parece que es mucho, que tal vez no estés en plenitud, que tal vez... muchas cosas. La plenitud te la doy Yo para que tengas todas las luces para decir lo que Yo digo.
No es Mi intención hablar mucho hoy, solamente decir esto, no importa con qué resultados, de eso me encargo Yo pero la lectura del Evangelio está clarísima, quien observara de cerca lo que pasa acá dirían que están borrachos o locos o algo por el estilo, este es un lugar Sagrado donde el Señor sale y entra por decirlo de alguna forma como quiere y cuando quiere y habla y dice cuando quiere y como quiere, lo hace porque sabe que siempre es bien recibido.

Ahora, hay que insistir en esto, tratar de entrar en una dimensión diferente, esforzarse por entrar en una dimensión diferente, vivir como si todo fuera exactamente igual pero en una dimensión diferente, ¿me explico?, cuando se están recibiendo las Locuciones Íntimas de lo sobrenatural por todo lo que está más allá, entonces de por sí quien escucha todo esto está en una dimensión diferente pero hay que hacer tomar conciencia a los demás de la dimensión diferente, se hace pero hay que hacerlo mucho más aún, ya sea personalmente, ya sea a la distancia, pero el que se comunica con esta Casa personalmente o a la distancia, que escuche Mi palabra. ¿Quieren que les diga cómo llamaría Yo al teléfono?, el teléfono del Cielo, ¿quieren saber cómo llamaría Yo a esta Casa?, el Templo más importante que tengo sobre la Tierra, no quiero con esto desvirtuar nada de la estructura eclesial pero quien llega a esta Casa también recibe la Indulgencia Plenaria del Jubileo, así como lo oyen.

Es cierto que en todas las Iglesias y Catedrales donde están señaladas como lugares para recibir las Indulgencias Plenarias, evidentemente que allí estoy presente en la Sagrada Forma en el Sagrario o en la Misa como sangre y cuerpo, la Cena del Señor, pero por cuestiones que todavía no pueden ser porque vos nos tenés el Sacramento del orden y además Yo no quiero vulnerar ninguna estructura, pero quien está hablando con el Señor y quien habla con la voz del Señor, bueno, no me hagan decir lo que obviamente se entiende, es decir, si quieren hacer viajes háganlos, ya les voy a ir diciendo Yo, ya les voy a ir diciendo pero no es indispensable para recibir las Indulgencias Plenarias, que me gustaría que lo hicieran, claro que sí pero no es indispensable.

Según entendí no quedaron tan claras las palabras esta mañana y además te hice actuar de esta forma porque solamente vieron aquellos que pudieron comprender sino no lo hubiera hecho porque nunca está en Mí escandalizar a nadie y cuando ve uno una conducta distinta y tan distinta como la de esta mañana entonces uno piensa enseguida que se ha perdido la razón, mientras que nunca se la tuvo tan firme y clara.

Ahora bien, quise decir con lo de ungido y santificado lo que realmente expresan esas palabras, a Mí no me hace falta usar óleos Sagrados para ungir a las personas, todas esas cosas son muy importantes, terriblemente importantes pero cuando el mismo Jesús hace las cosas el resto es secundario o más lejos todavía. Ahora, y en cuanto a lo de Santificación o el concepto de Santo, quien vive las veinticuatro horas pensando en Mí, pensando en la extensión del Reino, cuando no se hace otra cosa que vivir para los otros, ¿hace falta que les diga que eso es Santidad?, Yo comprendo, parece como si al salir tanto de los esquemas ordinarios uno tuviera como cierta, no desconfianza pero tal vez uno se pregunte: ¿esto está dentro de la legalidad?. Una cosa es hablar de Mí, que se puede decir maravillas o lo que sea y otra cosa es cuando Yo actúo porque cuando en ustedes aparece hablar en lenguas habla el Espíritu Santo que es Dios también, y entonces hay que ser dócil a todo lo que el Espíritu Santo diga porque también lo digo Yo.

No tengan miedo, déjense llevar, déjense inspirar, déjense sugerir, Yo soy el que hace, hermoso sería si todos los hombres del mundo vivieran de la misma forma, algunos dirían: es imposible por mi estado o mis trabajos o, seguramente esos no probaron, por supuesto que alguno prueba pero lo hace con desconfianza y sin creer que es posible, entonces mejor no lo haga y si no hay suficiente fe hay que pedirla.

Déjense llevar por el Espíritu Santo, que dicho con humor no es mala compañía, déjense conducir por Él, en las cosas más simples hasta las más complejas, siempre alertas porque el siniestro no descansa y está sumamente rabioso por todo lo que pasa acá y todos son presas muy codiciadas para él y aquí los ataques se reciben de muchos frentes, ustedes no lo ven ni lo notan, salvo algunos casos pero los ataques se llevan a cabo desde muchos frentes, por eso estén siempre velando, estén siempre velando.

No se preocupen si se llenan muchas hojas con las Revelaciones, cuando se repite algo puede suprimirse eso pero si encuentran algo repetido me avisan ¿eh?, en cinco años cuando repetí algo dije: esto ya lo dije una vez pero no lo digo en condiciones diferentes y en otro momento, aquí no hay una sola repetición de nada, incluso más a favor tuyo, cuando lean tantas hojas y vean que no se repiten las cosas es una prueba evidente de que son verdaderas porque ninguna mente humana puede tener tal precisión, ni siquiera una máquina lo podría hacer de no repetir cosas que pudieron haberse dicho cinco años atrás.

Ustedes están viviendo y con esto termino un anticipo del Cielo, así es el Cielo, estar siempre a la presencia del Señor, con una pequeña y gran diferencia, que en presencia del Señor desaparecen todos los problemas y todas las limitaciones.

Dice Nuestra Señora:

Me voy a sentar, no es común en Mí.

Hoy cruzó por tu mente que el cuadro donde Yo estoy reflejada podría hacerse mejor, claro, siempre puede hacerse mejor, pero lo fundamental no está tanto en el lienzo pintado sino a quien representa el lienzo pintado, con el tiempo habrá muchos cuadros sobre Mí, muchos y cada uno tiene libertad de hacerlo, pero que sepan que éste es el auténtico, esté un poco duro o no, tal vez no satisfaga las expectativas de muchos o ciertos defectos que puede tener la pintura, pero qué es lo que importa, ¿el amor de Mi manto o Mi manto no tan bien pintado?. Así que sepan deslindar las cosas, cada día tienen que liberarse de más y más conceptos que usan los hombres para expresar estas cosas.

Tengan la valentía de vivir diferente, esta mañana todo lo que pasó es una forma de vivir diferente y quien puede ponerle límites al Señor cuando quiere hacer las cosas, nadie, solamente que el Señor, Mi Hijo, es muy cauto para que nadie se escandalice o como quieran llamarle, por eso nunca van a ver una conducta muy diferente cuando alguien no está preparado para recibirla.

Estas cosas tal vez no haría falta decirlas pero se dicen como una manera de aclarar, algo que a vos siempre te gustó, vivir aclarando, que es propio de los perseguidos, aclarando, explicando y justificando, es una conducta propia de los perseguidos y está muy bien.

Dice San Martín de Porres:

Se terminó la cinta.......

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)