Imprimir
PDF

Mensaje del 31 de Marzo de 2000

Mensaje del 31 de Marzo de 2000

Habla Artemio:

31 de Marzo de 00.

Señor, ya eso de las seis o antes empezaste a insinuar que querías venir, claro, uno pensó, hoy es viernes, pero uno no tiene en cuenta que vos no tenés días.

Habla Señor que tu siervo escucha, tus discípulos escuchan.

Dice Jesús:

Yo soy el camino, la verdad y la vida, quien me sigue a Mí no anda en tinieblas.

Que no pase un día si no recuerdan que en el principio era el Verbo y el Verbo estaba en Dios y Él era Dios y vino a los hombres y los hombres no lo reconocieron.

La intención de este día es aquellos que están en países donde no han nacido o los hijos de esos hombres que nacen en países donde no han nacido, es un verdadero drama que hay sobre la Tierra, porque son personas que están al margen de la ley, son seres que no gozan de ningún derecho, ni siquiera los esenciales de su dignidad de persona, además pasan la vida donde nada les recuerda aquello que amaron y si ustedes se ponen a pensar van a caer en la cuenta de que dentro de esos países estos hombres están cerca, muy cerca de cristianos y de hogares cristianos y que esos países tienen legisladores cristianos, bueno, al menos se hacen llamar así, quieren llamarse así, pero es obvio decir que de cristiano nada tienen y más aún, de seres humanos, porque la humanidad supone raciocinio y afecto y todo esto está al margen de raciocinios y de los afectos.

Esto es un aspecto entre tantos de la marginación que existe en el mundo, hoy vemos algo pero no por eso dejamos de tener en cuenta todas las otras marginaciones.

Como llegar a los hombres para decirles: este hombre que está a tu lado es tu hermano o este que vive a cincuenta metros o a un kilómetro es tu hermano y que por más que me alabes y te preocupes por Mí y creas extender el Reino y te preocupes por todo aquello que Yo dije debe hacerse pero estás fallando en esto, entonces todo el resto es inútil. A Mí me suena hueco, me suena sin sentido, me suena a sin valor, no sirve.

Les propongo que piensen a nivel cinco continentes, todas estas situaciones de marginalidad, es terrible Mis queridos, es terrible, se preocupan muchos de cosas triviales, otros se preocupan de observar a sus hermanos si cumplen o no cumplen lo que Yo dije, todo está globalizado, todo está mezclado, el hombre tendrá que volver a su interior y preguntarse con seriedad ante su conciencia qué es lo que corresponde y qué es lo que no corresponde, si es necesario que su vida deba girar ciento ochenta grados que lo haga sino que deje de considerarse que está dentro de Mis principios o me está halagando de alguna forma a Mí.

Cómo pueden rezar el Padrenuestro, entonar los Salmos o entonar cánticos de alabanzas, es toda una impostura, no sirve Mis queridos, no sirve para nada, ténganlo en cuenta desde los gobernantes hasta los más pequeñitos que están sufriendo. Voy a usar un término muy querido en algunos lugares de América: deben terminarse todos los capangas, en todos los órdenes, pero hay que ultimarlos, sí, con todo el amor que podamos tenerles a veces, todo el amor que podamos tenerle.

Vos hoy aconsejabas a alguien cuando te preguntó el remedio y vos dijiste: toda la ternura posible y Yo les digo a ustedes ahora: toda la ternura posible con todos aquellos por los cuales Yo vine a la Tierra, en todo caso son todos porque a lo mejor piensan en que hay ciertos aspectos de la sociedad marginados en muchas situaciones pero la gran mayoría de los que cree no estar marginados son marginados del amor o tienen a alguien marginados del amor, entonces hay que deslindar, hay que discernir, hay que aclarar, hay que pedir luces para ver con claridad todo esta impostura, como ya dije una vez en el 96: están tan acostumbrados a vivir en medio de las injusticias que creen que las injusticias son una cosa natural y en una de esas hasta una virtud.

No lo he dicho de la misma forma pero ya esto lo dije, no pueden demorarse, no piensen en el otro si se demora o no se demora, cada uno vaya a su conciencia y revise con detalles, en detalles hasta sutilmente si su vida, sus conductas, sus actitudes, sus gestos, todo no están perjudicando a alguien.

Mi Madre a fines del 97 les dijo: cuando en algún momento no van a querer a alguien porque les pasa algo, les propuso pedirles permiso a esas personas si por un momento no las quiere lo suficiente. Ustedes dirán: estoy repitiendo cosas, bueno si es necesario repetiré tantas veces, hay que entrar en la piel de aquellos que sufren cualquier tipo de injusticias, en cualquier nivel y de cualquier clase y categoría, hay que meterse en la piel de ellos, con todo el sacrificio que ello involucra, solamente metido en la piel de alguien se entiende qué le pasa a alguien.

Es decir Mis queridos, les estoy invitando nuevamente a desplegar toda la creatividad de todo nuestro amor para realmente vibrar al diapasón de estos tiempos, no importa si esto debió pasar hace mil quinientos o más años, vuestra realidad es ésta, lo demás ofrézcanlo a Mi Misericordia que alcanza para todo, ustedes tienen una realidad pero cuidado, no sea cosa que se preocupen por un emigrante paquistaní en Londres y se olviden de vuestro hermano que vive en vuestra casa o al frente de su casa, cuidado, cuidado con eso porque cuando uno va aceptando ciertas cosas termina internalizándolas y uno vive de acuerdo a todo eso, cuidado, cuidado.

Pidan luces al Espíritu Santo y nunca crean que están realmente libres de estar equivocados, nunca, jamás crean que pueden estar libres de estar equivocados, vuelvan a revisar vuestras cosas todos los días, porque si tal vez ayer no estabas equivocado, tal vez hoy puedas estarlo, porque de ayer a hoy hubo una reacción de tiempo donde muchas cosas cambiaron menos los principios.

Este es el amor exigente que los invito a poner en práctica.

Habla Artemio:

Estuve esperando un poquito porque la Virgen comentaba algo con la Beata Faustina y con la Madre Teresa por lo bajo.

Dice Nuestra Madre:

He aquí la esclava del Señor, hágase en Mí según tu palabra.

Todos los días les propongo volver a repetirse esa frase Mía cuando el Arcángel me anuncia que seré la Madre del Redentor, les propongo todos los días repetirlo ¿por qué?, porque en ello está la fórmula concreta y definitiva para realmente llamarse hijos de Dios.

He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra. Es la entrega total, es el darse en forma absoluta y definitiva, es el prolongarse en cada cosa y dejar de ser uno para estar totalmente en los otros.

Y si hoy fue muy completo el darse al Señor, mañana pensemos si no puede ser aún más completo, porque para mañana ya he crecido, es decir me he comprendido más y en consecuencia entiendo más con el corazón y entonces es posible que ya pueda darme más.

Cuidado Mis queridos no vayan a interpretar que Yo estoy diciendo esto como sentada en una cátedra casi como obligándolos para que procedan de una forma, no, quien está oyendo estas palabras o quiénes después las leerán quiere decir que están interesados en esto, están metidos en esto, comprometidos en esto.

Aquél que no quiere escuchar que no escuche pero también piense si está bien realmente que no lo escuchen, porque hay palabras y palabras, hay palabras que uno dice que son circunstanciales, accesorias, hay montones de cosas contingentes y montones de cosas necesarias, pues bien, obviemos las contingentes, hagamos las necesarias para vivir de acuerdo a lo que creemos que vale la pena ser vivido.

Oración, oración, oración, pero no una declamación, les dije una vez: deben ser creativos en las nuevas formas de oración para impactar a los demás e impactarse a uno mismo, ¿o no me van a decir que no les impacto un poco hoy los sonidos que escucharon en algo creativos en la oración?, porque todos sabemos que al repetir, el repetir cansa y gasta, deteriora, el hombre no fue hecho para repetir.

Oración, sacrificios, pero no aquellas cosas de tomar y golpearse con algo sino que aquello que están viviendo diariamente y tal vez no es tan grato porque la vida les pone adelante situaciones que a veces son difíciles, bueno, esas formas de enfrentar las cosas difíciles ofrézcanlas como sacrificio, oraciones, sacrificios y sobre todo la entrega, el darse, pero sinceramente. Si yo digo me doy debe ser en serio, si no más vale me callo, si no entiendo que es darse más vale que no diga que hay que darse, porque estoy confundiendo, estoy haciendo mal interpretar a los demás y siempre los demás miran cada actitud nuestra, miran siempre y cuando uno se equivoca perjudica, entonces tangan cuidado. Si hablan de algo háblenlo viviéndolo entonces pueden decirlo, de esa forma vale, de otra no.

Mis queridos, hace un pequeño tiempo que ni Mi Hijo ni Yo decimos muchas abalanzas para ustedes ni tantos elogios pero no hace falta tal vez que volvamos a repetirlo cuánto los amamos, cuánto valoramos todo lo que hacen, cuánto les queremos. Como dice Mi Hijo: antes de que hagan las cosas mal Yo ya los he perdonado, ustedes se esfuerzan por no hacer las cosas mal, entonces quiere decir que la comunión con Mi Hijo y la Trinidad, conmigo, los Santos es muy buena o tal vez perfecta, eso no quita que mañana pueda ser más perfecta.

Les gusta si les digo que los amo, que los Cielos y la Tierra les aman, les valoran, les protegen, les cuidan y hay un extraño amorío entre ustedes y Yo y Mi Hijo que valoramos profundamente e invitamos a los hombres de todas las latitudes a sumarse a ese tipo de relación que seguramente es la única forma de vivir muy bien.

Amén.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)