Imprimir
PDF

Escritos del Dr. Gustavo F. Cirigliano - Continuación 3

CRÓNICAS DEL AGUSTINO

EL SEÑOR RESPONDE SOBRE LAS TAREAS, LOS SUFRIMIENTOS Y LOS TRIGALES

CRÓNICAS DEL AGUSTINO

EL SEÑOR RESPONDE SOBRE LAS TAREAS, LOS SUFRIMIENTOS Y LOS TRIGALES

Es la una y cuarto de la mañana, de la madrugada del día viernes 23 de agosto [2002].

Dice Jesús:
Quiero contestarles las preguntas que me hacen en "El Señor comenta (3)". Allí se dice: El Señor pide que se ayude a Artemio en la difusión de las ideas y de los mensajes. Aunque Vds. no crean no es fácil encontrar personas que sepan copiar de los cassettes los mensajes. Es decir las personas que no están imbuídas de todo, están fuera de contexto, transcriben en forma deficiente los mensajes. No es exactamente, en muchas partes, lo que yo digo. Parece extraño pero no es tan simple para muchos entender todo esto. Hay que seguirlo muy de cerca y las palabras se confunden con una increíble facilidad, a pesar de que se oye la voz clara, para muchos la mía dictando y la de Artemio diciendo lo que yo le digo o mi Madre o los Santos. Hay cientos de cassettes para desgrabar. Y hay también todos los mensajes y profecías desde el año 97 que están inéditas.

Difusión de los mensajes y de las ideas

Claro, lo que aparece ahora en el Internet son los últimos mensajes, los que fueron dictados últimamente. Pero a mi me gustaría que se conociera bien las tres etapas: la primera: qué es lo que está pasando, la segunda: cómo remediarlo, y de ahí en adelante, todo se refiere al para qué. Ahora, no se puede pensar en la publicación de tantas hojas porque es obvio que los costos son muy altos. Además hubo propuestas en Chile de ir haciendo como un resumen de las ideas y en el último mensaje correspondiente al año 97 tanto mi Madre como yo somos muy claros: nadie debe podar nada. Esto viene a cuento porque una teóloga chilena decía: pongan todo y después nosotros ponemos lo que nos parece o algo así. Entonces en el último mensaje del 97 tanto mi Madre como yo somos muy claros. Mucho cuidado con podar los mensajes, mucho cuidado con interpretar como se les ocurra las ideas. Si quieren interpretarlas interprétenlas pero que tengan el mensaje original. Si justamente todo esto fue preparado a propósito así para que quien los recibe pueda decir todo lo que yo digo sin ningún corte de ninguna naturaleza.

En la Iglesia están acostumbrados a que los mensajes dados por mi Mamá y también por mí pasan de mano en mano antes de ver la luz y ese pasar de mano en mano trae una serie de problemas, es decir, interpretar como a cada uno le parece. Yo les digo si hasta el mismo Artemio se cuida de interpretar, él que recibe directamente los mensajes, piensen entonces con qué seriedad hay que hacer todo esto. Y aunque no les parezca son muy pocas las personas que saben desgrabar muy bien. Por supuesto que si alguno no lo hiciera tan bien luego alguien escucharía el mensaje y haría algún cambio pero todas las personas están tan llenas de actividades para lucha en la vida y sobrevivir que no es fácil de encontrar gente disponible salvo que después de esto que estoy diciendo, aparezcan. Quiero aclarar: gente disponible hay mucha pero lamentablemente no sabe hacer el trabajo.

Ahora en cuanto a la difusión de las ideas, bueno eso ya vendrá oportunamente. Pienso que este sistema de Internet logra sus objetivos pero también habría la necesidad de pasar todo a inglés. Una vez que esté en inglés con el sistema de programas que hay en las computadoras puede pasarse a otros idiomas automáticamente. Por supuesto que todo esto lleva tiempo y exige por supuesto un reconocimiento económico a la gente que colabora y todo es tan precario en este sentido y en este país. Tan precario.

2. No es tan simple. Sufrimientos de todo tipo.

Ahora quiero aclarar lo que se me pregunta respecto a que Artemio vive realmente una vida muy azarosa, muy difícil, llena de tantos sufrimientos de todo tipo, naturaleza y condición. Tantos pero tantos sufrimientos. Te lo digo yo porque no creo que él te lo diría. Ahora bien, ¿por qué su vida es azarosa? ¿Por qué difícil? Porque no es tan simple pensar que la Santa Madre Iglesia, enterada de todo, hasta este momento guardó silencio. No es tan simple pensar que en un lugar determinado ya hace casi ocho años de mensajes y todavía nadie dijo nada al respecto. Es decir, como si hubiera otras cosas más importantes.

Yo les aseguro que teniendo en cuenta todos los mensajes hay tantas ideas para poner en práctica, que, bueno es un verdadero programa en todos los órdenes de la vida porque justamente desde el comienzo yo hablo, mi Madre también, la madre Teresa desde el día de su muerte estuvo aquí y le dijo a todos los presentes que ella iba a representar al mundo oriental, San Martín de Porres al mundo occidental, San Artemio hablaría por los primeros tiempos de la Iglesia, es decir, cuando él vivió, luego Emiliano Tardiff hablaría sobre la aplicación concreta en nuestros tiempos de todo lo que se va diciendo.

Ahora la Madre Teresa, ella desde el primer día dijo que llevaría la contabilidad de todas las personas que se acercan a este lugar buscando la sanación de sus problemas. Tanto es así que cuando por la noche llaman por teléfono ella se encarga al día siguiente de hacer anotar el nombre de quien llamó y por qué llamó. Además la Madre Teresa tiene la costumbre de, a veces, ponerse a dictar nombres y el lugar en donde viven las personas; cuando dos apellidos son difíciles, de todas consonantes, ella va dictando letra por letra. Por eso hay montones de cuadernos llenos de nombres y con personas y sus enfermedades; también hay dos cartones grandes que son el buzón de las cartas que las personas me escriben a mí.

Ahora, una vida muy difícil, dice aquí, llena de sufrimientos. Artemio toda su vida padeció de algunas pequeñas enfermedades pero las relacionadas con el estómago y todas esas son bastante difíciles por el hecho de que a veces quitan tiempo porque los ardores de una hernia de hiato no son tan simples de soportar. Además veamos las cosas con toda claridad. Hay montones de personas que rodean a Artemio, pero ¿cuántas son las que realmente escuchan e interpretan todo? Son contadas las personas que preguntan, por ejemplo, cómo está vestido Jesús, qué semblante tiene hoy o sobre mi Madre o sobre los santos, etc.

3. Tareas a cumplir

Hay algunas personas muy muy interesadas en conocer pero las demás y con el correr del tiempo, no toman todo muy naturalmente, son gente sencilla, de una fe profunda que rezan mucho y para eso están muy capacitadas pero no para elaborar las ideas y otras cosas. Además Artemio parte de la base que tiene que haber sanación pero también evangelización porque si no la sanación se saca de contexto. Por eso todos los días a las seis de la tarde empiezan las oraciones y que terminan a las nueve, nueve y media y a veces mucho más tarde también. Y en esas sanaciones que se hacen entonces están dentro del contexto de mi palabra y las personas que normalmente frecuentaron lugares así de curaciones y sanaciones se dan cuenta que esta es otra cosa y entonces entran en un proceso donde van evolucionando pero a esas personas se le puede pedir nada más que oraciones.

Sí, por supuesto, son muy hacendosas todas aquellas personas que se preocupan en dar alimentos a las personas que no tienen qué comer. Además está el aspecto de envasar agua para darle también a los enfermos. Y por supuesto construir los rosarios. Todo. Y además de los rosarios poner en bolsitas pétalos de las rosas de nuestra Madre. Para que vean que hay montones de actividades pero allí digo yo, vida llena de sufrimientos de todo tipo. Yo les hago una pregunta: ¿qué les parece a Vds.? Yo visito a Artemio, le digo montones de cosas. Él compara o mira todas las cosas que yo digo con todo lo que pasa en este país y en el mundo. Y entonces ¿se puede permanecer indiferente sin sufrir pensando que el Señor trae soluciones de todo tipo y en los países todos los que tienen el poder no escuchan?

4. Mensajes de plantas y animales

Ahora, además hay que entender, agrego. Cuando se está en una dimensión como en la que está Artemio donde las plantas hablan y dicen sus mensajes, las cosas hablan y dicen sus mensajes, los animales también dan sus mensajes. Es decir, desde todas las mutaciones genéticas que hacen con ellos, todo el desorden de la ciencia para tener para el mercado productos rápidos y que dé buenos dividendos, entonces se cometen muchos delitos en contra de la salud de la gente. Entonces piensen: los animales hablando, las plantas hablando, las cosas hablando y cada uno de ellos presentan sus problemas y cómo debería ser el ordenamiento, entonces cuando un simple pájaro está diciendo muchas cosas en diálogo íntimo es evidente que se sufre con ellos porque los animales, por ejemplo, tienen sentimientos y emociones pero como no razonan, al menos el razonamiento que tienen los hombres, entonces la ausencia, aunque sea momentánea de quien cuida a un animal es como la desaparición de ese ser porque el animal no puede hacer el razonamiento: se fue pero vuelve. Además, como todo está tan tergiversado, los animales tienen necesidades en sus cuerpos que transmiten.

5. Visita a los enfermos.

Agréguenle a eso el estar viendo a tantas personas -ahora ya no son tantas- pero hubo años en que pasaron más de seis mil -para darse una cifra relativamente pequeña- donde hay que proveer de todo. Es decir, está la evangelización, está la sanación, si es necesario proveer alimentos, si hay que hacer algún trámite judicial, si hay que preocuparse por buscar un especialista para operar o lo que sea. Entonces Vds. dirán: ¿pero no hay muchos ayudantes? Sí, por supuesto, pero pónganse una mano en el corazón ¿Vds. creen que es tan fácil, por ejemplo, visitar a los enfermos? Tiene que tener la persona condiciones especiales para que cuando termine la visita esa persona esté mejor por todo lo que conversó. Porque no es cuestión de visitar en su casa a un enfermo y hacerle rezar el rosario porque alguien que está totalmente desgastado en fuerzas, no tiene voluntad de un rosario.

Muy bien se pueden hablar de cosas importantes pero lo fundamental es que sean niños, jóvenes, adultos o viejos puedan decir todo lo que ellos quieren decir y que otro no los escucha. Yo no hace muchos días decía deben multiplicarse los Artemio y no les pido tanto, les pido un oído que escuche y un corazón ardiente y fervoroso para todo lo que haga falta. Entonces convengamos que hay muchas personas para montones de actividades pero no tantas o muy pocas que sepan ir a la casa de un enfermo para darle realmente una visita alentadora y esperanzada. Entonces piensen Vds. que en una ciudad se consiguen tal vez fácil por la cantidad de personas y gente disponible y variedad también, mientras que en los pequeños poblados es muy difícil, muy difícil.

Esto es algo, lo que hablamos sobre el sufrimiento. Y Vds. piensen que si bien todas las enfermedades y problemas son derivadas a mí que es el que hago, el que hace las sanaciones pero hay que conversar bastante con un ser humano para convencerle sobre muchas cosas. Un canceroso necesita palabras tonificantes, así también como preparar a la familia para que sea un buen contexto donde pueda la persona sanar su cáncer. Y ese contexto familiar es más importante que los remedios. Esos remedios que normalmente usan por si acaso, por las dudas o para prevenir, que hacen más daño muchas veces de lo que sanan.

Empiecen a sumar todas estas cosas y piensen también si no es difícil vivir amando a todos y aplicando a rajatabla aquello que decía la Madre Teresa de Calcuta: "hay que amar a los demás hasta que duela". El que hace la sanación soy yo pero el que está disponible para hablar largamente con el enfermo y convencer toda la parte humana, eso debe hacerlo la persona que está en estas cosas. Además de cuidar hasta las cosas más simples respecto a las formas de reaccionar porque quien habla conmigo diariamente y con mi Madre y los Santos, las personas exigen para ellos una vida perfecta donde Artemio no puede ni enojarse ni protestar ni disgustarse ni mostrar una cara de una forma o de la otra porque la gente, los humanos, buscan otra cosa. Sumen todo esto y Vds. me dirán. Yo les he dicho algo, nada más.

6. Sufrimientos y enfermedad

Después está la pregunta: ¿por qué sufre? No es simple, no es simple estar hablando con alguien que tiene un cáncer terminal y sabiendo de que en gran parte está en las manos de uno su salvación eterna. Hay que ingeniarse mucho para hablar y rogar desesperadamente al Espíritu Santo para que ponga palabras correctas y adecuadas para ese tipo de personas. ¿Entienden por qué se sufre? Ahora corre el riesgo de enfermarse, si descansa bien no; el problema es que no descansa bien y si yo le he dicho montones de veces cómo debe hacer pero ante alguien que golpea la puerta y aunque sea hora del almuerzo o de la cena y necesita, Artemio pospone lo suyo para atender a quien viene.

Es cierto que esto podría ordenarse pero el dolor, el sufrimiento, la enfermedad son más fuertes que lo que uno puede organizar, no se le puede decir a alguien que trae la expectativa de la solución de un problema aunque no sea tan grave, no se le puede decir "vuelva mañana, pasado o el lunes". Porque si alguien tiene un problema y está llorando necesita una palabra en ese momento. Entonces viene el sacrificio de a veces ni comer siquiera para atender todas esas personas que sufren. Si corre el riesgo de enfermarse, yo les digo: y sí por supuesto. Pero yo trato de cuidar la obra de mis manos. En cuanto a reducir la tarea sí se ha reducido en gran parte.

7. ¿Descansar ante tantos necesitados?

Pedir paréntesis, un alto, tomarse un descanso, Vds. si dicen esto no lo conocen a Artemio. ¿Vds. creen por ventura que él tomaría unos días alejado de todo esto? eh? sabiendo que hay llamados telefónicos, sabiendo que hay un montón de necesitados, sabiendo que... por supuesto él sabe de que yo me ocupo de todo, pero los seres disponibles saben que tienen que hacer su parte también. Entonces yo les propongo a Vds. que lo convenzan porque yo no he podido, no porque él me desobedezca sino porque en el fondo veo que tiene razón de hacer lo que hace eh?

Cuántos años hace ya que no toma vacaciones Artemio y cuando las tomaba con la escuela, llevando alumnos de paseo o lo que sea, se cansaba mucho más porque, bueno, los adolescentes o más grandes cuando tienen alguien cerca que pueden preguntarle cosas, realmente lo exprimen como una naranja. Porque el que necesita no se da cuenta en general que el que está delante también necesita. Entonces el problema se hace muy delicado. La persona en general tiene una forma de ser, quiere que cuando le preguntan algo, uno responda porque cada uno tiene su dolor y cree que su dolor es el único dolor pero no sabe que a lo largo del día hay montones que tienen dolores, por más que se le diga que el Señor le sana, pero Vds. saben muy bien que todas las personas quieren tener también una voz humana que les diga por las más diversas cosas y además que le contagie su esperanza eh?

Entonces yo quisiera que Vds. estuvieran presentes un día para ver cómo es posible poder vivir de esta manera. Ahora tengan presente esto siempre. En general todos los que necesitan no esperan mañana, quieren una respuesta hoy aunque haya montones de casos que la respuesta podría darse mañana o pasado o pasado, pero no. Y también se explota un poco la situación como si alguien recibe diariamente el Señor me puede dejar a mí en estas condiciones. Creo que voy siendo claro. En cuanto a si es muy exigido por la demanda de los seguidores, y sí, cada uno quiere ser atendido como ser único y cada uno aunque tenga un dolor de muelas o le duela el dedo gordo del pie, su dolor es único y no le importa si adonde va, durmió o no durmió, si son las 3 de la mañana o las 5 de la tarde ¿entienden?

8. Reuniones y alabanza.

Además todas las tardes, como les dije, a las 6, 18 horas, son las reuniones donde se hacen comentarios diversos sobre los santos del día cuidando siempre de ser agradable y llamar la atención porque hay gente que si está angustiada por algo no tiene mucha atención, no? Bueno, injertar la sanación dentro de eso y por supuesto la lectura de la palabra, los diversos cánticos, el explicar esos cánticos, la profundidad que tienen y cómo ayudan y sobre todo el gran problema de la alabanza porque es lo más grandioso que hay el alabar al Señor, las oraciones son escuchadas de otra forma si se hacen mediante la alabanza.

La alabanza es fundamental en todo, en todo y esto lleva a experiencias místicas que son desgastantes en el sentido en que como muy bien yo le dije a Artemio un día: no es que yo aparezca o los santos o las personas, no es que yo aparezca sino que vos entrás en otra dimensión.

9. En la oscuridad

Por ejemplo ayer se abrió la enorme escalera que conduce a todas las almas que están en tinieblas. Bien, mi Madre y yo y los ángeles dimos paso hacia la luz, hacia la bienaventuranza eterna a muchas almas pero otras al pie de esa larga escalera, de 10 metros
o más, cada uno que habló hizo sus pedidos, no con desesperación porque en general las personas sufren enormemente en la oscuridad pero no se rebelan en contra del Señor ni mucho menos, es decir en el estado en que están las almas ya comprenden perfectamente que si están metidas dentro de una oscuridad total es porque directamente les corresponde eso ¿por qué? bueno, porque hay en esto un argumento muy simple.

La Trinidad cuando alguien cierra los ojos y los abre en esta dimensión, la Trinidad no hace nada más que decir alguna cosa, es decir: ¿cuánto amaste? No importa la forma, no importa nada pero cuánto, y en ese "cuánto amaste" también está cuánto amaste al Señor? Entonces cada ser humano sabe sólo adónde dirigirse y hasta qué punto tener que entrar dentro de una oscuridad terrible. El alma para estar en plenitud necesita la luz. Ya esto lo decía San Agustín, ¿recuerdan? Necesitan la luz del Señor porque todos han sido hechos para eso, han sido creados para esto pero como no pueden verlo al Señor entonces se consumen en su sufrimiento tremendo ¿verdad? Pero sin quejas, sin protestas, sin...es decir el alma que está en la oscuridad en el fondo alberga la esperanza y la alberga bien de que algún día podrá ver la luz.

Entonces el deseo tremendo de las almas está en pedirle al Señor, es decir, como intercesoras por las personas o bien están esperando las oraciones, sacrificios, ayunos o lo que sea de los vivientes aún, para que ellas hagan mérito suficiente para verlo a mi Padre. Es decir, nadie quiere ir al Padre hasta que no esté totalmente preparado. Así como alguien se viste muy bien para ir a un casamiento y no sale sin alguna prenda o, bueno, lo mismo ocurre con un alma que tal vez pasó toda la vida sin importarle el Señor; entonces en el lugar donde están van tratando de despertar en ellos la idea y la ilusión y la esperanza de ese Ser que les traerá todo lo que necesitan para vivir toda una eternidad.

10. ¿Por qué se demoran?

Yo creo que esto es simple y aquí también podrá aplicarse un poco aquello de que mucha es la mies y poco son los obreros. ¿Si yo estoy preocupado por Artemio? Y claro que sí, y muy preocupado. Cuántas veces lo hablamos con mi Padre: este gusanito querido tiene siempre la peor parte porque está tironeado, presionado por todos lados y no puede hacer otra cosa que lo que hace, aunque él trata de descansar lo suficiente o pero no crean que es tan simple todo eso.

Tienen que comprender que estamos ante un ser diferente que también tiene que tener gratificaciones, tiene que sentirse querido, tiene que sentirse apoyado, sentirse que la Santa Madre Iglesia lo acompaña, eh? porque hasta ahora el gusanito querido lo que recibió de los sacerdotes y de la Iglesia... Sí, tuvo muy buenos amigos entre religiosas...

Bien. Les estaba contando, les estaba diciendo que Artemio tuvo entre las religiosas y religiosos a través de los años gente extraordinaria. Pocos pero muy buenos. Pero el resto en realidad no lo comprendió nunca. Y ahora mismo ¿Por qué se demoran en siquiera hacerle una visita de cortesía? ¿Por qué se demoran en acercarse para decir una palabra? Porque si bien la Iglesia no tiene por qué comprometerse con revelaciones privadas pero sí está el aspecto humano. Si yo sé que en mi comunidad hay alguien que hace ocho años recibe mensajes del Señor y en el más allá, pues bien me acerco para ver qué es lo que pasa. Si yo sé que alguien tiene estigmas, pues bien amablemente le digo: mostráme que es lo que te pasa. Es decir, interesarse por la persona , pero en general los sacerdotes quieren tener la exclusividad de mí, y entonces les irrita mucho que el Espíritu sople donde quiera mm?

11. Alabanzas en "lenguas"

Por ejemplo, montones de veces durante la Misa Artemio podría hacer alabanzas en lenguas pero eso lo produce el Espíritu Santo y a veces se puede levantar un poquito el tono de la voz y el que está al lado escuchar. Y ¿qué ocurre? Como nadie está preparado para eso, mm, incluso los sacerdotes. No muy lejos de Artemio dos sacerdotes mandaron a una señorita que hablaba en lenguas a una universidad para que vieran qué era lo que decía mientras que lo fundamental es buscar a alguien que tenga también el carisma de la traducción de las lenguas mm? Porque piensen Vds. que no es fácil: El Espíritu Santo se
expresa normalmente en arameo antiguo, el lenguaje que hablaba Jesús con los discípulos y con la gente. También en griego, también en árabe y puede injertar también palabras hebreas modernas, de nuestro tiempo pero el Espíritu Santo es el que toma la lengua y hace decir.

Bueno, digan que el Espíritu Santo es muy ubicado y entonces trata de mantener las alabanzas en un tono muy bajo con la boca cerrada o bien directamente no aparece cuando se está en público m? ¿Qué podría ocurrir si cuando Artemio ve a Jesús allá adelante del altar se acercara y le diera un abrazo? Para el que observa la escena es algo terrible y para el sacerdote también porque no entiende nada de lo que está pasando, m? Ven por qué es muy difícil tratar de vivir en un mundo donde en la mayoría del día la persona está en otra dimensión, verdad?

12. En una zona intermedia

Y a esa dimensión no es fácil llegar pero sí es fácil comprender a la persona y permitirle, como ayer una señora vio que Artemio estaba tan en éxtasis que tenía la boca tan seca y pegada: ella se da cuenta, busca un vaso de agua y le moja la boca para que no se le pegue en la forma que estaba pegada hasta que se vuelve otra vez a la normalidad. Y a veces no se está así, de una forma digamos tan "del otro lado" sino en una zona intermedia pero ese estado es más agotador porque se ve de un lado y del otro, m? Yo pienso y estoy convencido de que no hace falta que estos santos varones que son los sacerdotes y los obispos digan sí a todo lo que ocurre. No, no, no en absoluto, tienen que esperar, tienen que mirar los escritos, tienen que ver muchas cosas pero humanamente hablando sí podrían estar cerca de él y acompañarle en muchos momentos difíciles m?

Vds. se imaginan que a veces yo paso horas y horas con Artemio, verdad? Y a él le encantaría poder decirle a alguien: mirá Jesús está vestido de esta forma, de la otra, está haciendo esto o lo otro. Es decir, cualquiera que tiene visiones m? quisiera comentar lo que ve. Con algunas personas se puede porque también ven pero con la mayoría no, y menos con estos santos varones que digo yo que creen tener la exclusividad del Señor. Y nadie tiene la exclusividad de nada en esta vida. Nadie, nadie, por supuesto porque el Espíritu Santo, ya lo saben de sobra, sopla donde quiere, como quiere y cuando quiere. Y cada una de estas personas como de la que estamos hablando, nuestro querido Artemio m? no es fácil entenderle, comprenderle, pero sí es fácil hacerle un clima agradable, cordial, generoso sin opresiones ni presiones que a veces son muchas las presiones de los grupos porque aunque les parezca mentira hay muchos celos en cuanto al tiempo que Artemio dedica a una u otra persona. Como si quisieran tener la exclusividad de él, mientras que en todo caso ese derecho es mío: tener la exclusividad de él.

13. El cráter de un volcán.

Creo que esto aclara mucho el panorama. No sé. Me parece. Pueden preguntarme muchas cosas. Además yo les recomiendo algo. No sé cómo, no sé cómo quieren instrumentarlo pero este hijo querido ha visto tantas cosas, ha observado tantas cosas, sabe tantas cosas corroboradas por mí, por el Padre, y por el Espíritu Santo que habría que, bueno, pedirle que las cuente o que las diga porque todos tenemos un tiempo de vida y sería una pena ¿verdad? que nos perdamos muchas cosas que él puede decirnos, como se perdieron de muchas personas ilustres dentro de la Iglesia y fuera de ella.

¿Por qué medir solamente con la vara que yo tengo si en estos casos no hay ningún tipo de vara que pueda medir nada. Lo que hay que hacer es escuchar, anotar, grabar, bueno les parece que algo es demasiado ...este... demasiado fuerte o demasiado avanzado o lo que sea. Pues bien que permanezcan en silencio estas cosas hasta que puedan decirse. Pero no quieran tapar el cráter de un volcán porque vieron que la lava es muy caliente, ardiente y desborda y arrasa con todo lo que tiene cerca. Entonces a los volcanes tratémoslos con cuidado para que su lava ardiente no nos haga problemas.

Y con las personas especiales también tratémoslas de una forma muy especial para aprovechar de ellos todo lo que pueden decirnos porque en primera y última instancia el que habla soy yo, les guste o no a mucha gente, les guste o no a muchos miembros de la Iglesia, les guste o no a la jerarquía de turno, les guste o no a los que están cerca y que no entienden, mm? Pero guardemos todas las cosas, muchas pueden servir para ahora, otras para mañana, otra para pasado y otra para el siglo venidero tal vez pero tengamos la suficiente apertura como para que todo aquel que pueda decirnos algo sepamos escucharlo, con mucha caridad, con mucho amor porque ya lo saben: a este mi querido gusanito no lo traten de forzar con nada y trátenlo con una tremenda y profunda caridad porque un ser que sufrió y sufre mucho, cuando se siente agobiado por interlocutores que a veces son maliciosos directamente se cierra y si pronuncia alguna palabra puede ser hasta alguna torpeza porque como mi Madre le dice al señor obispo no se pueden poner 100 litros de agua en un recipiente que es para diez.
Bueno, creo que he satisfecho alguna de las preguntas. No sé si las demás están implícitamente respondidas.

14. Los trigales de noviembre

Gracias, mi querido G., por existir, por ser como sos, por haber dado testimonio toda tu vida. No sé qué palabras usar para darte la seguridad de que siempre has sido un obrero fiel y según tengo entendido la fidelidad es la constancia en los afectos y vos siempre estuviste pegado a todo lo que fuera noble, recto, a todo lo que pudiera darle al hombre lo que realmente el hombre necesita para ser feliz atendiendo los principios que siempre tomaste de mí.

Quiero que pases los días -y que sean muchos días con plena lucidez- quiero que pases los días con el convencimiento de que estoy a tu lado, de que apruebo todo lo que has hecho, de que realmente merecés de mí un abrazo grande, de compañero, de hermano, de padre, de hijo, de amigo, de lo que quieras junto a tu esposa. Quiero darte esa seguridad que es un placer muy grande poder estar cerca de ti y aunque vos no lo notes abrazarte tiernamente como quien dice gracias mi querido porque has utilizado tan bien los talentos que te di y sin ninguna interrupción, sin nadie que te pudiera hacer callar cuando tenías una verdad que decir a lo largo del tiempo.

Son muchísimos los seres humanos que en esta vida o en la otra te deben un profundo agradecimiento por todo lo que has sido vos en la vida de ellos. Te pido que me creas, te pido que me entiendas, te pido que seas feliz porque tenés motivos para serlo y que pases días hermosos disfrutando, disfrutando como hacen los hombres del campo cuando ven los trigales de noviembre mecerse suavemente por la brisa del atardecer cuando ya el sol está un poco bajo. Disfrutá de los trigales de noviembre aunque sea en tu imaginación y pensá que todas esas espigas llenas de grano son una promesa maravillosa de pan, de pan, ese pan que es el símbolo también de mi cuerpo.

Disfrutá mi querido de ver moverse con la brisa los trigales de noviembre y ver sus espigas llenas, cargadas y pensá que están así porque recibieron tu sustento. Pensá, mi querido, en los trigales de noviembre, qué hermosos que son, qué esperanzadores que son. Pensá en los trigales de noviembre.
Amén, amén, amén.

Buenos Aires, octubre 02-enero 03. Transcripción fiel de la grabación de la palabra del Señor en la voz de Artemio ocurrida el viernes 23 de agosto de 2002.
Puede ser reproducido

CRÓNICAS DEL AGUSTINO

EL SEÑOR COMENTA (2) CRÓNICAS DEL AGUSTINO EXORCISMOS

Hoy es 20 de septiembre del 02.

Dice Jesús:

De las cosas que voy a hablar a continuación, voy a decir algo, no todo, porque hay cosas que hay que conocerlas progresivamente. La cuestión es la siguiente. Es por supuesto en referencia al tema del Maligno. Partamos de la base: son espíritu puro, creados, pero montones de veces se corporizan para mostrarse de las formas más diversas. Ahora, yo digo y también para corroborar lo que digo, utilizo las experiencias de Artemio al hacer los exorcismos.

Si él se pusiera a contar todo sería de nunca terminar. Pero vayamos a esto. En esa afirmación "el infierno no existe" hay que buscar un montón de explicaciones en distintas culturas que influenciaron a los que escribieron los Evangelios, Cartas, los Hechos de los Apóstoles, etc. Entonces cada uno habló de acuerdo al conjunto de ideas que tenían de antes y van lentamente descubriendo algunas cosas pero si Artemio se pone a contar sus experiencias en los exorcismos, tener en cuenta que yo dije de Artemio que no había hombre sobre la tierra que tuviera tanto poder en contra del demonio como él. Partamos de esa base.

Dentro de la persona

Esto puede ser creído o no porque es una revelación privada. Entonces o la tomas o la dejas. Es decir, es cierto que el demonio o los demonios o cientos de demonios están dentro de la persona. Pero eso no quita que también estén habitando lugares, por ejemplo, casas abandonadas desde hace mucho tiempo, lugares donde tienen apoyo logístico para actuar, por ejemplo donde hubo suicidios, homicidios, abortos, es decir todo lo que es contrario a mi doctrina.

Formas de manifestación en las personas

Ahora bien, entonces hay demonios en las personas pero que se manifiestan de diversas formas. La forma más grave es la de posesión demoníaca, donde la persona entra en un trance en que no habla más la persona sino que en ese momento habla el o los demonios. También está el caso de la opresión demoníaca: en este sentido me refiero a que teniendo en cuenta que el hombre es el templo de la Santísima Trinidad, verdad? sigue siendo el templo pero por su conducta, por sus hábitos, por herencia, por cincuenta cosas diferentes ha ocupado el demonio una parte de su ser, de su vida espiritual.

Entonces no se manifiesta cambiando de voz o lo que sea, sino haciéndole a la persona actuar de una manera, una conducta extraña, con actitudes malignas. Y además la persona se siente como que está incómoda consigo mismo porque la Trinidad también está allí viviendo. Pero ¿qué ocurre de acuerdo a la vida de la persona? a veces se le da prioridad al Maligno pero no por eso deja de habitar en él, de ser Templo de la Santísima Trinidad, m? En el caso de la opresión, por supuesto es menor la influencia pero muy notable también, mm.

Ahora tenemos también lo que llamamos obsesión demoníaca. La persona que ha cometido una serie de acciones malas cree que está poseída por el demonio. Entonces evidentemente que el demonio está ahí también, él o los, ¿verdad? pero se diferencia de la opresión y de la posesión porque en la opresión la persona conserva más o menos el juicio mientras que en la obsesión tiene trances parecidos a la posesión.
<

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)