Imprimir
PDF

Dialogando con Artemio

DIALOGANDO CON ARTEMIO


DIALOGANDO CON ARTEMIO...

A continuación miembros del Grupo de Oración mantienen charlas con Artemio a fin de que nos transmita su vida y sus vivencias, todo con el objetivo de comprender mejor lo que sucede en Justiniano Posse.

Entrevista del 20 de Diciembre de 2001

Preguntan (P.): Artemio, ¿cómo y cuándo comienza todo esto?.

Respuesta (R.): Todo esto hay que remontarlo a muchísimo tiempo atrás. Sin querer mostrar nada de extraordinario las cosas aparecen desde pequeño y más aun yo diría que mi madre se movió siempre dentro de visiones y revelaciones, pero como se vivía en un mundo difícil dentro de la iglesia en cuanto a este tipo de cosas ella las mantuvo siempre en silencio y las revelaba a alguno de sus hijos y en contadas oportunidades.

El mundo sobrenatural ya en ella era habitual a lo largo de toda su vida, incluso, en los últimos tiempos tenía una niña que la atendía siempre cuando ella estaba en cama, y la niña, al decir de una religiosa, era la Virgen Niña que le alcanzaba cosas y además se entretenía conversando con ella; cosas mantenidas en un secreto total, no sé si lo habrá confesado, supongo que sí…. Además otra de las cosas que tuvo a lo largo de muchísimos años de su vida fue el Arcángel Miguel que estaba siempre al lado de su cama, siempre estaba como protegiendo…, incluso, no en las horas de la noche porque la noche se presta para ver muchas cosas extrañas, a la hora de la siesta… sobretodo en esta casa donde las persianas dejan filtrar luz y no hay oscuridad dentro de la pieza.

Entonces si hay que buscar orígenes, tenemos que buscar ese tipo de orígenes. Ya en las primeras revelaciones del 96 el Señor dice claramente cómo cuando mi madre estaba embarazada de mí ambos teníamos que morir por la enfermedad que ella tenía, pero cuando ella le ofrece mi vida a la Inmaculada Concepción y a Jesús entonces todo se revierte, todas esas cosas están dichas por el propio Jesús en las revelaciones del 96. Ahora bien, no se agota allí el tema sobre esas revelaciones y visiones de mi madre, habría muchísimo material que uno fue acopiando a medida que pasó el tiempo porque no era muy fácil hablar de estas cosas con ella.

Entonces puede decirse que mi mundo de pequeño, ya saltando a mis propias experiencias, estaba ubicado en una casa de campo muy grande donde había una laguna inmensa, como estaba solo entonces cerca de esa laguna yo tenía mis personajes que me visitaban todos los días incluso estaba tan pegado a ellos que me sentía muy molesto el día que no venían a visitarme. Era un mundo de ángeles personajes extraños todos muy hermosos, pero yo no tenia desde pequeño noción. Visto a la luz de lo que podríamos decir las experiencias de un niño tal vez podrían tomarse como esos personajes que los niños inventan cuando están solos, yo lo he pensado muchas veces eso, pero a medida que fue pasando el tiempo me di cuenta que no porque ya esos personajes llegando a la adolescencia desaparecen porque son personajes que se inventan los chicos que están solos para jugar con ellos, pero cuando siguen en la adolescencia ya la cuestión se hace mas compleja y los personajes siguen apareciendo.

Por un lado yo iba a una escuela, esas escuelas de campo donde como estaban lejos de los poblados normalmente un maestro o maestra llegaba al lugar se alojaba allí y los niños en edad escolar se acercaban para las clases. Llamaba yo la atención porque desde muy temprano leía y escribía bien; porque si hablamos de un niño hoy que esta super estimulado no nos parecería tan extraño, pero cuando no se tiene acceso a los medios masivos de comunicación… y los niños de muchos años atrás no estaban estimulados por los medios, ni por los compañeros ni por nadie. Entonces esto apunta a decir que era genuino eso de leer y escribir antes que lo normal en los niños, pero con una diferencia de los demás niños, los intereses eran muy distintos. Para las ciencias comunes los demás me aventajaban porque yo consideraba esas cosas sin importancia teniendo en cuenta las otras que eran mucho más importantes, los niños seleccionan y súper seleccionan qué temas les interesa… un mundo de ángeles donde hay colores brillantes donde las cosas se resuelven de una forma muy fácil, un mundo de maravillas, eso comparado al mundo que podía presentar un maestro no llamaba la atención, pero a pesar de eso había una adaptación mas o menos continua a lo que hacían los demás. Pero siempre, en general, hubo una tendencia a inclinarme más para tener en cuenta ese mundo tan especial que el mundo que me presentaban los maestros y profesores, si yo tuviese que definir mi vida escolar diría que para los demás no, pero para mí siempre fui incomprendido porque yo no tenia noción ni conciencia de todos esos personajes que me visitaban, es decir para mi era lógico que ese mundo era el mundo de todos los niños y de los jóvenes, entonces me fue dando gustos particulares, intereses particulares distintos a los demás, entonces como los temas de los cuales yo podía hablar con mucha asiduidad a los demás no les interesaban porque eran preferible por ejemplo los juegos de pelota o de otros tipos, entonces yo consideraba simplemente que estaba o que era como inferior al resto porque no tenía los intereses que tenían los otros. Cuando uno esta en contacto con un mundo maravilloso de colores, de sonidos, de voces y de personas sumamente amables y sumamente queribles entonces uno desentona con la mayoría, entonces me fui haciendo mi mundo personal del cual no extraía nada para decirle a los otros. Es posible que los que estaban cerca de mí me observaran…, pero yo disimulaba perfectamente, porque el vivir en ese mundo yo lo consideraba no como algo superior sino como algo inferior al resto, yo me consideraba inferior porque no hacia las cosas que hacían los demás, estaba metido en ese mundo

Ahora yo siempre viví en ese mundo y en una familia donde había todos italianos donde mi padre traía de Europa a los que escapaban de la guerra para alojarlos en su casa y darles un lugar para vivir etc. ... (esto incluso lo he tratado en algunos libros que escribí por ejemplo en Camino del Invierno), como yo no hablaba el mismo idioma que hablaban los chicos me acercaba a los adultos, yo no puedo señalizar infancia, niñez, adolescencia porque esta todo continuado, porque al tratar con adultos uno ya no distingue cuando termina un periodo y empieza el otro; por otra parte mi mundo era el mundo que contaban esos hombres que regresaban de la guerra o habían escapado de la guerra, es decir era un niño de 7,8 10 años pero con toda la problemática de hombres maduros y lo más interesante era que yo asumía todas esas problemáticas y dejaba de lado todo lo de los chicos. A mí lo de los otros chicos no me interesó nunca, nada me interesaba porque lo de ellos me parecían cosas, no sé sí tontas, pero … casi … no. Ahora hay que tener en cuenta otra cosa también que a medida que yo escuchaba todos esos relatos de la guerra, en verdad a veces tenía que esconderme para escucharlos…, estos iban formando en mi una especie de… no sé si rebelión interior, porque es un término demasiado pesado para 10 años… , es decir de algo estaban seguro, que en el mundo las cosas entre los hombres no andaban bien… y vislumbraba, porque no lo veía, vislumbraba que yo tenia que tener una participación en todo eso pero yo no era consciente en si de todo lo que iba pasando en mi vida. Es decir lo que podría haber sido considerado por otros, si yo contaba muchas cosas o algunas, como algo muy bueno para mí era … simplemente deficiencias de mi mente que, yo no razonaba por supuesto, lo razoné después. Y fui haciendo mi propio mundo, fui haciendo ese mundo lleno de, podríamos decir experiencias místicas en un adulto, pero en un niño no…, entonces callaba y guardaba para no ser objeto de burlas, sobretodo porque no había en los niños, tales como hay en algunos hoy, la imagen de los ángeles, de la Navidad como hoy se la tiene en cuenta, en una palabra los términos religiosos estaban muy ausentes de las familias, no justamente de mi familia, especialmente de la familia de mi mamá, de mi papá no tanto pero de mi mamá sí porque ya en ese entonces (pensar a fines del siglo pasado ( XIX)) mi abuelo era el que manejaba la Biblia con mucha soltura y todas las noches antes de acostarse toda la familia que Era numerosísima, 14 o 15 hijos, todos tenían la palabra ya en ese entonces. Cuando yo me acuerdo que la sagrada escritura comenzó a ser normal leerla mas o menos en los años 50 o 60, antes era muy difícil, había una costumbre en general que la sagrada escritura no la leía nadie porque la palabra era una cosa muy difícil a la que no había que manosear, entonces estaba mas reservada a los sacerdotes explicarlas. Pero yo me acuerdo que mi madre decía que su papá explicaba todas las cosas con una precisión increíble. Todo eso que le ocurre después a mi madre evidentemente tenia muy buenas raíces muy, muy buenas raíces, o sea no eran frutos de una imaginación frondosa ni de personas que fabulan, no… estaban asentadas en raíces muy concretas, la palabra.

P. : Cuándo aparecen Jesús y María en tu vida?.

R.: Con respecto a la aparición de Jesús y de María en mi vida, yo pienso que es anterior la aparición de María. Sobre la cómoda, el mueble de dormitorio que en ese entonces se llamaba cómoda, había una Imagen de la Inmaculada Concepción y yo siendo el más chico de la familia sabía que todos mis hermanos habían nacido bajo la mirada de la Inmaculada Concepción, Imagen que todavía conservo; entonces ese ver a mi mamá continuamente en sus diálogos con la Inmaculada Concepción trajo como consecuencia de que se concretara fácilmente y rápidamente la imagen de la Virgen en ese mundo en que yo estaba y que por supuesto no comentaba con mis compañeros, porque el tener visiones así o alternar con esos personajes eran cosas más femeninas que masculinas. En general la religión se dejaba para las mujeres, los hombres eran duros, fuertes, sobretodo los de raigambre italiana, en general la mujer era la que iba a misa, en este caso por lo menos; entonces todas esas cosas quedaban en el silencio para no despertar burlas o chanzas de mal gusto.

La aparición de Jesús se da yo pienso que a los 13, 14 15 años por allí, no podría precisar bien, pero me acuerdo que la cuestión era esta: había un escapulario que habían traído de Europa, de Italia, y que mi madre tocaba porque el tocarlo representaba en un instante haber rezado cientos de oraciones; Este escapulario tenía dibujado el corazón de Jesús por fuera bordado, ese relicario cuando mi madre murió yo lo puse en su ataúd y se fue con ella, adentro tenía un papel tan viejo, pero tan viejo que más que un papel parecía un cuero por el color ocre oscuro. Pienso que las apariciones de Nuestro Señor se dan a partir de esa tremenda devoción por el escapulario este que venía ya de familia porque lo habían traído de Europa; mi madre le daba tanta importancia a ese escapulario que en mí se materializa directamente en Jesús como una persona que empieza a acompañarme a todos lados. Ahora lo extraño de todo esto es que mis hermanos mayores, una hermana y dos hermanos, si bien sus sentimientos fueron siempre buenos y también religiosos eran bastante reacios a todas esas cosas, por lo tanto con más razón el silencio debía acompañar; solamente la mirada de mi madre que asentía o disentía, posiblemente ella también veía lo que yo veía, por eso había como una simbiosis entre ella y yo.

Ahora es importante notar una cosa, que no había una relación…, porque aquellos que buscan demasiadas explicaciones podrían decir por ejemplo que una crianza demasiado apegada a la madre podría traer consecuencias en el sentido de hacer y pensar lo mismo, justamente no en este caso porque mi madre fue siempre una persona que si bien era muy dulce, muy afectuosa y muy querible, era muy autoritaria. Y además el hecho de haberle dicho usted durante toda la vida significa hasta que punto había una distancia considerable, es decir la situación no era por una simbiosis por cariño excesivo o sobre protección, no al contrario, con una persona autoritaria no hay sobre protección que valga.

Autoritaria en el buen sentido de la palabra, quiero decir una persona muy organizativa donde tuvo que tener muchas veces las riendas del poder de la casa, porque todos sabemos que los italianos siempre fueron un poco adictos a las fiestas y a las reuniones y a las cosas así, y a veces no tan, tan… pegados al trabajo; entonces las mujeres conscientes tomaban un poco las riendas de la casa para que todo avanzara en buenas condiciones.

Yo no sé si revelar algunas cosas pero, eh… tal vez pueda tomarse como algo que si bien el Señor no lo preparó pero si lo aprovechó. Yo no tuve una adolescencia como tuvieron todos los demás jóvenes, lo voy a decir con palabras respetuosas y lo más suave posible; porque llegado a un período determinado y por efectos del alcohol mi padre se enferma y había que cuidarlo de que no se extralimitara en sus exabruptos para con mi madre y el resto de la familia, mi hermana y yo durante 18 años nos turnábamos para evitar cualquier exceso de mi padre contra mi madre. Durante todo ese periodo, si pensamos desde los 13 o 14 y si le agregamos 18 vamos a ver que los estudios y todas las cosas tuvieron que hacerse siempre bajo la tensión constante de tener que cuidar a una persona enferma para que no le haga daño a otra. ¿Eso llevaba a rivalidades con mi padre? No en absoluto, solamente un cuidado extremo por la simple y sencilla razón de que a los padres se los debe cuidar, entonces salía uno o salía el otro, pero nunca salíamos los dos juntos y al final termino por ser una vida bastante retirada en el sentido de que al haber tanto tiempo por delante en esas condiciones, había que leer mucho y estudiar mucho, por una razón muy simple: de invertir el tiempo; porque un joven que no sale a hacer todas las cosas que hacen los jóvenes por allí tanto sea en lo deportivo en lo social etc. … ese tiempo tenia que invertirlo en algo.

Cuando años mas tarde yo ingreso a la docencia mi legajo era tan, tan abultado y nadie se explicaba porque tantos títulos, pero por atrás había una razón muy simple llenar el tiempo para que el tiempo a uno no lo atormentara. Había entre esos certificados cosas tan extrañas como al lado de la pintura, la música o cursos de lectura veloz, todo un mundo preparado para invertir el tiempo que otros jóvenes invertían en divertirse.

Uno lo invertía en estudiar o leer y para dar un ejemplo el promedio eran tres libros por semana; ahora digo que seguramente el Señor fue aprovechando todo eso porque hace posible una cultura bastante abultada y el no dejarse engañar por cualquier cosa, por ese motivo, y en eso un poco me gustaba salvando las distancias compararme con San Agustín que había probado de todo, todos los libros habidos y por haber de las filosofías orientales pasaron por mis manos o sea mientras por un lado profundizaba los principios del cristianismo con los libros de la B.A.C., la Biblioteca de Autores Cristianos- Española, esos libros de cientos y cientos de hojas pero como tiempo tenía los devoraba, al mismo tiempo hacia comparaciones con todas esas filosofías orientales y con todas las lecturas de las mas diversas y extrañas por eso todas esas ciencias ocultas, ninguna mala por supuesto, las manejaba y las manejaba muy bien ahora ¿y que papel tenía Jesús en todo esto? era como una especie de compinche, compañero, un testigo, la mayoría de las veces mudo de todas las cosas que iba haciendo y lo más importante de todo esto es que nadie sabia nada salvo algunas pequeñas cosas.

Pero quien seguía mis escritos desde el año 65 o antes, sobretodo en publicaciones en la revista Familia Cristiana, se dieron cuenta que en general mi inclinación constante a lo largo de toda la vida fue escribir oraciones eso se muestra súper evidente y en mis diversas etapas como escritor, si bien es cierto que no todas son oraciones pero las criticas de los libros que yo escribía apuntan siempre a una lucha tenaz, tremenda, solitaria y silenciosa a favor del hombre; eso no lo digo yo lo dicen los críticos que leían los libros y los comentaban, de esto puedo presentar documentación de la revista Criterio por ejemplo, donde puedo presentar fotocopias de esas críticas, es importante a veces atestiguar con documentos porque la gente no esta tan dispuesta a creer cualquier cosa, tiene que conocer demasiado a una persona para creerle entonces es necesario presentar papeles.

Y así va pasando el tiempo, no descarté la ocasión religiosa porque era lógico que después de leer tantas filosofías orientales, tantas, no sé si todas pero muchas y comparando; el enamoramiento con Jesús era cada vez más profundo, yo nunca supe exactamente dónde terminaba Jesús y empezaba yo, nunca lo supe porque como siempre Él fue testigo de todo, compañero de todo, porque en todo este tiempo hay que agregarle una cuota de dolor dado que si bien es cierto que yo usaba el tiempo para cuidar a mi madre por ejemplo, eso no quita que a veces me revelara y dijera ¡"pero como"; eso no impidió que haciendo tratos con mi hermana pudiera pasar temporadas con los indios tanto en el Sur como en el Norte, no impidió por ejemplo hacer la cosecha de la zafra cuando todavía faltaba mucho para tener 30 años, entonces allí se explica un poco porque esto de alguna otra forma se sabe: que era un eximio tirador de cartas, lector de líneas de manos, grafología o lo que fuese. Un eximio, porque cualquiera sabe que cuando uno se mueve entre la gente del Norte o del Sur necesita conocer ese tipo de cosas por la simple y sencilla razón de que son muy supersticiosos y yo siempre partí de la base de que tenía que hablar el mismo idioma que hablaba la gente. El usar un tarot o una carta común para decir cosas era apasionante para los demás y para uno, porque yo iba haciendo todo mi trabajo en cuanto a que yo pienso que desde que tengo uso de razón consciente o inconscientemente trabajé para el Señor, de eso estoy más que seguro consciente o inconscientemente yo no sé si yo era el que trabajaba o Él me hacía trabajar para El, porque me hizo aprender hasta las cosas más inverosímiles, cosas que después cuando el catecismo de la Iglesia las prohibió las dejé de lado por completo. En general era más aparente que real el uso de esos elementos dado que la gente tiene que ver algo objetivo para creer, no solamente decirle cosas, entonces quiere decir que el carisma que nosotros llamamos Palabra de Conocimiento, era yo un muchachito y ya lo tenía perfectamente, haciendo las maravillas de los que oían; y todo eso lo aprovechaba para trabajar para el Señor, sin que nadie lo notara el protagonista principal pasaba a ser Jesús en todas esas cosas: al dirigir la vida de los hombres, al evitar los abortos, al ir legalizando las relaciones matrimoniales, etc.… sin que nadie lo notara detrás de todo estaba en forma implícita y explícita Jesús en forma bien concreta de eso no había ninguna duda. Pruebas al canto, en el año 60 y algo aparece un cuento muy hermoso de esa experiencia en la zafra, con un cuento que se llamó Un niño, Un Hombre y Una Esperanza, eso existe, son pruebas que pueden leerse aún, para ver justamente como utilizaba todos esos elementos que no eran muy ortodoxos para sacarle partido para Jesús. Yo me sentía que quien me acompañaba siempre era Él, era mi amigo, mi compañero, mi confidente en los dolores y en las alegrías, aunque no sé si tuve alegrías, aunque no se para mí; si es por el efecto que lograba en las personas sí, pero siempre Él era el compinche, era el testigo, era el compañero, era el que estaba en todo.

Yo no creo haber hecho mucho esfuerzo por ponerme de parte de Jesús, creo que el esfuerzo fue de Él en ponerse de parte mía. Porque, sino no se explicarían un montón de cosas Él tenía el propósito de que yo hiciera lo que Él quería con una característica, que a mí encantaba hacer lo que Él quería, entonces si lo vemos por ese lado mi vida fue una fiesta pero también sabemos que es una fiesta a veces llevar una cruz de quebracho sobre el hombro.

Porque esa es la madera que dijo Jesús de la que era mi cruz, de quebracho, él me dijo ¿la madera más dura y pesada? Sí, bueno de quebracho entonces, eso está en las revelaciones del 96.

Quien era tan compinche del Señor seguramente podría haber sido sacerdote; ¿pero que pasó?, Una vez me presenté a un seminario y había allí todos santos varones, me hicieron unas preguntas y yo respondía, a todo esto tenía ya unos años, todavía no había terminado mis estudios terciarios, y entonces este buen sacerdote que estaba examinándome en compañía de otros dijo que no servía yo para sacerdote porque tenia un concepto muy especial sobre la libertad, y voy a citar palabras textuales porque me las acuerdo muy bien " espíritus como el tuyo son parecidos a los de Luttero, tanto que espíritus como el tuyo nos dieron La Reforma Protestante" a lo que yo conteste "sí puede ser, pero en todo caso también nos dieron una Iglesia de mejor conducta " No sé si eso está en algún libro o no está, pero me acuerdo muy bien que dije Sí la reforma Protestante pero en todo caso la Reforma nos dio una Iglesia de mejor conducta.

Ahora yo con todas las cosas que tenía dentro de mí y que no podía decirles a nadie ( por ahí algunas cosas se filtraban en broma anticipando el futuro de alguna persona y mucho mas sistemáticamente durante la docencia donde… bueno sería otro tema para tratar), estuve con los Benedictinos, y no sé porque tenía con ellos una especial simpatía sobre todo porque yo tenía un misal de un benedictino, el Reverendo Padre Azcárate que hace muchos años vivía en Buenos Aires pero después fue a morir a España, yo sentí por ese hombre un especial cariño porque parecía que me guiñaba un ojo diciéndome "te entiendo perfectamente", entonces conviví con los Benedictinos unos cuantos meses y, a todo esto súmenle los años en que yo tenía que hacer custodia dentro de mi casa o bien tener la responsabilidad después de mi madre sola, entonces estuve un tiempo largo con los benedictinos tres o cuatro meses y ellos me sondearon y me sondearon, hablaban conmigo, en el mismo monasterio en dónde estaba el Padre Azcárate conocido mundialmente por el misal que él tiene, siempre para mí fue un Santo varón y tengo de él así un especial cariño como si lo tuviera siempre conmigo, él y los sacerdotes que estaban juntos me dijeron: "mirá si vos quisieras ser sacerdote de acuerdo a todas las condiciones que tenés, a todos los carismas que te dio el Señor" porque la palabra carisma empieza a usarse después del Concilio Vaticano II, antes hablar de carismas no era tan simple ni tan sencillo, incluso ahora en este tiempo hay sacerdotes que se niegan a hablar de carisma, totalmente eh… reconozcámoslo, bueno entonces estos santos Benedictinos, porque me pareció que además de ser confesores y estudiosos de mi persona, ya que yo también quería saber que hacía con mi vida, no era cuestión… de desperdiciarla, la verdad es que siempre la había dedicado a algo, yo no me quedé con la bronca de no poder hacer lo que hacían todos los jóvenes, me recosté del lado del Señor, me enamoré del Señor y entonces empecé como una venganza al revés, siempre lo dije así, una venganza al revés, perfecto donde viene un y hace 10 chanchadas o maldades, pues bien hagamos 10 cosas buenas y siempre así una venganza al revés y hasta con Jesús nos confabulábamos para, graciosamente, buscar los momentos y los lugares y las cosas para hacer de las nuestras, bueno sigo con los Benedictinos, entonces me llamaron, me sentaron allí frente a ellos y el Padre Azcárate a la cabeza, palabras más palabras menos, no son textuales, me dijo: Tenés muchos dones y carismas y si vos te hicieras sacerdote nunca podrías aplicar ninguno de estos dones y carismas, y era así porque yo notaba que tenía muchas cosas que cuando las contaba en algún retiro o en algo siempre asustaba a todos los sacerdotes, y era mejor no contarlas porque sino ya se hacía una especia de clima alrededor mío y ya la cosa no funcionaba más como antes, ya era mirado como un bicho raro, bueno retomo me dice: no dedicate a la docencia, y en la docencia vos vas a permanecer siendo seglar, no vas a tener que obedecer, porque los votos de obediencia los hiciste en privado delante del sagrario, entonces no vas a tener que rendirle cuentas a nadie de las cosas que haces y vas a poder hacer lo que quieras; yo siempre vi en los benedictinos esos sacerdotes que se adelantaron a su tiempo, ¿tendría que decir así de los Jesuitas no es cierto?, pero a mí me parecieron los Benedictinos porque no sé, por la hermosa simpatía por San Benito Abad, por toda su vida, porque la regla de su orden nunca tuvo que ser cambiada, quiere decir que era un hombre que tenía la verdad porque pudo mantenerse a través del tiempo con sus mismas cosas, adaptándolas por supuesto, del año 400 hasta ahora; el Padre Azcárate continuaba diciéndome: en la docencia vas a poder practicar todas estas cosas, vas a tener problemas y muchos, porque te van a mirar de diversas formas, para algunos serás un manosanta, para otros serás medio brujo, para otros serás… bueno cualquier cosa, pero en todo caso como no llevas sotana no estás sujeto a ninguna autoridad y vas a poder hacer todo lo que quieras, en tus correrías con Jesús te vas a poder meter en todos lados sin que nadie te llame la atención, dedicate a la docencia porque lo mismo que harías como cura lo podés hacer como docente con la única diferencia que no vas a dar misa, podés transformar el aula diariamente en una verdadera misa, faltándole la consagración por supuesto que es lo central, pero vas a poder practicar todo lo que se antoje sin que nadie te llame la atención porque no tenés que seguir la obediencia de nadie, nosotros no tenemos (me dijeron) la Palabra de Conocimiento para adelantarnos al futuro y ver que va a pasar con vos, lo único (me dijo un sacerdote chiquito que ya están todos muertos porque eran viejos en aquel entonces) lo único es que vas a tener que sufrir enormemente, si tu vida hasta ahora fue siempre un sufrimiento, va a seguir siendo un sufrimiento, porque el que es compinche con Jesús… El no se conforma con un poquito de las personas que tiene a su lado, Él los quiere tomar del todo y por lo que veo Él está en ese plan, entonces sufrir, vas a tener que sufrir mucho pero no te vas a tener que amargar con la obediencia, por lo tanto dedicate a la docencia, más adelante cuando esa docencia termine Jesús te va a decir que es lo que vas a hacer por lo que nosotros hemos visto todo Él lo tiene previsto, ¿por qué? por las cosas que nos has contado y porque tampoco somos ningunos tontos nos damos cuenta que aquí hay algo más que una persona con tu nombre, cuando termines tu docencia el Señor te va a decir… ; y efectivamente cuando me llegó la jubilación una madrugada regresaba de visitar un enfermo y… sentí muy clarísima una voz que me decía: ( que son palabras que leí en algún libro por ahí seguramente, y ahora no me acuerdo quien es el autor, y en ese libro no el prefacio sino como el epígrafe), "le recordó que su verdadero campo de batalla estaba en otra parte en cuartos desiertos y en corazones solitarios, entre gente que no conocía nada de filosofía, ni de psicología, ni de teología pero si sabía con aterradora intimidad los problemas de vivir y de morir", eso fue lo que, no sé si me lo dijo Jesús o quien me lo dijo, pero yo lo oí, y entonces pensé ¿si había desperdiciado tantos años? No… el verdadero, el que venía, el campo de batalla estaba entonces entre aquellos que conocían desgarradoramente el drama de vivir y de morir.

Entonces, el Señor me fue poniendo delante de mí a muchas más personas que las que había tenido antes, para que Él a través mío hiciera las sanaciones, pero ¡cuidado! Las sanaciones las venía haciendo desde hacía muchísimos años, ya había cumplido las bodas de plata con las sanaciones, porque en las aulas usaba todo aquello que había aprendido y la verdad es que sabía de todo y además Jesús me había hecho distinguir muy bien, me había dado mucho discernimiento para distinguir las cosas buenas de las cosas malas; ¿que eso trajo un montón de celos, envidias y una vida a veces casi imposible de ser vivida?, es cierto, pero que lentamente aquello que había sentido cuando esos italianos que traía mi padre a su casa para darles una mano que escapaban de la guerra, vi que siempre había estado haciendo una venganza al revés.

P.: ¿Qué nos podés relatar sobre tu paso por la docencia?

R.: Referente a la docencia yo la ejercí en varias escuelas de nivel secundario y terciario desde el año 1957 hasta el año 1994. Sería largo detallar las escuelas por donde pasé, los cargos que desempeñé, las cátedras que dicté, yo pienso que lo fundamental no es tanto estos datos que acabo de mencionar sino la forma de pensar o la cosmovisión que guió todos estos años de docencia…, para empezar me parece que es bueno tener en cuenta una obra publicada por… primero en la revista Familia Cristiana y luego en un libro que se llamó Coral de Poetas y es la Oración del Maestro, allí se sintetiza una forma de pensar, una forma de resolver los problemas de la vida, es decir una cosmovisión total y completa del hombre, del mundo y de la vida. Se puede agregar a eso el escrito Ser Educador, que fue hecho en los últimos años de docencia dónde en un estilo distinto y no como el anterior que era una Oración (era un estilo diferente), vuelvo a exponer todos los ítems que nutrieron todos los años de docencia, además podrían verse también otros escritos que hacen referencia concreta a la educación como la Oración del Estudiante o la Oración del Estudiante Adulto, normalmente en los escritos que uno hace expresa en forma explícita toda la orientación que tuvo la obra que uno realizó, más allá de las deficiencias y limitaciones humanas. En cuanto a que tipo de escuelas frecuenté en todo ese tiempo hay religiosas y laicas, oficiales y privadas. Podrían decirse más cosas al respecto y sería entrar en algún detalle y entonces se perdería la visión de conjunto, pero esos escritos pueden sintetizar mi pensamiento.

Ahora para completar esto pueden utilizarse también las críticas aparecidas en la Revista Criterio, del Libro Camino del Invierno que hizo Pablo Cappana, uno de los redactores de la Revista y Las Palabras Compartidas, libro que tuvo tres ediciones, cuya crítica la hizo la Sra. Alicia Régoli de Mullen, tanto en Camino del Invierno como en Las Palabras Compartidas hay una concepción del hombre, del mundo y de la vida considerado plenamente dentro de una cosmovisión cristiana de todo. ¿Para que digo esto?, para expresar que en todos los órdenes y a través del tiempo no hay ningún escrito de ninguna naturaleza, ni enseñanza en ninguna escuela que contradigan en lo más mínimo a la Sagrada Escritura y todos los documentos de la Iglesia, es decir repito por si no quedó claro que… en todos, tanto sea los años dedicados a la educación como las obras publicadas en diferentes estilos y a través de los años en ninguna de ellas existe la más mínima expresión en contra de la Sagrada Escritura ni ningún documento de la Santa Madre Iglesia Católica a la que pertenecí siempre y de la cual me siento un hijo orgulloso, además podría decirse que todo esto fue acompañado por una dedicación exclusiva, completa, total, tanto qué desde los diecisiete años hice la consagración al Señor, entonces toda mi vida fue guiada por esa consagración que hice a nuestro Señor Jesucristo y a Su Santa Madre.

P.: ¿Podrías darnos los títulos de tus publicaciones?

R.: Entre las publicaciones propias están :
•Itinerarios de una esperanza
•Amor no es sólo una palabra
•Apuntes para una historia con marginados
•Camino del Invierno
•Apenas un largo momento
•Las palabras compartidas
•Vida
•Apenas un rumor

Y publicaciones compartidas :
•Coral de poetas
•Anuario de poetas contemporáneos años 1976, 1977, 1978
•Antología de poetas contemporáneos 1979
•Ocho en la Poesía
•Tributo de velar
•Cantares Mediterráneos

P.: Ahora quisiéramos que nos hables de tus estigmas.

R.: Los estigmas son o representan algunas de las llagas que tuvo Jesús en su cuerpo. Ahora bien, si vemos la historia de la Iglesia vemos que hay algunas personas que las tuvieron, no son tantos, si mal no recuerdo (puedo equivocarme) quien primero las tiene es San Francisco de As

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)