Atención

Capilla Abierta todos los días.

Días de oración: Miércoles, Sábados , Domingos: 15 Hs.

Imprimir
PDF

Mensaje del 20 de Diciembre de 2004

La historia humana de esto comienza en Octubre de 1936 cuando Josefa y Emilio deciden tener el cuarto niño de la familia, el 1º de Agosto de 1937 a las 03:00 de la mañana nace Artemio.


 

Mensaje del 20 de Diciembre de 2004

Habla Artemio:

Lunes 20 de Diciembre de 2004, estoy en Villa la Angostura.

Dice Jesús:

La historia humana de esto comienza en Octubre de 1936 cuando Josefa y Emilio deciden tener el cuarto niño de la familia, el 1º de Agosto de 1937 a las 03:00 de la mañana nace Artemio, después de la enfermedad y donación in aeternum que Josefa le hace a Mi Madre en su advocación de Inmaculada Concepción y a Mí, de su hijo Artemio, pero ya en el comienzo de los tiempos Mi Padre tenía previsto este acontecimiento, después de toda una vida donde se ve y vislumbra lo que iba a ocurrir en Marzo de 1995, nos manifestamos Mi Madre y Yo después que Artemio termina con los trabajos encomendados para antes de las apariciones propiamente dichas, que son de muy variada naturaleza y según las formas que el Espíritu Santo decide hacer.

Con las apariciones al tiempo empiezan los Mensajes que damos Mi Madre y Yo para que conozcan todos los hombres del mundo. Cuando Mi Madre y Yo decidimos acampar en la pampa gringa, en ese entonces Mi Madre daba sus Mensajes en Medjugorje como Nuestra Señora de la Paz por razones que ya se conocen y desde entonces las únicas apariciones y Mensajes son en Medjugorje y aquí en este lugar.
Todo lo sabido y no tanto de otras apariciones ya lo aclaré, entre paréntesis (mensajes personales que desde siempre para toda persona llena del Señor, escucha en su conciencia como debiera ocurrir para todo aquél que invoca el Espíritu Santo.
No confundir como ocurre en muchos lugares lo que Mi Madre dice a santas personas y a veces no tan santas, sus relaciones y crecimiento personal, entre comillas “que usan para todos”, situaciones que hasta la ciencia puede explicar, y a nivel religioso forman parte de una dudosa vida mística, es por eso y aunque no tanto la jerarquía tiene innumerables prejuicios cuando suceden esas cosas, habría muchos matices que aclarar pero no es el momento).

Entonces, desde el comienzo Mi Madre y Yo vamos desgranando Mensajes que forman el qué ocurre en el mundo y en el hombre, cómo remediarlo y para qué . Todo esto está en todo o mejor dicho, todo está en todo, pero por supuesto que hay precisiones y tener en cuenta que estas Revelaciones seguirán el tiempo que sea necesario.

A Mi no me preocupa y tampoco deja de preocuparme la atención que le dispensen a todo esto; es decir como los hombres usan bien su libertad, su conciencia libre para aceptar o no todo esto, aunque para cualquiera que ve las cosas con mucha humildad y por lo tanto con claridad y precisión podrá notar que hay una coherencia total desde siempre y que aunque muchas cosas pueden repetirse pero nunca con las mismas palabras, excepto que sea necesario.

Ahora, ¿cómo se relacionan las apariciones y la práctica de los carismas otorgados por el Espíritu Santo?, por una razón muy simple, donde el Señor y su Madre se manifiestan quiere decir que es un lugar Sagrado y también en quién se manifiesta, por lo tanto ocurre y ocurrirán señales prodigiosas, milagrosas de todo tipo como ya vienen ocurriendo a través del tiempo, muchas visibles, la mayoría invisibles a los ojos de los hombres y sin ninguna explicación racional que lo fundamente.

Ahora bien, Yo lo que hago junto a Mi Mamá acampando en la pampa gringa es seguir con los Mensajes dados a Santa Faustina en la década del ’30, es decir Mis Mensajes son los Mensajes de la Misericordia del Señor como el mayor atributo que tengo, Mi Madre viene como Mensajera del Espíritu Santo para hacer carne en todos la necesidad de Él para entender Mi Misericordia, además Mi Madre y Yo siempre tratamos de que cada vez se vea más claro todo lo referente al Espíritu Santo, que si bien fue invocado a lo largo de la historia de la Iglesia no lo fue como debiera o no se le dio la importancia que debe tener como Tercer Persona de la Santísima Trinidad y Dios también, entonces y a pesar de las palabras de Juan XXIII, ese Santo varón que hizo tanto por la Santa Madre Iglesia, sobre todo convocando al Concilio Vaticano II. Bien, todas las anunciaciones del Concilio por supuesto que son muy valiosas pero se fueron diluyendo, comenzando en las traducciones para los distintos países y luego diluyendo en las jerarquías locales que prestaron poco o ninguna atención a todo esto, a todo este viento del Espíritu que sopló con fuerza en el Vaticano II, tal vez no como Yo hubiese querido pero sopló con fuerza. Sería como si fue tan grande lo que se dijo que no pudo receptarlo la capacidad no ejercitada en el Espíritu Santo de la mayoría de la jerarquía, pero a todo esto podemos encontrar montones de personas que han dicho cosas preciosísimas para actualizar todas las idas y venidas de la Santa Madre Iglesia manifestadas y en forma visible en su jerarquía, porque de los Laicos mucho no puede decirse, no porque los Laicos no hayan tenido siempre muchos deseos, mucha capacidad y en tantas ocasiones más iluminados que la jerarquía; pero la palabra de los Laicos fue siempre la de un Cristiano de cuarta. Es decir, siguiendo las directivas, se le dio una participación pero tan relativa, tan escasamente relativa, que da la impresión como si la Santa Madre Iglesia en su jerarquía tuviese tanto temor o mejor dicho: miedo, por el uso que el hombre haga de su libertad, lo inspire o no el Espíritu Santo.

Entonces retomo, Mi Mamá Mensajera del Espíritu Santo en la Gran Cruzada para Él para entender la Misericordia, es decir el mayor atributo de Dios, ¿y por qué todo esto?, porque la Santa Madre Iglesia así como dejó en gran parte de lado al Espíritu Santo a nivel masivo nunca tuvo en cuenta todo lo referente a Mi mayor atributo.

Entonces comenzado con Santa Faustina los Mensajes de la Misericordia, con un resultado bastante incierto porque pasaron tantos años y actualmente no se le da el alcance que tiene, la proyección universal que tiene y todos estos Mensajes que Yo estoy, junto a Mi Madre, desgranando en Justiniano Posee tampoco. Hay como una resistencia encubierta o expresa para receptar todo lo que sea del Señor como apariciones, milagros y otras cosas.

Si bien es cierto que la intención es traer Mensajes para el hombre del Tercer Milenio sobre todo haciendo coincidir con los cinco siglos de conquista en América, la América que Mi Mamá llama: irredenta, a pesar que se la considera como el corazón de los nuevos tiempos.

Entonces, aquí estamos con Mi Madre dije, dando tantos Mensajes a todos los hombres del mundo, con las aclaraciones pertinentes y además ayudados para decir cosas iguales pero con matices diferentes, por los Santos las cosas que decimos con Mi Mamá.

Alguien se preguntará:¿cuáles son los objetivos?, no quiero extenderme demasiado en esto porque se leerá como un resumen muy apretado, pero lo ideal, lo lógico, es leer todos los Mensajes. Ahora bien, el objetivo es: todo lo que deseó ese Santo varón que fue Juan XXIII, todo lo que propuso el Vaticano II, todo lo que insistió tanto su Santidad, el Papa Juan Pablo II que en muchos órdenes pudo producir grandes cambios y no tanto en otros por las resistencias de la jerarquías locales.

Entonces siempre pensando en la necesidad de que no solo la Iglesia esté a la altura de los tiempos, sino además que sea una Iglesia Profética, que enuncie no verdades porque ya las enunció, sino formas para llegar a esas verdades. Entonces convertir la enseñanza de la Santa Madre Iglesia a través de la jerarquía en una Iglesia Profética que diga, atendiendo a la total consideración del hombre como persona, realizándose en total libertad, anticipar los tiempos futuros para que los hombres puedan vivir esperanzados sabiendo que Yo tengo respuestas para todo y en todos los tiempos y que es la mejor respuesta.

Dije que esto es una apretada síntesis, que a veces conviene hacer; pero insisto, el Espíritu Santo debe estar presente en cada uno de los hombres, porque cada hombre debe regodearse en la asistencia del Espíritu Creador, por eso todas las enseñanzas de Mi Mamá; y por supuesto para poder entender el alcance, si no total al menos parcial, de la Misericordia como el amor obrando en el mundo. Algunos pueden decir que la redención fracasó y para muchos hombres fracasó, por una razón muy simple, los encargados de llevar Mi Mensaje no lo llevaron y entonces muchos hombres languidecieron y languidecen esperando esa liberación del Señor que no les llega de ninguna parte.

Entonces, todos los órdenes del conocimiento humano, todos los órdenes del actuar humano se ve desprovisto de la Misericordia del Señor, por eso Mi insistencia a través de montones de planteos diferentes de la necesidad que llegue a todos El Señor, pero no como algo teórico y sobrentendido, no, sino como algo práctico y descubierto cada día para edificar un mundo donde el hombre, como dije antes, esté esperanzado en despertar mañana y pasado y pasado, en donde al hombre se le pasen los miedos, donde al hombre se le hable con franqueza pero sobre todo con humildad, para acompañar al hombre en su dolor y hacer que pueda sanarse de las enfermedades en aquél principio que dije: “que el hombre debe morirse de viejo y no por enfermedades”, la enfermedad es un desorden dentro de la naturaleza, atendiendo a ese orden que imprimió Mi Padre en todo, entonces todo lo que no funciona es desorden.

Cuando el hombre y el mundo se vayan acercando a ese orden que quiere la Divinidad entonces las cosas irán ubicándose en su debido lugar, ¿por qué dirán algunos, porque ya se acerca el final de los tiempos?, no, este es un camino largo donde estamos en etapas de Hominización para llegar luego a la Socialización del hombre y la sociedad y todo; y lograr esa unión en la totalidad que llamamos Pleroma.

Ahora bien, para no defraudar las esperanzas de nadie, esa unión en la totalidad maravillosa y sublime ya puede ser lograda a través de pequeños grupos, a través de la vida individual de pequeños grupos o de grandes grupos también, que necesariamente pueden ya vivir el Pleroma en este tiempo y nutrirse de todas las fuerzas de la Divinidad para el un mundo pero no para llevarles la redención sino un mundo donde habrá muchos amigos para que los reciban.

Esto no se agota aquí por supuesto, son diez años de Revelaciones, Revelaciones y Profecías, pero soy un poco reticente a hablar de muchas cosas porque no son tan bien interpretadas como debería serlo por supuesto, aunque dije mucho.

Entonces nos encuentra a Mi Madre y a Mí, acampamos en la pampa gringa, venimos a traer los Mensajes de la Misericordia, Mi Madre como Mensajera del Espíritu Santo y Yo quiero ser todos los días un poco más de Luz ayudado por el Espíritu sobre cada cosa, sobre cada hombre, sobre cada uno de los acontecimientos, por supuesto que eso va acompañado de un montón de prodigios donde los hombres ya pueden vislumbrar el mundo que quiere el Señor, en todos los órdenes, por supuesto que esto hace como obvio decir: todos los caminos equivocados que siguió la jerarquía de la Santa Madre Iglesia a través de dos milenios con montones de cosas maravillosas pero también errores, a Mi me da mucho dolor, muchísimo dolor.

Mi llamado es que oigan Mi palabra, Mi objetivo es que MI Misericordia reine entre los hombres, todas las organizaciones de los hombres, para esto hay que estar tan abierto como una perfecta humildad lo puede hacer, como si empezáramos todo de nuevo sin por eso desaprovechar lo ya vivido pero a la Luz de la Misericordia.

Iré precisando más detalles, al hacerlo también haré referencias para ir completando esta muy apretada síntesis.

Amén.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)