Imprimir
PDF

Primeros Mensajes - Primer Libro - Continuación 1

Continuación del anterior.

1 de agosto de 1996

Dice Jesús:

Nuestras imágenes de esta noche son las imágenes del dolor del mundo y nuestros hábitos grises son el reflejo de nuestra alma atormentada (la Virgen está vestida con una túnica gris medio desteñida, como muy usada. Jesús tiene una túnica también gris pero con varios agujeros… uno a la altura del abdomen donde se puede ver el abdomen de un hombre delgado, también otros a la altura del pecho y del hombro).

Nos gustaría quedarnos con ustedes como dos personas más, sentados junto a ustedes y compartir el pan; porque nos sentimos tratados con mucha familiaridad, con mucho amor y sobre todo hay algo que brilla como el oro y es la humildad.

Artemio sos un “loco”. Te enloquecimos Yo y mi Madre, y no se te va a pasar. ¡Gloria a Dios! Tratá de rodearte de gente humilde, de religiosos humildes, de lo contrario padecerás mucho… Cuando te desprecian, déjate amar por mi y por mi Madre…

Artemio (escribo estos mensajes personales porque explican la totalidad), tu mamá cuando estaba embarazada de vos en vez de engordar adelgazaba, estaba enferma, entonces te ofreció al Sagrado Corazón de mi Madre y mi Madre te cuidó para que nacieras, de lo contrario morías y toda tu vida ha sido exactamente como el camino del Calvario, tu corazón recibía diariamente muchos lanzazos, quien te conoce bien puede ser testigo. Pero desde que tu madre te ofreció, siempre la Virgen María te llevó de la mano. Nunca te abandonó.

¿Le encontrarás ahora una explicación a toda tu vida? Cuando te desprecian por mi causa, yo te aprieto más contra mi corazón. Que esto te baste y no quiero oír ninguna protesta. No quiero decir más, porque no es mi intención ventilar tu vida, pero cuando estén del otro lado, en mi presencia, entonces corroborarán lo que estoy diciendo…

No se pongan tan pedigüeños y trabajen en silencio (se refiere a las persecuciones sutiles y burdas). Todos son lo suficientemente inteligentes para darse cuenta que están en el buen camino y ninguno me va a abandonar nunca.
No sean olvidadizos de las profecías que les fui dando.

Estoy hablando con voz un poco dura para demostrarles que tengo firmeza de carácter junto a toda mi Misericordia y todo el Amor del mundo, ¿o qué creían, que era un debilucho el hijo de Dios?

Déjense guiar por mi en todo momento. Pidan carismas, pidan que hable el Espíritu Santo en vez de ustedes.

Si ustedes pudieran mirar el futuro, verían que de las piedras que tocaron florecerán rosas.

Nadie se sienta poco, todos son enormes a mis ojos.

No pierdan nada de los que les dicto porque llegará el momento en que todo esto será conocido y muchos caerán de rodillas y pedirán a Dios.

Saben que los quiero mucho, y me quedaría toda la noche hablándoles… ¡Me gusta tanto este lugar! ¡Está tan bendecido que no se pueden imaginar!

Dice Juan XXIII:

Desde hoy todo va a ser diferente.

Tenías razón cuando hablaste de las palomas de San Marcos, eran una fijación en mi mente recordándome al Espíritu Santo.

Es cierto que en ningún lugar del mundo hay tantas palomas como allí.

Ten paciencia que vuestros sueños se van a cumplir.

En este momento una inmensa bandada de palomas blancas está invadiendo Justiniano Posse (Espíritu Santo). No importa que muchos las maten pero su sangre regará la tierra.

He tenido mucho gusto en bautizarlos a todos en el Espíritu Santo y también bauticé a todas las personas que ustedes quieren.

Siento mucho Artemio que tengas que sufrir tanto para hacer todo lo que haces. Tu cuerpo y tu alma son una llaga que está siempre vertiendo sangre, pero vos te entregaste a Jesús, no podés volverte atrás, llevá tu cruz sin protestar… Los dolores que has pasado son nada en comparación con los que vas a pasar.

Todos los presentes son elegidos del Señor para la irradiación del Espíritu Santo.

Nadie se crea chiquito porque son grandes a los ojos del Señor.

Personal.

No crean que dejaré de visitarlos. Yo vuelvo siempre donde se ama la vida.

Lo que he dejado sobre vuestro hombro no es un peso, son alas que nadie las ve pero Jesús sí.

Son unos locos santos porque se pasan horas pensando en los demás.

Como buen gordo soy un buen hablador pero no quiero cansarlos, desde hoy ténganme en cuenta en vuestras acciones y pídanme lo que quieran y yo se lo pediré a Jesús y María.

Ahora los dejo pero les doy un beso a todos.

Me físicamente pero espiritualmente estoy siempre con ustedes.

3 de agosto de 1996

Dice la Virgen María:

Yo tengo tantas formas como ojos que me miran.

Mi alegría deberían saberlo, es que se está afianzando la paz en Yugoslavia y Medio Oriente; cuántos años hace que vengo pidiendo paz.

Me gustaron los mensajes que leyeron.

Aunque estuve en todo el mundo hoy pasé el día en tu casa y vos lo sabés.

Me gustaría un altarcito donde está mi imagen, chiquito no más.

Mi imagen que está sobre el toilette acompañó a tu madre toda su vida y desde ese lugar los vi nacer a todos.

Mi nariz estaba pelada pero vos hace muchos años me la arreglaste bastante bien.
Los altarcitos, auque ahora no tengas dinero, déjalo todo por mi cuenta.

El altarcito tiene que ser así: un círculo, sacándole un pedazo y debajo un triángulo para apoyar en la pared nada más, así de simple, pero siempre debe estar iluminada mi imagen.

Personal (4).

Saben que tengo preparadas muchas cosas para ustedes, muchas alegrías. Todo este tiempo que me dedican además de hacerme feliz yo se los retribuiré dándoles buena salud por el resto de vuestras vidas. Es decir van a morir de viejos.

Aunque no lo crean yo obraré grandes prodigios en ustedes y a todos los lugares donde vayan.

6 de agosto de 1996

Dice Jesús:

Vengo caminando en la tarde, derramando mi Misericordia, incluso a quienes me escupen en la cara.

Es cierto, he traído una alforja llena de gracias, también hay una parte para ustedes.

Aunque mi expresión era la de tristeza vuestra devoción nos conmueve a mi Madre y a Mí.

Pidan, pidan, pidan, no me negaré a darles, háganlo con mucha fe.

Al acostarse piensen en mis llagas, tóquenlas y háganse la señal de la cruz porque por esas llagas salió la sangre que redimió al mundo.

Nada hay tan grande como cubrirse con mi sangre.

Todavía no te regalé mis llagas porque sería muy fácil y todos creerían enseguida en lo que vos decías. Tienen que creer sin ver las llagas.

Aquí dentro hay personas que tienen varios carismas, traten de usarlos, para eso hice leer lo de la higuera.

¿Quieren encontrar un parámetro para saber donde están parados?

Piensen en todas las sanaciones… hay cientos. Piensen en las conversiones. Un montón. Piensen en toda la gente que empezó a ir a misa. Piensen en los que rescataron de las sectas. Piensen en todos los matrimonios que unieron.

Bienaventurados los presentes porque tanto mi Madre como Yo los amamos tiernamente. Estas expresiones las reiteramos seguido…es porque ustedes necesitan muchas caricias.

10 de agosto de 1996

Dice la Virgen María:

Yo soy a quien te consagró tu madre cuando estabas en su vientre y tenías peligro de muerte. He dejado pasar mucho tiempo antes de que lo supieras hasta que mi Hijo el jueves 1 de agosto a las 1.30 -2 de la mañana te lo dijo. Vos fuiste consagrado a mi Sagrado Corazón y desde entonces siempre me perteneciste.

Ahora llegó el momento en que recibirás mis mensajes y/o profecías.

Te elijo a vos porque te considero ínfimo, mínimo, pequeño pecador como todos y muchas veces fuiste despreciado y tu palabra irritó a muchos a través de toda tu vida porque no toleraron que fueras un buen Hijo de Jesús.

Te hablaré como el Inmaculado Corazón de María y mis mensajes lentamente los harás conocer.

Mis mensajes serán generales y servirán para todos.

Yo te amo desde el vientre de tu madre y toda tu vida ha sido un martirio, llegó la hora de salir a recoger rosas porque hasta las piedras (palabras) que te tiren serán para vos rosas.

Serás mi mensajero para muchos hombres, sobre todo los de buena voluntad.

Te habló ahora de mi Inmaculada Concepción “estaba junto al fuego revolviendo en el recipiente colgado cuando una inmensa luz entró en el recinto”; (dentro tuyo lo estás viendo).

El Espíritu Santo fecundó mi corazón y desde ese momento comenzó a tener vigencia la esperanza para la humanidad.

Yo te iré diciendo como extenderás la devoción a mi Inmaculado Corazón y se lo dirás al mundo entero.

Por hoy es suficiente, dejo en tus manos mi Sagrado Corazón.

Para decir al mundo entero, tendrás que imprimir y serán cientos.

Necesito que se conozca todo lo que el Padre me dice… Hay necesidad de mucha oración.

Decile a la gente que cuando reza el Santo Rosario la cantidad de Avemarías que digan, dependen con el corazón que lo digan.

¡Quiero santificar a las almas con mi Sagrado Corazón!

Los sacerdotes hablan poco de mi Sagrado Corazón y es allí donde el Padre envía el Espíritu para engendrar a Jesús.

No quiero que haya tanto olvido y quiero que en cada sermón u homilía la empiecen y las terminen invocando a Mi Inmaculado Corazón.

No temas de gritar a donde sea. ¡Conviértanse al Inmaculado Corazón de María! (repite)

Pedile a los hombres que al acostarse y al levantarse invoquen mi Sagrado Corazón.

No voy a usar grandes palabras para decir estas grandes verdades y todas ellas simples y sencillas están dirigidas a todo el pueblo de Dios.

Quiero siempre hablar con palabras que entiendan, los marginados, los oprimidos, los que soportan una pesada carga, los que están segregados y todos aquellos para quienes todavía no salió el sol.

Te acordarás, hace tantos años ya en tu boca y en tu corazón estaban estas palabras, pocos te escucharon, quedaba en el ambiente como un perfume de rosas pero todavía no estaban en condiciones de asimilar estas grandes verdades y más de una vez te sentís dolido por haber predicado en el desierto, no importa que no te escucharon, pero yo sí te escuché.

Tenés que decir a tu Pueblo, tu Provincia, tu Nación, decirles a tus sacerdotes que extiendan la devoción al Espíritu Santo y al Inmaculado Corazón.

No hay posibilidades de Evangelización si el Espíritu Santo no la está orientando.

El año 2000 debe encontrarnos a todos trabajando en la gran Cruzada del Espíritu Santo y del Inmaculado Corazón de María.

¿Qué pasa con los hombres que están lejos de Dios? Si tuviera que nombrar países, diría que el que está más cerca es Chile y el que está más lejos es
Argentina; aunque Brasil me preocupa mucho.

Un Papa dijo que América es la reserva del Cristianismo, pero es necesario para ello un nuevo Pentecostés.

Me preocupa la pobreza material mucho más de lo que ustedes creen; pero me preocupa la pobreza espiritual. ¡Es tanta la pobreza espiritual de la juventud de América!

Sacerdotes, Obispos, Cardenales levanten vuestra voz pero sobre todo sean discípulos de Jesús. Quiero que sean discípulos más que apóstoles.

Es más fácil ser apóstol, no lo es ser discípulo.

La estructura religiosa que han montado en América Latina es un obstáculo para la propagación del Nuevo Pentecostés.

Todavía no se les da a los laicos el papel protagónico que les corresponde en la Extensión del Reino. Debes gritar fuerte que nadie tiene la exclusividad de Dios.

Pero lamentablemente en América y también en el mundo se forma a los religiosos con la mentalidad de que siempre son superiores a los laicos, en todo.

Estos son cristianos de 3º ó 4º mano.

Un poco viene por los sagrados votos pero éstos no deben ser interpretados como motivo de superioridad sino un estado de precariedad permanente y es ante todo una renuncia para un mayor servicio y jamás una etiqueta de superioridad.

13 de agosto de 1996

Dice Jesús:

Después de una gran tormenta habrá paz y bonanza. No duden de mi amor. Todo se solucionará.

El sufrimiento es un gran purificador pero no hay que buscarlo por sí mismo, pero al tenerlo, soportarlo con paciencia y en silencio además piensen que es el precio que tienen que pagar para ser mis discípulos.

Hoy puedo resumir mi mensaje en las palabras que están debajo de mi imagen: JESÚS EN VOS CONFÍO.

Todos los que están agobiados y cansados vengan a mi que les daré todo lo que necesitan.

En todos estos días he visto correr muchas lágrimas en vuestros rostros; tómenlas como un santo rocío para llenar a todo este pueblo y a todos los lugares en donde hay necesidad de que se extienda mi Misericordia.

Yo les iré diciendo qué tienen que hacer. En primer lugar cuiden bien a vuestras familias, los que han elegido eso y los demás su propio estado.

Cada oración y cada pensamiento de ustedes los multiplicaré infinitamente. No les voy a decir que otros no rezan, pero lo que ustedes están haciendo está sosteniendo por lo menos a media humanidad… esto ustedes no lo pueden entender, porque en la economía divina todo tiene un valor diferente al que le dan los hombres. La jaculatoria de una viejecita desprovista de todo pero que se toma incondicionalmente de Mí puede tener más valor que cientos de personas que creen estar llevando una vida piadosa.

Ya no tenés nombre porque YO y el ESPÍRITU SANTO hablan por vos, desde saludar hasta comprar papas.

¡Pobre del hombre que ponga piedras en tu camino, pobre de él!.

Si digo estas palabras delante de estos hermanos ellos entienden perfectamente.

Personal (9).

Esta noche ha sanado a cientos de personas que tenían un cáncer incipiente y ni enteradas, vos me lo pediste con tanta fuerza y amor.

Una vez más este pueblo es bendecido y los rayos que brotan de mi corazón han llegado a todos los hogares y a los hogares de los pueblos y naciones que llaman por teléfono, millones de JUANES que estaban en el purgatorio gozan de la bienaventuranza para vivir en el descanso eterno y desde hoy serán vuestros protectores (en privado).

Personal (17).

Son todos elegidos. Muchos o pocos me tienen sin cuidado. Yo los quiero a ustedes y cuando se reúnen sale un nuevo sol en el espacio.

Quiero aclarar lo de elegido, porque están viviendo un estado de precariedad permanente, donde no saben qué va a pasar dentro de un rato. Cuando los hombres están en estas condiciones es cuando realmente colocan todas sus expectativas en qué es lo que puedo hacer YO.

Mi MADRE está muy contenta de todo lo que piensan y dicen de su SAGRADO COAZÓN y está apurada en dictarte sus mensajes.

Dice Jesús:

Esta noche parecería que todo se hizo con violencia, con la violencia de mi AMOR.

Penetré los cuerpos y las almas de todos por los que pidieron y muchos más de los que pidieron.

Yo sé que pierden muchas horas de sueño por las oraciones, y a todos los presentes los he introducido en mi corazón; lo mismo hizo mi MADRE.

Había tanta fuerza en el pedido que hasta resquebrajaron algunos mármoles de las tumbas. ¡Cuánto falta entender todavía del poder de la oración!

Esta casa será tan bendecida que con el tiempo hasta querrán llevarse pedazos de revoque de recuerdo.

Te he elegido para una misión pero no te apresures, conservá la calma y tené mucha prudencia, si me pongo a mirar el pasado hay toda una cadena de acciones que estaban preparando esto que va a ocurrir. Tantas ilusiones, tantos sueños, tantos proyectos, que la mayoría se fue frustrando, no por tu culpa, y a veces hasta les irritaba tu voz; pero fue pasando el tiempo y cada vez los laicos tuvieron más protagonismo… Ahora ya no sos vos el que hablás sino YO a través tuyo… Tal vez ahora escuchen pero serán MIS palabras.

Nadie tiene el propósito de reivindicarte, porque vos te consideras exactamente igual como en otros tiempos que antes de decir una palabra le implorabas el ESPÍRITU SANTO que te inspiraba; y la respuesta fue siempre un golpe en los dientes, aunque a veces escucharon; podés hacer tuyas las palabras de Jeremías (20, 7-13).

Yo no te elegí porque eres grande e inteligente sino que lo hice porque vos te consideraste siempre el último de los seres humanos, más aún te humillaste y te humillaron… Yo te ensalzaré, aunque a veces tenés una conducta que no me gusta porque te menosprecias como si fueras una porquería y eso me ofende enormemente (DIOS no crea porquerías, sino crea a los hombres a su imagen y semejanza).

Hace tiempo que empezó tu misión, pero ahora empieza verdaderamente, dichosos los que te sigan y crean lo que vos decís…

No dirás una sola palabra más, YO te la dictaré, YO haré todo… Y no te pongas quejoso porque me aburrís.

20 de agosto de 1996

Dice Jesús:

He revivido el camino del CALVARIO, viendo los sufrimientos de esta muchedumbre (hace referencia a que en la parte de la evangelización yo dije que sentaba a la mesa a todos los desocupados del país).

Todo esto no durará mucho tiempo, pasarán rápido los meses de dolor y después empezará a salir el sol para la mayoría.

Trigo, girasoles, avena, maíz, soja habrá montones. ARGENTINA dará de comer al resto del mundo, pero después de unas cuantas cosas feas.

No te creas que vos lo dijiste; el ESPÍRITU SANTO te lo dictó pero todas las palabras de esta noche llegarán a los rincones más apartados de la tierra; porque yo quiero que lleguen.

Necesito que te entregues más, necesito que escribas más, necesito que hagas conocer más estas ideas. YO te diré dónde.

Si supieran cuánto los amo a ustedes que me han hecho conmover hasta las lágrimas.

Cuando vayan a dormir sientan que mi corazón está sobre vuestro pecho, oyendo vuestro corazón, me gusta el latido de vuestros corazones.

Si varios tuvieran el carisma de la visión me arrodillaría a rezar con ustedes, porque son mimados por Mí de tanto que los quiero.

Todas las lágrimas que derramé esta noche, serán la bendición.

Todas las intenciones que se pusieron en esta noche y todo lo que se dijo YO me encargaré de hacerlo oír a cientos de miles, a ustedes no les interesa CÓMO.

Estabas tan embelesado conmigo que no viste a mi izquierda a Maximiliano KOLBE, pidan la intercesión de Maximiliano KOLBE.

No se preocupen que todavía no tienen el carisma de las visiones aunque algunos ya ven algo y van a ver más.

Esta noche les he regalado varios carismas, tendrán que descubrirlos y usarlos pero silenciosamente y con prudencia porque la mayoría no entiende, y los perseguirán en forma bruta o en formas sutiles.

Ésta ha sido la noche más bella que he visto desde que se reúnen.

Se los mostraré cuando algún día estén conmigo.

Ésta si que es una profecía grande como una casa: esta noche es histórica.

Muchas gracias hijos míos.

29 de agosto de 1996

Dice Jesús:

“Yo soy el camino, la verdad y la vida”. Quien me sigue no se equivoca.

Ya sé que están ansiosos que les revele cosas que pasarán, no lo hago porque alguno de ustedes se desmayaría, aguántense.

¿Por qué siempre ustedes tienen la idea de que yo soy serio? Están completamente equivocados, disfruto riéndome cuando dicen algunas cosas. Así me pintaron muchos, pero digan que Jesús fue creado hombre en su totalidad.

¿Acaso no debían correr hormonas por mi sangre?

Que se enteren los teólogos que me hicieron demasiado de espíritu.

Mi cuerpo físico fue bien proporcionado, un poco flaco pero tuve bellos músculos que desarrollé con mi trabajo. ¿Qué pasaría si les dijeran a los hombres
que hacen mis estatuas que no cubran partes de mi cuerpo?

¿Te acordas en el palacio del Escorial que pusieron un pedazo de tela para tapar mi naturaleza? El escultor me hizo como en realidad soy.

Hablaría toda la noche si ustedes me tuvieran paciencia. Les revelaría cosas humanas que tuve y tengo… Porque estoy vivo… ¡gritalo por las calles, inútiles que piensan en la cruz solamente!

¡Pero estoy vivo! y todavía me sale sangre de las heridas.

¿Quieren saber de mi que untaba las axilas con yuyos del campo, para oler bien? Los evangelistas me meten en el río para el bautismo, pero yo con los discípulos me metí montones de veces y disfruté con ellos y sigo disfrutando porque estoy vivo. No me idealicen tanto… soy un hermano, un amigo.

Solamente que sublimé mis impulsos y miré con ojos de hombre.

Me sequé las lágrimas cuando me enteré de la muerte de Lázaro y también me soné la nariz. ¿Quién dijo que a la mañana temprano no había mal aliento en mi boca?

Queridos hijos míos véanme como un hombre, un hombre Dios que se pasea entre ustedes, los alivia en los esfuerzos, les da una mano en las cosas pesadas, etc. Deben entender que estoy acá y en cualquier parte del mundo porque a mi naturaleza humana se agrega mi naturaleza divina.

3 de septiembre de 1996

Dice la Virgen María:

Los rayos que salen del corazón de mi Hijo los han traspasado a todos y han llegado hasta los confines de la tierra, es por eso que déjenme que los llame misioneros porque han pedido por todos.

Me preguntás ¿por qué azucenas y rosas? ¿Has visto flores más hermosas y más perfumadas? (todo el recinto se llenó de flores).

Todo ese perfume son gracias que por vuestra intercesión han llegado hasta los confines de la tierra.

Deciles a los hombres con insistencia que hablen de la Misericordia de Mi Hijo, que traten de profundizarla y explicarla y sentirla mejor.

No encuentro palabras para explicar cuánto deben tener en cuenta la Misericordia de mi Hijo, con ello será más fácil el Nuevo Pentecostés.

Les repito que han llegado como misioneros hasta los confines de la tierra.

Soy la Reina del Espíritu Santo y mis manos reparten y repartirán gracias a montones para todos los que la soliciten.

Déjense amar por mi Sagrado Corazón y el Sagrado Corazón de mi Hijo porque estamos ansiosos de llenar todo de amor.

Traten de medir todo mi amor y el de mi Hijo y se sentirán consolados pase lo que pase y venga lo que venga (se refiere a todos los desalientos que se reciben casi diariamente y a veces de personas importantes dentro de la Iglesia).

Esto no es algo que se agota hoy ni mañana, esto se acrecentará durante milenios.

Quédense en lo profundo de vuestra noche y hagan un acto de amor abriendo vuestro corazón y se sentirán repletos de nuestro amor con una dulzura indescriptible que ya nada de la tierra les parecerá que pueda igualarlo…

Recomendá a los hermanos que no se pierdan ese caudal de amor y que sean dóciles al Espíritu Santo para ser llenados por Él… sumisos y humildes para que no haya barreras de contención y llenos así de tanta luz, podrán ser luz para los demás.

No hace falta que me digan encendí mi lámpara, así como el sol les dice por las mañanas, les doy mi luz, se ve, se siente, se disfruta y se agradece…

Recomendá este río de agua viva que se desborda de su cauce en el Espíritu Santo y llena todos los lugares hasta donde los dejen llegar. ¿Qué más podré decirles hoy? Mi Hijo y Yo los amamos tiernamente, ustedes no alcanzan a medir todo lo que está pasando.

Tengo preparados tantos proyectos para ustedes; déjense llevar, déjense llevar; mi amor los conducirá; si les digo demasiado ustedes se vuelven impacientes.
Por qué mi preocupación por los enfermos, porque es un signo del cristianismo, sanar los enfermos, expulsar los demonios y resucitar a los muertos.

(Faltan los mensajes personales es por esto que parecen distantes uno del otro).
No quiero cansarlos tanto, sepan que los bendigo a ustedes y a siete generaciones más.

Gracias por todo el calor que me dieron, que vuestro amanecer sea dulce como la miel y tengan melodías en vuestros oídos que mi Divina Misericordia les da.

Estoy sembrando tantas rosas por las calles que cuando salgan si agudizan el olfato sentirán su perfume.

Sigan rezando mucho porque yo contengo la mano de mi Hijo para evitar castigos.

Quieren que les diga algo de ustedes, envejecerán sin enfermedades y todavía verán muchos soles salir.

En el mes de septiembre recibirán muchas sorpresas agradables.

¡Qué pena siento que se acerquen tiempos feos para la Argentina!

Ustedes son poquitos pero para mi son un montón… recen… recen… recen… recen… que pueden remediar mucho. En algunas provincias se derramará sangre de hermanos inocentes ante la protesta de los que tienen hambre, sobre todo en el Norte y en Rosario.

Se han reunido los Obispos y me preocupa verlos tan inocentes.

Reaccionan cuando recién se los toca un poquito pero antes no hacen nada.

¿Quién tiene idea de lo que es la justicia en este país? Me aterra pensar en la justicia argentina. No mezquinen rezar, no en cantidad sino en calidad.

Estoy asqueada de ver como se pudren en la cárcel hombres que han hecho muy poco o están enfermos y pasean al sol los corruptos, estafadores y todo tipo de malandrines.

Como ven mi preocupación hoy es la Argentina; qué meses duros nos esperan pero después saldrá el sol.

Veo sangre correr, sangre inocente. Ustedes pueden remediar mucho. No se desesperen pero recen, ayunen, hagan sacrificios.

Los bendigo con toda mi alma. Gracias por vuestra generosidad.

Ríos de agua viva han llenado esta casa y el corazón de todos ustedes y de vuestros familiares. Sientan el perfume que ha quedado.

Personal (6).

Están sosteniendo a todo este pueblo con vuestras oraciones.

Sepan todos los presentes que son elegidos míos y de mi Padre.

Tus lágrimas han sido un bálsamo para las almas que han salido del purgatorio.

El sol brilla pero brillará más aún para ustedes y en todos los que toquen.

No crean que los he inundado con mi luz porque sí, es para darles todo lo que necesitan para ustedes y para los demás. Pero yo tengo mi tiempo y no es el de ustedes.

La sangre que derramó mi corazón los ha cubierto a todos.

Hagan planes, proyecten cosas, programen lo que se les ocurra y yo estaré apuntalando todo.

No es un reproche pero todos ustedes apenas han comprendido lo que representa mi presencia aquí.

Nunca me canso de insistir sobre la oración y me gusta como lo hacen ustedes, que no es algo mecánico sino que sienten en el corazón y hay creatividad en las formas de expresión.

Me gusta mucho porque están creciendo en santidad, en donde pasan dejan una huella, aunque no digan una palabra.

Ahora termino, pero les anuncio que en la próxima reunión vendrá Nuestra Señora de Medjugorje que ustedes pueden llamar Nuestra Señora de Justiniano Posse.

Gracias. Los amo.

5 de septiembre de 1996

Dice la Virgen María (Nuestra Señora de Justiniano Posse):

Aquí me llamaré Nuestra Señora de Justiniano Posse, Reina del ESPÍRITU SANTO.

Mis mensajes acá serán muy distintos que en MEDJUGORJE, allá pido por la PAZ.

Aquí pediré por todos los que tienen hambre y sed de justicia… marginados de todo tipo y condición, por todos los que aún no han oído la palabra de mi HIJO y también por todos los que no quisieron oír la palabra de mi Hijo.

QUIERO PARA AMÉRICA Y EL MUNDO UN NUEVO PENTECOSTÉS con todo lo que ello implica (cuando oyen un trueno muy fuerte que hace temblar todo, así deberá ser el nuevo Pentecostés, pero el temblor será de una alegría sin límites).

El nuevo Pentecostés transformará o renovará las estructuras injustas, es decir todo lo que tengan de injustas o viejas; en el orden religioso, social, económico, político, y cultural en general.

Ya tienen bien clara mi definición. Con esto ya no tendría necesidad de seguir hablando, pero lo seguiré haciendo.

Mi mensaje será religioso pero eminentemente humano.

No mezquinaré palabras dulces pero la mayoría serán ásperas y duras. Ya estoy harta de que se invoque mi nombre inútilmente: Nuestra Señora de aquí, Nuestra Señora de allá, pero nada cambia. Los demás países están un poco viejos y caducos pero éste debe ser el continente de la esperanza… desde los Andes hasta el Atlántico, desde Groenlandia hasta la Antártida, nada escapa a mi visión… que me dirija a América especialmente, no quiere decir que no lo haga para los otros continentes.

Quiero hacer una revolución del amor, quiero que reine el ESPÍRITU SANTO en este Continente y no será rápido, pero no pasará un día en que no se vea un signo… y para corroborar todo lo que estoy diciendo, esté nublado o no, el sol danzará, como un testimonio de lo que digo, será a las 10 hs. de mañana, no se lo pierdan (y así ocurrió con numerosos testigos que lo vieron).

No se asusten por las cosas que voy a decir, mi dulzura se tornará áspera para muchos y otros se esconderán como lagartijas entre las piedras.

Bendigo especialmente a los últimos PAPAS SANTOS varones de DIOS, pero el nuevo PAPA será realmente el PAPA DEL ESPÍRITU SANTO.

Oren y pidan… oren tanto como gotas de agua tiene el mar y granos de arena el desierto para ir transformando al mundo y vuestro propio corazón.

Quiero dejarles como último mensaje de hoy que los quiero mucho y que bendigo a todos vuestros familiares hasta la décima generación… gracias por abrirme vuestro corazón.

10 de septiembre de 1996

Dice Jesús:

Personal (5).

No tengan miedo al futuro “Yo soy el camino, la verdad y la vida”, quién me sigue a mi no se perderá.

Una bandada de palomas blancas muy pronto inundará este lugar.

Me acuerdo de todas las revelaciones privadas que te hice un día… te di hasta los detalles más pequeños de cómo iba a hacer el templo y todo lo demás… no es momento de comentar nada aún.

Pero tené la seguridad de que cumpliré de la primera hasta la última palabra que te dije… ya verás que no exageré nada y las imágenes que te mostré cobrarán realidad… pero hay que esperar que ocurran algunos acontecimientos… todo a su tiempo.

Todo lo que pidieron esta noche será concedido pero yo tengo mi tiempo.

Veo que vos insistís mucho durante todo el día en la sanación de los hombres pero hablás poco del valor del sufrimiento… éste depura al hombre y lo hace más santo pero no quiere decir que hay que buscarlo ya que de por sí los acontecimientos de la vida se encargan de hacer sufrir. El hombre al hacer un mal uso de su libertad elige sufrimientos para él y sus descendientes… nunca se puede pensar que soy yo el que hace sufrir.

14 de septiembre de 1996

Dice la Virgen María:

Yo soy la Madre Dolorosa, pero Reina del ESPÍRITU SANTO o Nuestra Señora del ESPÍRITU SANTO o Nuestra Señora de Justiniano Posse.

Sepan hombres de este continente que mi HIJO en la cruz no ha derramado su sangre en vano. Llegó la hora de que ésta sangre les alcance a ustedes, a esta América de injusticias donde cada noche tres cuartas partes de la población se acuesta con hambre, las enfermedades son el pan cotidiano, donde se vacuna a los niños para que el día de mañana sean estériles, las injusticias sociales, económicas, políticas han creado un submundo donde el factor predominante es la desesperación. Otros deambulan de un país a otro para encontrar remedios a sus males viviendo en la ilegalidad y por lo tanto sin poder exigir nada.

Segregaciones raciales, sociales, políticas, sexuales donde predomina la ley del más fuerte, y los atropellos a la dignidad del hombre son tantos como la hierba que crece en los campos. MI CORAZÓN está tan dolorido y ultrajado…

¿Para esto les alcanzó la sangre de mi HIJO? Aquí la Redención fracasa por culpa de las almas endurecidas por el egoísmo… pónganse la mano en el corazón, ¿no sienten vergüenza?

Ya sé que en esta América hubo y ha

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)