Imprimir
PDF

Mensaje del 31 de Marzo de 1999 - Madre Teresa

Eran pequeñas cosas, yo comprendo, pero ya cuando pasé a este lado me di cuenta cuánto agradaban a mi Madre, cuánto.

 

Mensaje del 31 de Marzo de 1999

Dice la Madre Teresa:

Yo tenía para ilustrar lo que dijo Nuestra Señora, Yo tenía algunas cosas, a veces juntaba frutos de algunos árboles, los ponía en la mano formando lindos colores y se los ofrecía a María diciéndole: ¿te gusta Señora?, como un niño le dice a su madre con bolitas en la mano, otras veces cuando encontraba a esos niños de piel y huesos, ¿qué se puede hacer con un niño de piel y huesos?, le hacía tocar las manitos juntas como si aplaudiera y le decía: ¿te gusta Señora el aplauso de un niño moribundo, que dentro de horas seguramente será un ángel que esté a tu lado?, u otras veces tenían una sed muy grande, llevaba la copa de agua hasta los labios y luego retrocedía y la ponía sobre la mesa, la India tiene buena temperatura ustedes saben y la sed a veces es terrible, pero yo volvía a poner el vaso sobre la mesa y decía: por vos Señora, por vos y por tantos que no tienen un vaso de agua para llevar a su boca. Eran pequeñas cosas, yo comprendo, pero ya cuando pasé a este lado me di cuenta cuánto agradaban a mi Madre, cuánto.

Amén.

 

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)