Imprimir
PDF

Mensaje del 03 de Enero de 2007

El ayer está sepultado, tengo que tenerlo en cuenta, así como tengo que tener en cuenta el mañana pero hoy, este momento, este instante es el decisivo en la vida de cada uno. Mensaje del 03 de Enero de 2007

Habla Artemio:

03 de Enero.

Dice la Virgen María:

Claro, ahora viene un razonamiento, siguiendo a lo de ayer, que hay que hacer.

Ustedes se han fijado como aquellas personas que de alguna forma se destacan o bien en los lugares políticos importantes o bien en los lugares religiosos que tienen un poder de decisión grande, bueno, empiezan siempre como a tirar ceniza, tirar tierra, como una manera de no sepultar pero sí estropear la imagen de algunas personas y entonces sacan a relucir cosas viejas o momentos de la vida de alguien que estaban en búsqueda, dejemos en paz a las personas o acaso no dijimos tantísimas veces ¿verdad?, ¿no dijimos aquello de no cuánto te odiaba ayer sino cuánto te amo hoy?.

El ayer está sepultado, tengo que tenerlo en cuenta, así como tengo que tener en cuenta el mañana pero hoy, este momento, este instante es el decisivo en la vida de cada uno y ya pasó ese instante, ya llegó otro instante y así, una serie de instantes sumados que no debemos desaprovechar porque, porque el tiempo pasa y para aquellos que no sufren el tiempo no les importa tanto, pero aquellos que están mal, que sufren, que están enfermos, que están lisiados, paralíticos y que se yo cuántas cosas más ¿verdad?, no lo podemos dejar.

Alguien se destaca y hay que empezar a hurgar en su pasado a ver si siempre pensó lo mismo, bueno el hombre opta a cada instante y si hace quince días, un año, o diez o veinte obró de una manera por qué hoy no puede obrar de otra; ustedes dirán: pero hay toda una base, hay todo un mundo del pasado que es un lastre, si piensan así no van a dejar vivir a nadie porque todos tienen algo en el pasado de qué arrepentirse, todos los seres humanos, pero vale este momento rumbo al mañana ¿mmm? y además aquello que dicen siempre: a cada día le basta su propio afán. Déjenle el mañana al Señor, por supuesto que en forma velada se piensa en el mañana pero a la luz de lo que el Señor va diciendo, a la luz de lo que el Señor va diciendo.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)