Imprimir
PDF

Oración del 03 de Enero de 2005

Señor, yo no puedo vivir con un corazón lleno de nudos, lleno de ataduras al pasado, no me sirven Señor para vivir en paz, no puedo Señor vivir con eso del pasado, ya sé que me hicieron daño pero hoy quiero perdonarlas, yo no sé qué pasará esta noche Señor ni mañana, estoy viviendo este momento, entonces en este momento Señor quiero que me ayudes a perdonar a todos aquellos que hicieron daño en mi vida.

Oración del 03 de Enero de 2005

Habla Artemio:

El hecho de sentarme en este lugar tiene la significación que quiere el Señor, es decir, esta cascada, esta fuente son queridas por el Señor, por su Madre, porque representa el Río de Agua Viva, es decir el Espíritu Santo que desciende sobre nosotros, para Nuestra Madre representa el Río de Agua Viva, es decir el Espíritu Santo, también representa para el Señor el paso del Mar Rojo, la piedra de Horeb que Moisés tocó en el desierto y empezó a manar agua y también por supuesto el Bautismo de Jesús en el Río Jordán, por Juan el Bautista ¿mmm?, bien. Los animalitos tienen ciertos privilegios acá, porque como están siempre a la expectativa para limpiarle las heridas a Jesús ¿mmm? con la lengua entonces tienen ciertos derechos que uno no les puede negar, podría uno dejarlos encerrados pero ¿mmm?, bueno.

Como todos los días Jesús y todos los días a que alcance nuestra vida humildemente nos ponemos delante tuyo Señor y establecemos una unión con todos nuestros hermanos de todos los continentes, seis billones de personas, billones de personas, en primer lugar por supuesto nosotros porque estamos aquí en la Casa del Señor y de su Madre, todos aquellos que son nuestros conocidos, con los que convivimos, aquellos que comparten nuestro trabajo, aquellos que tratan con nosotros todos los días; es decir, todos aquellos que amamos y dentro de ellos especialmente los que están enfermos, tanto sea del cuerpo como del alma. Y por supuesto, si la Virgen lo pidió antes, incluimos en nuestros petitorios también todas las familias que quedaron de tantos muertos, solamente la Misericordia del Señor puede darles el consuelo, el Señor mirará a todos aquellos que debieron tomar medidas y no la tomaron, los mirará para que no vuelvan a hacer lo mismo, Él siente mucho dolor por todo lo que pasa, mucho dolor, ustedes dirán: ¿no podría haberlo evitado el Señor?, ocurre que somos libres, Él nos ha creado libres y respeta nuestra libertad para santiguarnos, para decir: Jesús en vos confío, para ir a ver un festival de rock, para estar en un lugar de 2500 personas pero había 6000 ¿verdad?, somos libres, con dolor Él lo ve, incluso ve con tanto dolor esto del maremoto allá, que las aguas del mar se llevaron a tantas personas, pero todos los grandes movimientos de la Tierra ¿mmm? están dentro de la creación, siempre ocurrieron a través del tiempo, es lo mismo que los volcanes o las tempestades de todo tipo ¿mmm?, por supuesto que rezando por ellas uno puede hacer que el Señor haga mucho o todo, pero hay que rezar por ellos, sino no, no pasa nada. “Pidan y les daré, llamen y se les abrirá”, dice el Señor.

Por eso, tenemos en cuenta todos pero especialmente nosotros que venimos desde muy lejos peregrinando para pedir a Nuestra Madre que interceda delante del Señor de la Misericordia y así conseguir lo que tanto ansiamos, sí Señor, como te decíamos recién Jesús, este día y todos los días a que alcance nuestra vida queremos estar unidos a vos Jesús, totalmente unidos y como vos decís siempre: “no quiero que haya un límite entre Mi ser y ustedes, que no se sepa dónde termino Yo y dónde comienzan ustedes y dónde terminan ustedes y comienzo Yo”, eso es lo que quiere el Señor, Él quiere vivir siempre en nuestros corazones, por lo tanto tenemos que hacer hasta lo imposible para decirle: mirá Señor, vení, entrá en mi corazón, quedate aquí para siempre Jesús, también lo debemos hacer eso cuando comulgamos en la Santa Misa, tenemos que decirle al Señor: entrá en nosotros Jesús y quedate para siempre y también: enseñanos Señor qué debemos hacer para que vos te quedes en nosotros, porque cuando nosotros le damos entrada al odio, el rencor y todas esas cosas lo expulsamos a Jesús de nosotros, cuando nosotros hablamos mal de los demás, hacemos juicios sobre cualquiera haciéndole daño estamos expulsando a Jesús de nosotros; es decir, no podemos ir por un camino torcido para llegar a Él, tenemos que entrar dentro de las reglas del juego, es decir Dios es amor y Él quiere que nos miremos unos a otros con todo el amor.

Parecería que si no se dan esas bases no nos es fácil entablar el diálogo con Él, Él nos está pidiendo que en el rostro de cada hermano nuestro veamos su rostro, entonces es la condición para poder pedirle al Señor que tenga compasión de nosotros, somos tan simples, tan mediocres, tan precarios, tan llenos de defectos, tan despistados, tan ignorantes, pero el Señor nos ama igual, pero debemos esforzarnos cada día por ser mejores y además pedirle a Él que entre en nosotros y expulse todas aquellas cosas que no son buenas y por nuestra parte también tenemos que pensar que no podemos hacerlo convivir a Jesús con nuestras broncas, nuestros odios, nuestro orgullo, nuestra soberbia, no podemos obligarlo a que Él conviva con eso, entonces miremos hacia atrás en nuestra vida y van a aparecer, porque aparecen en mi mente, un montón de personas a quienes tenemos que perdonar, porque nos hicieron daño. En silencio nómbrelas, en silencio a todos los que quieren perdonar en este día, ¿nuevamente dirán ustedes?, y sí.

Señor, yo no puedo vivir con un corazón lleno de nudos, lleno de ataduras al pasado, no me sirven Señor para vivir en paz, no puedo Señor vivir con eso del pasado, ya sé que me hicieron daño pero hoy quiero perdonarlas, yo no sé qué pasará esta noche Señor ni mañana, estoy viviendo este momento, entonces en este momento Señor quiero que me ayudes a perdonar a todos aquellos que hicieron daño en mi vida, voluntariamente e involuntariamente, familiares, amigos, personas extrañas.

Ven Señor, acompáñame en este día porque quiero perdonar todo y dentro de los familiares nuestros, veo por ejemplo maridos que castigan a sus esposas mientras están embarazadas, golpes y los niños sienten todo, Señor, perdona a todos aquellos que se abusaron de nuestra madre o de las otras madres que estaban embarazadas de nosotros y tuvieron que sentir sobre sí tanto dolor, por ellas y por nosotros que veníamos a la vida. Pasa sanando Jesús, pasa sanando Señor, pasa sanando, desde la cero hora en la panza de mamá, hasta el día de hoy en adelante y desde la cero hora en la panza de mamá para atrás siete generaciones y la descendencia también de siete generaciones, es decir siempre, para no tener que en nuestro cuerpo ningún vestigio de cosas malas que hicieron en el pasado o de enfermedades que tuvieron, aquí por ejemplo hay gente que tiene en sus antecesores enfermos del corazón, enfermos de cáncer, enfermos de la vista, enfermos de diabetes y otras enfermedades más que no voy a decir, de presión por supuesto. Corta todo Señor porque no queremos heredar nada de malo de nuestros antepasados, no queremos Señor y solamente vos podés limpiar todo nuestro pasado y toda nuestra vida hasta este día en que estamos aquí delante tuyo Señor para poner todo en orden.

Algunos piensan Señor que lo primero que hay que hacer es pensar en las cosas malas que uno hizo, yo los veo y digo: si ustedes no han hecho nada malo, al contrario, entonces, yo diría al revés: cuánto daño les hicieron algunos de ustedes y algunos de los familiares que no están aquí presente, cuánto daño, más que hacerlo se lo hicieron, más que provocarlo los han provocado, sobre ustedes, sobre todos nosotros.

Pasa sanando Señor todo lo que veas que no está en orden, reconcilia Señor los esposos entre sí, los padres con los hijos, los hijos con los padres, los hermanos, los parientes, las personas que conviven, con los que se conoce diariamente o se relacionan, que se establezcan buenos vínculos con todos Señor, tenemos que ser mensajeros de paz, tenemos que llevar armonía adonde vayamos Señor, en primer lugar en nuestra casa, porque no podemos alumbrar lejos cuando no alumbramos cerca, de nada vale que hagamos bien a los demás si estoy tratando a mi esposo, o a mi esposa o mis hijos de una forma indebida. No me refiero solo a los que estamos presentes sino también a los que están en casa o se relacionan con ustedes, en general a todos los que aman. No se olviden también que esto abarca todos los hombres del mundo, especialmente los que están enfermos, que son su mayoría.

Pasa sanando Jesús todas nuestras enfermedades físicas, nuestras enfermedades psíquicas, espirituales, culturales, raciales, pasa sanando Jesús, pasa sanando, además de las enfermedades físicas y psíquicas que son tantas, protégenos para el futuro Señor, queremos que nos libres de los imprevistos Señor, no nos gusta saber de un día para otro que tenemos un cáncer dentro de nosotros, no nos gusta Señor, por eso, pasa sanando Jesús, pasa sanando, porque al pedírtelo Señor no hacemos nada más que seguir tus indicaciones, que querés que nos muramos de viejos y no por enfermedad, esa es la ley de la vida, morirse de viejo y mucho más de cien años, mucho más.

Todos los días casi aparece en los medios masivos de comunicación que la ciencia está buscando, hoy también apareció, está buscando animosamente elementos para prolongar la vida, sí, claro, no hace nada más que seguir los dictados de Jesús, que dice que tenemos que morirnos de viejos, más aún, hoy en un medio masivo decía: los hombres ya nunca más morirán por enfermedades ni por vejez, pero quedan los otros problemas: los accidentes, el querer morirse, el no querer seguir viviendo, que el Señor saque de nosotros esas ideas tan feas que a veces se nos pueden cruzar de no vivir, de no encontrarle sentido a la vida, es tan hermoso poder saborear los días, las horas, los minutos, los segundos y cuando estamos inactivos, que nos parece que no podemos llenar o no tenemos nada con qué llenar nuestros pensamientos, digámosle a Jesús que nos refugie en algunas de sus heridas que siempre siguen sangrando todavía. Es muy hermoso dormirse dentro de la llaga del costado de Jesús o de las manos o de las rodillas o de los pies o de la cabeza o estar junto a todos los moretones que tiene en su cuerpo todavía de las patadas y otros golpes que le dieron.

Por eso Señor, pasa sanando todo, todo lo que nos pasa, todo lo que nos pasó desde la cero hora hasta hoy y en adelante, protégenos Señor de todo mal, líbranos de las acechanzas del maligno porque a veces adquiere formas de las más diversas para engatusarnos y hacernos daños. Que todos aquellos, nuestros conocidos o parientes que hacen de la lengua un culto pero para mal, que queden atados de pies, manos, corazón, mente y lengua para que solamente puedan hacer el bien y no el mal, ese es nuestro deseo pero cada uno sigue siendo libre. Pasa sanando Jesús, pasa sanando, pasa sanando.

Todo esto que les digo a continuación tienen toda la libertad de creerlo o no, como pasa aquí siempre, las cosas se las toman o se las dejan o se las deja así nomás, pero en este momento han invadido todo este lugar montones de jóvenes, montones de jóvenes, ¿saben quienes?, los que han sido encomendados por María Santísima en el Rosario de hoy de aquellos que murieron en la disco, hay tantos y se los conoce tan fácil porque, bueno por ser jovencitos, algunos no tantos, hay niños también. Es como si vinieran en patota a decir gracias por todo y no es a nosotros sino a la Madre a quien tienen que agradecerle pero nosotros nos hemos prestado para sus oraciones y también veo personas que tienen vestidos largos, esas son personas del Oriente, de la forma de estar vestidas ¿eh?. Cuando se pasa del otro lado, les aclaro, se es más joven que de este lado porque uno pasa al otro lado en un estado de plenitud física, psíquica, espiritual, etc. ¿mmm?, entonces todo es bonanza, hay colores por todos lados, hay flores, hay todo, piensen en todo lo hermoso que hay en el mundo, del otro lado mucho más, mucho, mucho más, es incalculable, el único problema que tienen algunos es ver a sus familiares tan doloridos, pero están todos tan bien, tan bien.

Participemos de esta alegría tan grande de ver que a través de nuestros rezos desde hoy salieron de la oscuridad tantas personas que ahora gozan eternamente de la Luz del Padre. Decían hace tantos años que solamente si nuestros rezos podían sacar un alma, traerla a la Luz ya era basta para que nos salváramos también nosotros, ahora no es una, es una multitud.

Vuelvo a decirles, lo toman o lo dejan, no hay ninguna obligación, esto es privado, pero yo les puedo asegurar que sí, es una hermosura ver todo ¿mmm?.

Delante de todos ellos está María Santísima como sentada sobre unas cosas esponjosas y también está Jesús, los Santos, todos en un nivel superior, San José, la Virgen, al lado Teresita de Lissieux, Santa Teresita, después la Madre Teresa, Beata Madre Teresa de Calcuta, después San Pío de Pietralcina, el Padre Emiliano Tardiff, el Padre Gabriel Guillén, Eduardo Pironio, el Cardenal de la Iglesia, después está San Benito Abad, San Francisco de Asís, San Francisco de Paula, San Francisco Javier, Santa Teresa de Ávila, San Martín de Porres, familiares nuestros también, de ustedes seguramente porque no los conozco, míos también.
Dejémonos penetrar por tanta gracia del Señor, no es tan común, que yo sepa nunca pasó, que al momento de elevar una plegaria al Señor por algo ya está mostrando todo lo conseguido, son regalos muy grandes esos, tan grandes y uno piensa: ante toda esta magnificencia presentémosle al Señor todos nuestros males, nuestras enfermedades, nuestros dolores, nuestras angustias, es el momento de hacerlo, me quedo un momento en silencio para que le presenten todo, toda vuestra vida, todo lo que pasaron, todo lo que vivieron pero ya alegremente, no con dolor, preséntenselo al Señor, Él se los va a recibir.

Aquí Señor ponemos todo a tus pies, toda nuestra vida, nuestras cosas, nuestros problemas, todos aquellos que nos quisieron bien, los que nos quisieron mal, aquellos que nos hicieron daño, los que nos beneficiaron, aquellos que nos beneficiaron y no supieron que lo hicieron, aquellos que diariamente nos favorecen con algo, todos Señor ponemos en tu presencia y en presencia de toda esta Corte Celestial que nos está apabullando con todo su resplendor y su Gloria, gracias Señor porque eres generoso con nosotros Jesús, gracias Jesús, eres tan grande Jesús, eres tan grande, es tan grande tu Misericordia Señor, estamos como anonadados Señor, pensar que hace un momento estábamos diciendo unas plegarias y al instante Señor nos mostraste las consecuencias de esos rezos, la salvación de tanta gente... (se dio vuelta la cinta) ..., todos los Santos, todos los Ángeles, Arcángeles, Querubines, Potestades, Dominaciones, todo Señor.

Cantamos ahora, ya se han ido todos: el Maestro de Galilea... (se corta la grabación) ... .

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)