Imprimir

Mensaje del 04 de Febrero de 2004 (2º)

Ténganme paciencia…, estoy en Barcelona, el Señor me guía hacia la casa de Alicia Valentín, estoy dentro de la casa, que es un departamento, están todos durmiendo, aquí en la casa viven además los hijos que son dos y sus esposas….

Mensaje del 04 de Febrero de 2004

Habla Artemio:

Ténganme paciencia…, estoy en Barcelona, el Señor me guía hacia la casa de Alicia Valentín, estoy dentro de la casa, que es un departamento, están todos durmiendo, aquí en la casa viven además los hijos que son dos y sus esposas….

Dice Jesús:

Te traigo a este lugar para que des testimonio de la sanación de Alicia, de su cáncer fulminante que tenía.

Habla Artemio:

Me arrodillo, doy la bendición a todos y el Señor me lleva a Madrid. Estoy en el centro de Madrid, hay un montón de personas que venden sus artesanías, pequeñas, chiquitas, hay argentinos también, tengo que pasar por toda esta calle bendiciendo a toda esta gente que está aquí trabajando, tienen sobre el piso como una cubrecama y sobre ella tienen todos las cosas que venden, aros, piedras, pulseras, cosas de cuero pintadas, un montón de…, cuánto que hay, cuánto.

No sé como estoy ahí porque es al atardecer, entonces quiere decir que estuve antes y el Señor me muestra ahora porque allá deben ser como las dos de la mañana, 02:30 hs. Los negocios están todos abiertos entonces voy caminando, todos miran como un resplandor pero nadie me ve, entro al edifico del Corte Inglés, es un edificio muy alto, como diez pisos y paso por todos los pisos bendiciendo todo.

Ahora el Señor me lleva al Palacio de la Zarzuela, donde viven los Reyes, donde está el hijo con su novia y por supuesto un montón de gente que trabaja para ellos, este palacio es relativamente pequeño, no es tan lujoso, los muebles son estilo imperio y las grandes arañas con caireles de cristal pero también hay pequeñas columnas doradas que tiene sobre arriba un, luces como globos blancos. Tengo que bendecir todo, todo, veo que hay personas que se mueven, algunas acomodan flores en floreros, otras lustran, otras acomodan los cortinados.

Estoy en el hall de entrada en el palacio de la Zarzuela, ahora entro más adentro, que sería el lugar donde se dan las reuniones grandes. El Señor me dice que bendiga todo.

Bueno, ahora estoy caminando por El centro de Madrid donde están esas fuentes tan grandes y sigo hacia el poniente, por el Paseo de la Cortesana, me acerco a un kiosco que vende comestibles, atrás hay un matrimonio bastante gorditos los dos, no me ven, pero parece que ella está enferma, la bendición especialmente para ella, para los dos y para toda la comida que preparan, que son, parecen pedazos de carne asada, pero no, es otra cosa.

Bueno, ahora estoy delante del Museo del Prado, parece que me han viso porque varios se acercan para venderme de las más diversas cosas; esas pantallas para hacerse aire, pero hace frío, está frío, ya es de noche, es tarde.

Ahora el Señor me eleva muy alto, me lleva al Norte de España parecería que me hace ver desde arriba todo el país Vasco y me dice que marque con mis manos todo, que bendiga, no sé por qué que marque.

Estoy otra vez en Madrid, estoy en la Puerta del Sol, desde arriba la bendición para todos, hace un frío que pela.

Llevo hasta el Aeropuerto de Barajas, hace un frío tremendo, las personas están esperando retirar sus valijas de la…, de la noria que las trae, la plataforma. Hay caras tristes, hay un niño que está enfermo, muy delgadito, me acerco…, le pongo una mano en la espalda y una mano en el pecho, nadie se da cuenta, es una…, la enfermedad es leucemia. Me acerco a una señora que tiene un bastón, bastante gordita, le ayudo, no se da cuenta ella. Hay varios jóvenes con el pelo largo, todos sucios, que están allí sentados, parece como si estuvieran drogados. Parece que el objetivo de este día es bendecir, bendecir y bendecir.

De repente estoy en Ámsterdam volando, en la plaza del mercado, hay gente con mucho frío durmiendo en los bancos tapados…, tapados con cualquier cosa, por supuesto que se ven por el suelo jeringas, se ven todos, hay papeles, cosas de gente que ha usado esas jeringas, que bendiga todo, que bendiga todo; es decir que pase sanando todo.

Estoy de repente en el Sanatorio de Italia, el Sanatorio de Agostino Gemelli, ahí también se atiende el Papa, parece que me vieron, pero nadie me dice nada. Estoy en el ascensor y paso por todos los pisos, hasta llegar al último bendiciendo todo y sanando, vuelvo a bajar hasta la planta baja.

Ahora sí son como 02:30 hs. o 03:00 hs. de la mañana, de repente estoy en la Fontana de Trevi, toda llena de luces pero algunas personas nada más que están pasando la noche ahí.

Estoy en el Coliseo, la parte de las gradas del lado sur, allí tengo que hacer una bendición muy grande dice el Señor, para cubrir todo lo que ha pasado durante tantos siglos.

El Señor me lleva ahora a una plazoleta que se llama: el Campo de Fiore, donde está enterrado Giordano Bruno y Pierre Paolo Passolini, hay otras estatuas también, no sé de quienes son. Por ahí cerca de donde fue muerto Giordano Bruno está él, a pesar de los siglos parecería que todavía tiene sobre sus espaldas la tremenda injusticia que cometieron con él, sí.

Ahora estoy en la plaza de San Marcos, miro hacia…, es oscuro por supuesto, hace mucho frío y miro hacia la parte oeste donde hay un edificio, donde vivió Juan XXIII cuando era Patriarca de Venecia, miro la ventana que abría siempre Juan XXIII para dar la bendición a la Plaza de San Marcos, se oye el sonido de las palomas, en la noche fría, helada y las olas golpean la parte que da al mar de la Plaza de San Marcos. Quiero entrar en la Iglesia pero está todo cerrado, han puesto los caballos arriba de nuevo. De tanto en tanto hay algún lugar abierto que se ven luces y parroquianos que están consumiendo algo, los vidrios están medio nublados. Algunas personas cruzan la Plaza de San Marcos con sobretodos y…, gorras de piel en la cabeza… (se dio vuelta la cinta) ….

Pasa sanando Señor, pasa sanando, pasa sanando todo, pasa sanando, pasa sanando Señor, pasa sanando, pasa sanando, no solamente lo de ahora Señor sino remontate a muchos siglos atrás y todos aquellos que murieron y que todavía están en la oscuridad que desde hoy pasen a la Luz 05 de Febrero, son las 03:00 de la mañana, me parece.

Pasa sanando Señor, pasa sanando, pasa sanando Señor, pasa sanando.

Dice el Señor:

La prueba de que este viaje fue real, lo tenés que cuando llegaste tuviste un calor muy grande y empezaste a transpirar, que es propio de cuando se pasa de un ambiente helado a un ambiente cálido.

Te preguntarás por qué todo esto, por supuesto que es para llevar la bendición, la sanación y la presencia tuya hacia todos esos lugares donde fuiste; dónde te llevé, ¿para qué?, cuando todos aquellos que se han ofrecido al Señor, que son Apóstoles, Yo los llevo a los distintos lugares para que sanen, bendigan, eviten problemas, eviten accidentes, es decir santifique todos los lugares y en, por ejemplo ¿qué valor tiene en ese negocio de España el C. I.?, tiene el valor de que en ese lugar de compras es visitado por turistas de todo el mundo, como un lugar obligado para ir, entonces allí la bendición cayó sobre muchos, descendió sobre montones de personas y también sobre todas las cosas que se venden ahí porque en ese lugar se vende de todo, absolutamente de todo y la lectura que salió después en la Sagrada Escritura era para decir: así como Pablo andaba de aquí para allá, así te mandé de aquí para allá. Y la prueba de que estuviste es que tuviste un golpe de calor muy grande que te sentiste mal, porque de pasar de un clima helado a un clima cálido pasa eso es decir, vos en tu cuerpo sabes que es real todo lo que pasó.

Lo importante de todo esto es que no se tome conciencia de nada, así todo espontáneamente, así como se dice vamos a tener en cuenta los hombres de los cinco continentes pues bien, hoy recorrimos algunos países pero desgraciadamente el nombrar el país hizo de que descendiera sobre ellos sanaciones y bendiciones de todo tipo es decir, en esto estas vos, estoy Yo. Nos acompañan muchos Santos, también algunas otras personas que son Apóstoles y Yo llevo a distintos lugares, que por supuesto aún no conocen lo que hacen porque no es tan sencillo decirle a la persona estás en tal lugar, le podes hacer hasta daño a su mente.

Bueno, entonces cuando Yo hace muchos años dije: “todo va a ser hecho nuevo en los Cielos y en la Tierra”, pues bien esta forma es una de las tantas que estoy usando para que todo sea hecho nuevo, Yo no gasto palabras porque sí sino que todas tienen que tener el sentido exacto para darse en ese momento o más adelante, más adelante para ustedes pero para Mí no.

Además, tiene que manifestarse como algo habitual el pensar que, si uno piensa en beneficiar a todos los seres humanos, en consecuencia estos “viajes“ entre comillas, no hace nada más que beneficiar a montones de personas. Esto es totalmente insólito, es difícilmente creíble, hay que tener una fe muy grande y además un amor muy grande para poder entender por qué esos digamos entre comillas “antojos” de llevar a las personas a tantos lugares para hacer las cosas, dirán ustedes, ¿no hay en Europa o en otros países personas?, bueno ese es un problema Mío, en este caso fuiste vos.

Hay que tomar conciencia de que no hay que tomar conciencia de que estás fuera del tiempo y del espacio, es decí así como Yo estoy fuera del tiempo y del espacio, todos los que Yo llevo de un lado a otro también están fuera del tiempo y del espacio, Yo estoy en la Indochina, en el Canadá y aquí al mismo tiempo en montones de lugares, se borró el espacio y al mismo tiempo como todo es un continuo presente también se borra el tiempo.

Ahora, esto tiene que darles la pauta a las personas para que vayan haciéndose la idea de que todo lo que el hombre maneja, está bien es obra del Señor pero es todo muy relativo, todo lo que el hombre hace está en pañales, ¿por qué?, la ciencia, las artes, las…, es decir, todos los adelantos culturales pueden explicar muchas cosas pero, ¿cómo explica alguien por muy sabio que sea que estando sentado en ese sillón estuviste en Ámsterdam, en varios lugares de España, o en el Coliseo romano o en la Fuente de Trevi?. Es decir, esto suena ridículo para el hombre que se maneja con la razón, suena totalmente verdadero a quien está en esta dimensión. Cuando vos volviste del terremoto de la zona del terremoto de Irán, dijiste: Señor, esto no lo puedo ocultar porque qué puedo decir para demostrarlo, entonces Yo te dije: mirá los zapatos, vos miraste los zapatos, los viste llenos de tierra y sangre y además sentías que tenían un olor que tiene la carne humana cuando se pudre y eso lo puede comprobar cualquiera no solamente vos.

Ahora, como es posible que vos estando en tu cama, en un sueño profundo, te ensuciaste los zapatos allá, el tema es Mío, Yo te dije para comprobarlo están los zapatos sucios, el resto corre por Mi cuenta hasta que pase tal vez mucho tiempo, para algunos serán siglos, para otros no tanto ¿verdad?.

Esto no será entendido, al contrario es un, para algunos puede hasta pensarse una locura total ¿verdad? pero en todo caso San Pablo decía que “el cristianismo es una locura”, bueno, el hacedor de todas las cosas, el que ordenó las galaxias, puso a los astros en sus órbitas y organizó hasta la vida humana en sus más ínfimos aspectos, así como es grandioso pensar en las galaxias, así es grandioso pensar en la red de fibras nerviosas que hay en el cerebro o conductos sanguíneos que llevan el oxígeno hasta los más recónditos lugares del cerebro, tanto en lo grande como en lo pequeño, se ve la grandeza del Señor, entonces quién ordenó así todo pues bien puede sacar alguien del tiempo y del espacio, llevarlo a donde quiera, hacerle hacer lo que le parece bien y traerlo de vuelta.

Además Mis queridos, ustedes rezan en el Credo como Dogma de Fe lo de la Comunión de los Santos bueno, todo este despliegue de personas, Santos, Ángeles y esa disponibilidad de invadir toda la Tierra con, con la gracia del Señor, ¿no estamos hablando de alguna forma de la Comunión de los Santos?, es decir montones de cosas que para ustedes antes no tenían sentido o los repetían así por repetir, de repente empiezan a darse cuenta que todo tiene sentido. Es decir, si uno reza en el Credo y habla de la Comunión de los Santos, pues bien habrá que enterarse de que se trata esto ¿no? y en este caso evidenciarlo, llegando todos esos lugares, vos podes creerlo o no que estuviste en todos esos lugares, te cuesta incluso pero el problema es Mío y no tuyo. Quien se asombra de las galaxias y de los planetas en sus órbitas, también asómbrese de la irrigación del cerebro humano, de la irrigación sanguínea, quien se asombra de las grandes extensiones de selvas tropicales, también asómbrese de las grandes células que hay en los intestinos de cada uno de ustedes, toda esa flora no funciona como corresponde y hay todo un desarreglo total en vuestro organismo, así como funcionan las selvas tropicales, así también funcionan todas las vegetaciones que hay en vuestros intestinos.

Entonces, el hombre tendrá que ir lentamente tomando conciencia incluso de aquellas cosas que ya deberían tomar conciencia como lo que acabo de decir.

Esta idea solamente, las selvas tropicales y las selvas que hay de la flora en vuestros intestinos ya tendría que ser un motivo para hacerlos pensar, hacerlos pensar más de un mes del tiempo de ustedes.

Por eso, Yo con todo esto no los quiero desorientar, solamente hacerlos asomar a todo este mundo y ustedes tienen que comprender incluso que Artemio ya a esta altura ni le roza a él que pueden creer o no en estas cosas, ni siquiera le roza, ¿y por qué?, por una razón muy simple: cuando se es de Jesús, Jesucristo, cuando se es de Él entonces todo es posible ¿mmm?.

A tener en cuenta todo esto y aceptar como normal estas cosas que parecen tan descabelladas, pero si ustedes se ponen a pensar un poquito nada más ¿mmm? como por ejemplo que en un cabello humano pueden encontrar la identificación de un ser, entonces también debe vuestra mente lanzarse hacia el futuro y pensar todo lo que podría llegar a saber, mientras tanto todo esto que han oído y algunos han visto, acepten al menos como una posibilidad, nadie les pide que crean a pie juntilla porque sería mucho pedir.

Habla Artemio:

El Padre Pío, es decir San Pío de Pietralcina.

Dice el Padre Pío:

Para ilustrar un poco lo que dijo vuestro Señor Jesucristo, Yo les digo por ejemplo que también hice muchos viajes pero por razones del Señor fue dentro de Italia e incluso el Señor me llevó a tantos lugares y me mostraba por ejemplo los documentos que hablaban sobre mí y eran falsos, por eso era grande mi dolor porque yo veía todas las cosas que se tejían en contra de mí, cuantas veces me llevó a distintos lugares y me decía: mirá Pío, mirá, mirá todo lo que están armando en contra tuyo pero no te preocupes porque les dura poco a estos y tenía razón el Señor porque de esa gente quien se acuerda y ahora yo los estoy protegiendo como San Pío de Pietralcina.

Ma, es para pensarlo ¿no?, es para pensarlo, es para pensarlo, es decir la profundidad es la grandeza de Dios, es tanta, tanta que la mente humana tiene que ponerse como esperando para ir descubriendo algo, y pueden descubrir muchas cosas, muchas, muchas, muchas cosas, porque el Espíritu Santo puede ir diciéndoles ¿eh?.

Bueno, yo quise dar un ejemplo nada más, solamente un ejemplo para ilustrar lo que dijo vuestro Señor Gesù ¿mmm?, ya continuaremos hablando en otro momento.

Les amo a todos mucho ¿eh?, acuérdense siempre tienen que tener en cuenta a la mañana, a la tarde, a la noche, siempre a la Mama Nostra porque ella es la que ayuda siempre para todo, porque está siempre, siempre delante del Hijo pidiéndole cosas para todos ustedes.

Amén.