Imprimir
PDF

Mensaje del 06 de Enero de 2004

Y sí, Yo entiendo muy bien que el mundo es difícil, usan de cualquier forma la libertad y entonces parecería que el mundo es como un campo de batalla donde cada uno piensa como sobrevivir y no exagero ¿eh?, no.

Mensaje del 06 de Enero de 2004

Habla Artemio:

Como ocurre muchas veces el Espíritu Santo ha tomado mi lengua y en arameo antiguo y la palabra Abba que se puede tomar en arameo y en hebreo, pero en general todo fue en arameo antiguo.

El Espíritu Santo, que es el Gran Comunicador, ha dicho lo siguiente:

"Alégrense porque el Señor es bueno, porque es grande su Misericordia. Alégrense porque este día 06 de Enero, aquí se ratifican grandes cosas. Agradezcan al Señor que han sido convocados, agradezcan al Señor porque ustedes son hombres del Señor y todos brillan con la Luz que el Señor les da y tengan en cuenta que la Trinidad, pensando en que ustedes son hombres, por supuesto y mujeres y niños, que son hombres de la Luz, serán protagonistas en el Tercer Milenio. Nada ocurre porque sí, y después viene alaba ¿no?, Papá, Papito, el trato cariñoso que tiene Jesús con su Padre, Papá, Papá, Papá, Papito, te damos gracias por todo esto que está pasando en este día, te damos gracias Padre Santo porque vos sigues ordenando todo. Desde el día uno y todos los días, aunque les parezca que son comunes, pero todos son especialmente tenidos en cuenta por la Trinidad. Y la última palabra: alégrense.

Eso es lo que ha dicho el Espíritu Santo, ha tomado mi lengua y ha dicho eso en arameo antiguo.

Habla Artemio

En esto, es comentario mío ahora ¿eh?, ojo, en esto también hay que ver hasta que punto Jesús es humano, ustedes saben muy bien que a cada uno les gusta expresarse en su propio y cuando va a otros países y se sienten mal cuando no puede hablar su propio idioma ¿mmm?, entonces el idioma que más usa Jesús al hablar en lenguas es el arameo antiguo, porque es la forma que tenía de expresarse con los Discípulos ¿mmm?, hasta en eso Jesús se nos muestra tremendamente humano. Esto que dije último es un comentario mío ¿eh?.

Bueno, muy bien, el Señor ya está con nosotros hace un rato.

Dice Jesús:

Por lo que Yo oí y siento, no hay muchas expectativas en Mis palabras.
Mis queridos el hombre está tan necesitado de afecto que hasta está esperando que en estas Revelaciones Privadas Yo pueda decirles algo que toque vuestro corazón.

Y sí, Yo entiendo muy bien que el mundo es difícil, usan de cualquier forma la libertad y entonces parecería que el mundo es como un campo de batalla donde cada uno piensa como sobrevivir y no exagero ¿eh?, no, porque en el fondo ese es el planteo principal, o acaso por las noches cuando se acuestan no están buscando ese poquito de Luz que les permita poder dormir en paz y querer despertar mañana mejor, es tan humano eso, y por ser tan humano a veces nos recuerda, que Yo les he prometido que estoy siempre con ustedes hasta la consumación de los siglos y Mi Mamá también. Pero Yo comprendo, todos buscan los hombres la seguridad del momento que sigue y es normal, por más que ustedes sepan que Yo estoy a vuestro lado y tantas veces sienten hasta Mi aliento en el rostro o Mis manos en vuestros hombros, sin embargo necesitan que alguien les confirme la seguridad del momento que sigue. Yo se las he dado siempre y se las doy, Mi Madre también, ustedes no, no pueden olvidar que al despertar Yo estoy allí y Mi Mamá también, para darles la mano y empezar el día y si realmente sienten Mi mano y la de Mi Mamá, entonces vuestro día debe ser muy hermoso.

Pero Yo entiendo, Yo entiendo, Yo entiendo que cuando el hombre necesita
cualquier cosa, necesariamente va de aquél que puede dárselo, que tiene la capacidad de dárselo, pero Mi opinión Mis queridos es que el hombre está como huérfano en el mundo, lo lógico sería que..., bueno el que está todos los días pero el que asiste a la Eucaristía del domingo, se supone que deben tener la seguridad y la tranquilidad de que el Señor no los abandona nunca pero Mis queridos, no siempre se tiene delante a un Santo Sacerdote como el que tienen ustedes ahora.
Yo lo observo a este hombre y miro su rostro y busco huellas, ¿de qué?, de todos los sufrimientos que tiene acumulados, pero casi no las encuentro. Ustedes saben que Yo soy lerdo en hacer apologías, porque los que escuchan después dicen: el Señor se embandera con alguien, y vos lo sabés muy bien que cuando hablo bien de vos alguno lo mal interpreta, diciendo: y este tiene gancho con el Señor.

Pero siguiendo con lo que les dije, ¿ustedes saben lo que es durante toda una vida, toda una vida estar totalmente disponible para el Señor?, pero hay disponibilidades y disponibilidades, y claro Mis queridos, hay disponibilidades cómodas, pero las elegidas por este hijo Mío nunca fueron cómodas. ¿Por qué?, porque él tomó muy en serio una vez y para siempre, que si se consagraba a Mí tenía que seguirme en todo y así lo hizo; ustedes dirán: como todos los hombres tendrá defectos, y yo les digo Mis queridos: los hombres pueden tener su punto de vista pero otro es el punto de vista del Señor y sinceramente en este caso, tengo que esforzarme mucho para encontrar defectos, no estoy hablando de pecados, digo defectos nada más y lo sustento con palabras de San Juan en el Evangelio que a muchos escandaliza, si el hombre en un momento de su vida entró dentro del proyecto Mío, reconoció hasta las últimas consecuencias la paternidad de Mi Padre, lo que hizo conmigo en enviarme a la Tierra y luego la comunicación que surge del amor entre Mi Padre y Yo, todo hombre que procede así se supone y se supone muy bien, que al estar en Mi proyecto, con la disponibilidad total está escuchando siempre en su conciencia la voz del Espíritu que le comunica todo, entonces Mis queridos, si el Espíritu Comunicador, el Espíritu Santo está comunicando todo ¿dónde están los pecados?.

Yo uso muy poco esta palabra porque la han gastado tanto, la han manoseado tanto, la han estropeado tanto que le eriza la piel a todo el mundo la palabra pecado. Yo vine para que todos se salven, para que todas las cosas entren a formar parte del Reino, por toda una eternidad, se los dice la Sagrada Palabra, otros y en la voz de San Juan también especialmente, ¿no creen que hay que cambiar algunos conceptos sobre la estructura general de la forma que tienen los hombres de vivir?.

Mis queridos, en primera y última instancia ¿quién es malo?, puede haber ignorancia, puede haber enfermedad, puede haber montones de cosas, no han visto ustedes que sin el auxilio de la gracia muchos hombres nacen programados por sus ancestros ¿eh?, entonces ¿quién es realmente malo?, a los ojos de Dios las cosas son tan distintas, que a los ojos de los hombres que se dejaron influenciar tanto, es lo que ustedes llaman en términos nuevos: invasión cultural ¿eh?. Entonces con esa invasión cultural en todos terminaron por pensar de una manera, pero en general siempre haciéndome un flaco favor a Mí, ¿por qué?, porque me hacen a Mí difícil de seguir, difícil de amar, difícil de todo o imposible de todo y Yo soy todo lo contrario.

Entonces, como dice Artemio: rebobinando, tengo que esforzarme para ver en este Santo varón pecados, pero que pecados ni defectos. Muchos a lo mejor dirán: que pensará el Señor de él habiendo sido tan combativo y trayendo realmente el fuego, tendrían que saberlo ya que Mi expresión va a ser esta: Mi querido José Amado, entra triunfante en el Reino que peleaste siempre honradamente dentro de Mi proyecto.

Mi querido, si esto te sirve, es el sentir de la Trinidad; algunos mal pensados
podrían decir: y sí, Artemio quiere hacer una apología y agrega palabras suyas, Mis queridos ¿no escuchan ustedes que todo lo que estoy diciendo primero se lo digo a este hombre en lenguas y él lo va diciendo?, pero el que quiere pensar piensa ¿no es cierto?, pero esas cosas deben de estar más allá de todas nuestras consideraciones, que pena que el hombre no lo entienda eso, que pena ¿no?, porque todo lo vuelve difícil, todo lo vuelven complicado, todo está lleno de peros y peros. Tantos años ahí sentados ¿quieren que les diga cuántos son a los ojos del Señor?, doscientos ochenta y tres, a los ojos de la Trinidad son doscientos ochenta y tres, eso para que ustedes vean que en la dimensión del Señor las cosas son muy diferentes.

Después de lo que Yo digo, que cosas más tontas ¿no? eso de cumplir años y en todo caso piensen cumplir días ¿eh? y van a solucionar muchas cosas.
Todo esto que dije Mis queridos hoy y que tendrá también acceso a los medios masivos de comunicación, nadie podrá retocarlo, ni agregarle o sacarle palabras y en esto también quiero que vean un signo por qué elegí a un laico consagrado para dar Mis Mensajes, porque nunca hay dos superiores que corrigen y ni el otro superior que vuelve a corregir, ni el otro, ni el otro, ni el otro, ni el otro, entonces lo que digo Yo es genuino, es auténtico, y ustedes también lo leen "que Yo soy el camino, la verdad y la vida, quien me sigue a Mi no anda en tiniebla", entonces ¿alguno pone en duda todo lo que dije?, y sí, alguno puede ponerlo pero corre el peligro de desintegrarse como un terrón de tierra cuando se moja por la lluvia.

Mis queridos, que esto sirva también para mirar a todos los hombres de otra manera ¿eh?, vuelvo a repetir ¿quién es malo?, porqué no buscamos tantas cosas para encontrar explicaciones. Ustedes se han dado cuenta que para quien quiere ver en lo que acabo de decirles hoy, tienen toda una cosmovisión del hombre, del mundo y de la vida que les sirve no por un día o dos sino para siempre, incluso para gozar de la eternidad en la Visión Beatífica.

Pónganse contentos Mis queridos, vuestros nombres están todos escritos en el Cielo, eso les dice por las claras cuánto es Mi amor y Yo les pregunto, cuando dentro de un rato o mañana tengan que enfrentar la vida en todas sus cosas alguno puede tener miedo, temor sí, ¿por qué?, porque uno siempre teme de herir a quien ama, pero no miedo que es algo negativo y todo se transforma Mis queridos, o no creen que ya en este momento tienen un anticipo de la Visión Beatífica.

Yo que leo las razones y los corazones, los que están aquí dentro y más allá también, ¿no están todos totalmente ligados como hermanos, bajo Mi paternidad, peregrinando hacia la Jerusalén Celestial?.

No quiero distraerles demasiado, pero ratificar todas las palabras que he dicho, no coinciden ustedes conmigo, que todo lo que dije referente a José Amado, no coinciden que es verdad, pero Mis queridos a veces se necesita escuchar la palabra del Señor para cerciorase más, y sí, porque somos humanos, esa es la ventaja que tienen ustedes, que Yo tengo una parte de Mi naturaleza que es humana y en consecuencia, me ayuda a comprenderlos mucho más.

Los amo tiernamente, los amo mucho más de lo que ustedes creen y estoy con ustedes en todos los momentos, a cada instante y agrego también: "bienaventurados aquellos que me ven y creen, pero Yo diría: más bienaventurados aún, aquellos que no me ven y están creyendo en todo lo que digo".

Amén.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)