Imprimir
PDF

Mensaje del 03 de Enero de 2004

¿Todo será un valle de rosas?, noo, por supuesto que noo, habrá como siempre muchos problemas, el hombre no usa bien su libertad y hace sufrir, pero les puedo asegurar que el sol va a brillar de tal forma que va a encandilar a muchos. Mensaje del 03 de Enero de 2004

Habla Artemio:

Hoy es día 03 de Enero de 2004, tercer día del Año Santo.

Dice Jesús:

Yo los conozco a todos y los amo a todos, pero algunos tal vez no me ven aquí sentado y tampoco ven a Mi Mamá ni a todos los Santos y los Ángeles, pero Mis queridos Yo les digo esto simplemente, esto lo creés o no lo creés, lo tomás o lo dejás, Yo por eso no me voy a enojar, todo a su tiempo.

Voy a referirme un poquito más al Año Santo , ustedes están acostumbrados a que normalmente los Años Santos se hagan cada cincuenta años ¿no? y entonces por supuesto en Año Santo hay un montón de ventajas y cosas, indulgencias, es decir servicios especiales del Señor para con el hombre, sí es cierto, pero esto es un poco distinto para mejor porque, ustedes no deben olvidar que todos aquellos que hacen tanto tiempo que están siguiendo esto han pasado de todo ¿eh?, a muchos los han clavado en la cruz tantísimas veces ¿eh?.

Bueno, pero no es momento de recordar tantas cosas feas, solamente pensar que bueno, en un momento determinado el Hijo de Dios y Dios mismo se le ocurre decir bueno…, muchos todavía no creen en esto, en estas Revelaciones, pues bien, para que crean, unos para agradecerles a otros tantos años de dolor sufrido por Mí, para llevar Mi palabra.

Entonces en este 2004, las gracias se multiplicarán, los milagros serán una enormidad, prodigios, cosas hermosas, ¿todo será un valle de rosas?, noo, por supuesto que noo, habrá como siempre muchos problemas, el hombre no usa bien su libertad y hace sufrir, pero les puedo asegurar que el sol va a brillar de tal forma que va a encandilar a muchos, pero a algunos les encanta que les encandile la Luz fuerte, pero aquellos que están en la oscuridad no les gusta la Luz fuerte, por una razón, porque no quieren que se vean sus cosas feas, pero hacen mal porque si Yo les perdono todo, siempre que decidan no hacerlas más porque si uno te da un golpe hoy y dice: perdoname, y te da otro mañana y te dice: perdoname, pero no tiene ni cinco de ganas de dejar de golpearte entonces tampoco puede hacer de tonto ¿no?. Acuérdense que el otro día les recordé mucho, mucho aquello de: ¿por qué me pegás? , sí, Yo te di la otra mejilla en una oportunidad, o dos, o tres o cinco, pero ¿por qué me pegas?, decime ¿que hice?.

Bien, entonces todo será realmente un milagro constante, para el que lo quiere ver y en gran parte también para quien no lo quiere ver, ¿por qué?, porque a Mí se me ocurre que así sea. El autor de todas las cosas, el que ama por sobre todo, tantas veces se le ocurren cosas y mientras sean buenas Mis queridos Gloria a Dios ¿no?; lo conversamos largamente con Mi Papá y después encomendamos al Espíritu Santo, que es el Gran Comunicador, tercera persona de la Trinidad, para que comunique todo esto ¿no?, lo hice a través de Mi Mamá el día primero, nadie se esperó jamás esto pero Yo siempre he sido muy derrochón, pero este año, voy a ser mucho más.

Derrochón ¿en qué?, en todo, Mis queridos, ustedes necesitan como toda América, por fin empezar a crecer, entonces las gracias serán interminables sobre todos estos países de América y del mundo, pero especialmente de América y especialmente de la Argentina y especialmente de esta pampa gringa, de la cual todos participan porque en el corazón de esta pampa gringa a Mi Mamá y a Mí se nos ocurrió hacer apariciones hace diez años, ¡bah!, se nos ocurrió mucho antes pero así formalmente grabadas y conocidas hace diez años ¿eh?.

Son esas cosas ¿no?, ¿y por qué, dirá alguno?, porque creímos con Mi Papá que era bueno, los hombres no les es fácil entender estas cosas, pero no importa, solamente piensen un instante en aquél que tiene un cáncer terrible y de repente ya no la tiene, o piensen en cualquier otra enfermedad y de repente ya no la tienen, piensen en aquél que está muy mal por montones de cosas y de repente ya no lo tiene y piensen que aquél hace tantos meses que busca trabajo y de repente lo encuentra, porque Mis queridos, Yo no te puedo pedir nada, Yo soy el que tiene que darte, ¿por qué?, porque así es.

Ahora, Yo siempre digo como el ciego del Evangelio: "yo no sé de donde viene pero antes no veía y ahora veo", los fariseos se golpeaban la cabeza y querían decir que venían de cosas malas pero nadie que está en lo malo puede hacer cosas buenas, y el ciego decía: "dejen de preguntarme, porque lo único que puedo decirles es que antes no veía y ahora veo".

Entonces…, se va a convencer muy fácil del Año Santo y de todo lo que puede el Señor cuando aquello que le faltaba empieza a tenerlo, pero no es cuestión de un te doy y me das y esas cosas así como si hiciéramos trueque, noo, el problema es más profundo, es un problema de afecto, es un problema de amor, yo te amo mucho, si vos querés me amás y sino te espero, me gustas que estés bien, que seas feliz, que estés sano, que puedas criar bien a tus hijos, que ellos te den satisfacciones y así y sobre todo pensando en lo que ya dije tantas veces: el hombre no puede morirse de enfermedades, tiene que morirse de viejo ¿mmm?.

Entonces, a no programarse la vida por pocos años, hay que pensar en muchos años y también ir acomodando la vida de acuerdo a las necesidades para, para que no sea tan difícil mantener la salud y tienen que pedirme cuando necesitan algo, si no me lo piden a Mí que soy vuestro Padre, que los he creado, ¿a quién se lo van a ir a pedir, a aquellos que tienen que pagarle la consulta y con plus?, son Santos muchos de ellos también por supuesto, pero algunos no tanto y también ellos colaboran en la extensión del Reino, Yo no abarco a todos, digo algunos.

Por eso Mis queridos, dichosos todos los que vean estas gracias derramadas a granel porque van a tener tanto que contar, no solamente a vuestros hijos sino a las generaciones que vienen.

Y en este Año Santo , les digo a cada uno de los presentes: todos aquellos
problemas de todo tipo, físicos, psíquicos, espirituales, todos los problemas que tengan de todo tipo, Yo les prometo que se sanarán, ¿todos?, todos, algunos en forma inmediata, otros no tanto porque todas las cosas tienen un proceso pero sí se sanarán, se solucionarán los problemas, serán felices ¿eh?; ustedes dirán: el Señor parece que es un vendedor o regalador de ilusiones, miren lo que pueden decir no importa, la cuestión es que como dijo el ciego: "yo no veía y ahora veo".

En esta bendición que les voy a dar, que ustedes reciban con vuestro corazón totalmente abierto, confíen plenamente en Mí que lo tendrán, porque esta bendición es en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Que esta bendición permanezca para siempre, para mayor Gloria de Dios y mayor felicidad de cada uno de ustedes y de todos aquellos que ustedes aman.

Amén.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)