Imprimir
PDF

Enero 2003

Mensaje personal para Artemio Felix Amero, recibido después de haber realizado dos retiros espirituales:

Mensaje personal para Artemio Felix Amero, recibido después de haber realizado dos retiros espirituales:

Un retiro Ignaciano con el Padre Carlos Aldunate – Sacerdote Jesuita – (retiro en el que todos los Papas y en este caso Juan Pablo II, otorgan Indulgencia Plenaria) .

Otro con el Padre Agustín Sánchez –Sacerdote Jesuita de Crecimiento y Sanación, (ambos Sacerdotes reconocidos mundialmente).-

Además de haber recibido la Unción de los Enfermos y haber renovado personalmente los votos de pobreza y castidad, de consagración a Nuestro Señor.

Todo en el Centro de Espiritualidad Loyola de Padre Hurtado – Santiago – Chile – (Diciembre - Enero 2003.)

Dice Jesús:

Hoy empieza una nueva vida para vos.

Si en adelante pides alguna sanación, mal no está, renuevas lo que ya tenés.

Este viaje ha dado muchos frutos y todos los que aún dará.

Desde hoy una coraza te protegerá de todo mal, terminó la época de las vacas flacas en todos los aspectos y en todos los sentidos. Ya nadie abrirá su boca ni su pensamiento para hacerte daño.

Todo es un regalo que te hago, ya no se cerrará ninguna puerta.

Nadie Cuestionará las Revelaciones que te estoy dando.

Todos los que están o estuvieron cerca de ti han recibido gracias especiales.

Entiendan todos muy bien, nada de lo que pasa es tuyo, Yo tengo una especial complacencia en darte todo, aunque rompa todos los esquemas anteriores.

Sé obediente en seguir lo que te mando, no te equivocarás nunca y haré que no duelan las cosas.

No disminuyas las cosas que te pasan, quien crea que lo hacés por vos, se equivoca.

En lo que decís y hacés siempre te estaré guiando, así que no temas.

Los demás ( algunos ) creen que vos te crees centro de todo, se equivocan.

Nunca te compares, ni pidas opinión, solo a Mí.

Cuando alguien va a atacarte decí: JESÚS y todo se soluciona, porque al dar Mi nombre estás invocando todo lo que representa la Sangre derramada.

Deben convencerse los Ministros de la Palabra y cualquiera que vos sos nada más que un instrumento, en todo caso que se la tomen conmigo.

Aunque ya lo eras, desde anoche te ungí Profeta, hoy lo sos oficialmente.

Cuando alguien quiere discutir con vos, escucha pero responde lo que Yo te digo.

Cuando veas que algo sale mal, no es así, sólo lo es para tus pobres ojos.

Estás más allá del bien y del mal, como lo estoy Yo.

Tené una fe total en que Yo estoy dentro de vos y hablo por vos.

No intervengas en cosas mundanales, ya no es para vos.

El mundo, las cosas buenas o malas dejalas correr, miralas solamente, Yo te diré cuando tomar parte.

No te apures…, lo que no se hace en diez mil días se hace en un instante.

Que no te preocupe ninguna Autoridad Eclesiástica, siempre debes guardar el respeto y la obediencia como lo quiere la Santa Madre Iglesia, pero entendételas conmigo.

Si vos sos consciente todo lo que te digo lo tendrás en cuenta, no me discutas, acepta que en forma inmediata comprenderás.

Debes ser la locomotora, Yo la estoy conduciendo.

Yo seré el mejor remedio de todos los males y enfermedades.

Yo lo quiero así, debes proceder siempre como un Santo viviente en todo, en todo.

Las cosas, los gestos, las palabras, no deben preocuparte ni ocuparte. Yo soy el que hace, el que decide, el que resuelve, todo, todo.

Nunca compares lo tuyo con nada ni con nadie, vos sos inédito como toda persona.

Salvando las distancias, son Juan el Bautista, solo que a vos no te cortarán la cabeza, ya te la cortaron lo suficiente, basta ya.

Desde hoy desaparece el sufrimiento porque a Mí se me ocurre.

Movete como único, inédito, irrepetible.

Lo que vos te considerás es problema tuyo, Yo te considero Santo, hagas lo que hagas, pase lo que pase.

No cuestiones nada, así como Mi Padre amó en el Antiguo Testamento a algunos especialmente e hizo cosas increíbles con ellos, Yo lo hice, lo hago, y lo haré con vos.

Si pasa algo Yo lo quiero, y si no Yo no lo quiero; que a vos te dé igual.

No tengo nada para reprocharte, todo lo contrario.

Que nada turbe tu calma, vos trabaja para Mí, aprueben o no aprueben.

No busques analogías en el Antiguo o Nuevo Testamento, en todo caso Yo puedo buscarlas.

Cuando te mando no pongas peros.

Vos lo podés hacer todo, nunca te apichones.

Te haré rendir los días para que estés satisfecho. Yo te diré sí o no y ya es suficiente.

El juicio de los demás nunca debe preocuparte.


Amén.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)