Imprimir
PDF

Mensaje del 01 de Febrero de 2003

Vuelvo a lo anterior que me gusta más, la compasión que el culto, porque en primera y última instancia eso es el Cristianismo, el poder sentir en el propio pecho el corazón del que está afligido.

Mensaje del 01 de Febrero de 2003

Habla Artemio:

(Se escuchan ruidos, ladridos de perros) ... el maligno quiere distraernos, no lo va a lograr.

Hoy es 01 de Febrero de 2003.

Dice Jesús:

Es cierto que, me gusta más la compasión que el culto y hoy lo vieron, quién
tiene oídos para oír que oiga y ojos para ver que vea.

Todo está muy bien, no sé si será tan legal el asunto pero sirve, sobre todo porque no, vos no hiciste aclaración de tu firma y no sabe si sos el Cardenal Primado o el cura de la Parroquia, que más da, poco importa. No me podes negar que estas cosas también tienen algo de cómico, la cara del policía era la de una parecido, la cara del novio creía que estaba delante de Jesucristo, la cara del muchacho… juraba y re juraba por dentro que en su vida iba a hacer lo mismo, porque esas cosas salían muy caras, la madre tendrá que ir del cardiólogo y con seguridad los mejores ginecólogos del Garraham, serán los que la atiendan a A. L. C., si hay necesidad algún día te llevo por esos lugares pero no creo que haga falta, porque quién puso la firma debajo de todo fui Yo, aunque no escribí nada ¿mmm?, alégrense todos porque... hemos salvado a un niño y no saben ustedes el futuro maravilloso que tendrá ese niño, no se lo imaginan, pero dejémoslo ahí, ya terminó el trabajo.

Vuelvo a lo anterior que me gusta más, la compasión que el culto, porque en primera y última instancia eso es el cristianismo, el poder sentir en el propio pecho el corazón del que está afligido, atormentado, aterrado, disminuido, oprimido, manoseado, si todo eso no es cristianismo entonces quién dice haber entendido el cristianismo, seguramente no entendió nada todavía, como dije ayer o antes de ayer: tendrá que inscribirse otra vez en el, en la escuela maternal o en el jardín de infantes para aprender las nociones elementales de lo que debe ser. Aquella premisa fundamental: “ámense unos a otros como Yo los he amado”, claro, si ustedes se ponen a comparar y piensan en todos los, las morisquetas y piensan en todos los saltimbanquis y piensan en todos aquellos que se van a divertir en carnaval ¿no? y comparan con la satisfacción de esa niña A. L. C., que se fue a su casa con su niño protegido y su preciosímo novio que aceptó la situación y también le convino por supuesto, todos los seres humanos son prácticos, no nos olvidemos de eso.

Bueno, como ven Yo tengo otras formas de hacer las cosas, que las del común de la gente y esto de hoy ha sido nada más que un pequeño ejemplo, ¿saben? oren mucho para que haya mucha gente disponible, ¿saben? para que puedan llegar a todas partes del mundo y convertir todo esto en un lugar diferente ¿eh?, si ustedes con todo lo que han visto y oído, no se sienten muy felices, bueno son demasiados pedigüeños en cuánto a cosas para ser felices, porque salvar una vida y hacer felices a muchas personas, creo que tiene un precio muy elevado. Ahora, hubo un pacto de silencio, pero por supuesto el..., el muchacho lo va a comentar en su círculo y habrá opiniones diversas, pero todos sacarán sus propias conclusiones para que no aparezca por ahí otro Ministro del culto y le haga firmar una declaración. Dirán así: pero ¿quién será?, ¿quién no será?; la cuestión no importa, pero se siente, se siente ¿eh?, eso que dicen a veces: que ya no es lo mismo el Tercer Milenio que los dos anteriores, ¿no habrá habido estas cosas antes?, sí, pero no tan sistemáticamente como ahora. Disfruten de esto porque creo que vale la pena, disfrútenlo y si pudieran imaginarse la cara de J. M. L. D., entonces se harían una hermosa fiesta.

Vuelvo a decir viste, me gusta más la comprensión, la compasión que el culto, no lo olviden esto ¿eh?, no lo olviden porque merece recordarse, porque así funciona Mi Misericordia, un acto así se multiplica por miles en otros lugares, sin que ustedes lo sepan. Bueno si todo eso no los llena de una inmensa alegría, no sé con qué pueden, podrían alegrarse tanto, digo, no sé.

Amén.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)