Imprimir
PDF

Mensaje del 16 de Enero de 2002

En forma individual o en pequeños grupos los hombres avanzan hacia el Pleroma, es decir la unión en la totalidad.

Mensaje del 16 de Enero del 2002

Habla Artemio:

Jesús está como Jesús de la Misericordia.

Dice Jesús:

Es cierto, Yo puedo dar el agua que quita la sed para siempre. Todo lo que se dijo se razonó bien (se refiere al comentario de la mujer junto al pozo), y veo como ustedes vislumbran las cosas que sucederán y también las cosas que están sucediendo. Es decir, si en el Evangelio dice "ni un cabello de tu cabeza sin Mi permiso " y se refiere a los que están en Mi rebaño, así sucederá.

Ustedes están viviendo una situación muy difícil en el país… Yo quiero que tengan confianza… Yo no elegí este país entre tantos en el mundo, tengo Mis planes, más allá de las voluntades que tuercen las cosas, estoy Yo, que incluso escribe en renglones torcidos y aprovecha las cosas malas que se hacen para sacar un beneficio.

Si ustedes creen que el mundo pasa por estos momentos en situaciones terribles, Yo les propongo que piensen en el Siglo que acaba de terminar, en la Primera y Segunda Guerras mundiales y las otras menores, Vietnam, etc… . entonces verán que lo que pasa ahora es como un juego de niños en comparación; porque Yo miro las cosas y acontecimientos en base a la caridad y justicia, entonces las cosas injustas son las que desordenan todo y los hombres parece que hubieran perdido la razón en todo este tiempo.

Es muy distinto tener hambre cuando uno está en paz, que tener hambre esperando el próximo bombardeo… aprendan a mirar los signos de los tiempos, cuando en el Siglo que pasó se tiene en cuenta a Mi Madre, se termina con un régimen terrible… y aunque aún las cosas no se ordenaron, pero de la noche a la mañana el mundo se transformó, entre otras cosas me refiero al Muro de Berlín, que es símbolo del fin de una época, todo resuelto por Mi Mamá que intercedió para que eso ocurriera.

Todos los pueblos del mundo, aunque no parezca, están tomando conciencia de la dignidad esencial de la persona humana, además el Mundo Nuevo que Yo prometí, se está perfilando. Y estará mucho más cerca cuando pongan la mente y las manos para entrar en Mi proyecto. En forma individual o en pequeños grupos los hombres avanzan hacia el Pleroma, es decir la unión en la totalidad.

Además les digo que muchos hombres por las noches tienen su Pleroma personal, es decir vivenciando ya lo que será algún día la unión en la totalidad. Tendrán que rogar mucho a Mi Mamá para que ciegue a los demonios, con la llama de su Inmaculado Corazón, que siempre están esperando para actuar.

Hay que pedir mucho a Mi Mamá ya que se llega a Mí por medio de ella y al Padre por medio de Mí, y quien me ve a Mí ve al Padre, la salvación de todo tiene un nombre: María. ¿Hasta cuando muchos no van a entender esa tremenda verdad…? Quiero decirles a todos que los problemas que tengan los pongan en Mis manos, luego esperen los tiempos del Señor, esperen velando y orando. Mi Madre y Yo los amamos ¿qué pueden temer?.

Amén.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)