Imprimir
PDF

Mensaje del 06 de Enero de 2000

Estoy pensando que ustedes tienen un método muy original y muy creativo para pedirme las cosas y es digno de ser imitado, se han dado cuenta que primero reconocen toda vuestra vida, vuestras malas o buenas acciones, todo y se hacen como un felpudo. Mensaje del 06 de Enero de 2000

Habla Artemio:

Hoy es 06 de Enero del 2000.

Señor y por lo que estamos viendo es una noche muy especial, bueno fue un día muy especial donde pasaron tantas cosas extrañas, tantas cosas extrañas, extrañas para el común del pensamiento pero dentro de la dimensión tuya Señor no hay nada extraño, sería una tontería pensar eso.

Dice Jesús:

“Yo soy el camino, la verdad y la vida, quien me sigue a Mí no anda en tinieblas, y quien está cansado y muy cargado que venga Mí que Yo lo aliviaré”.

Estoy pensando que ustedes tienen un método muy original y muy creativo para pedirme las cosas y es digno de ser imitado, se han dado cuenta que primero reconocen toda vuestra vida, vuestras malas o buenas acciones, todo y se hacen como un felpudo, que delante de Dios está bien pero jamás lo hagan delante de ningún hombre, ahora bien, después de hacerse como un felpudo traen a colación cosas que a Mí pueden conmoverme y dicen tantas cosas que me conmueven que Yo no me puedo negar al abrir la Sagrada Escritura de darles una lectura para que me sigan conmoviendo, pero a todo esto y en todo el trayecto han deslizado qué es lo que necesitan y lo que quieren. Entonces Yo les digo: quién puede negarse a otorgarles lo que piden, ya se los dije: para Mi eso es una forma de robarme los milagros y me gusta el método porque no es rebuscado ni está falto de sinceridad, al contrario, todo es verdadero, entonces quién puede decir que no cuando a uno le piden las cosas de esa forma.

Esto que parece algo muy personal para ustedes se adapta para todos los hombres del mundo, ¿acaso no lo dice el Evangelio que el que se humilla será ensalzado?, ¿y qué han hecho ustedes esta noche si no humillarse delante de Mí?, pero humillarse en serio ¿no?, porque una cosa es hablar de humildad y otra cosa es hablar de humillación, cuando uno pone delante de los otros las cosas más íntimas con toda naturalidad, que se prestan a cualquier tipo de interpretación eso es humillación, no se ponen a besarme los pies pero es lo mismo, tienen la actitud permanente de besarme los pies, que es la forma más simbólica de la humildad.

No es que esté haciendo una apología de vuestra forma de proceder, estoy diciendo simplemente lo que está pasando y lo que está pasando es que me roban todos los milagros que ustedes quieren, quién podría menos. ¿Se han dado cuenta que Yo nunca les interrogo sobre en qué momento de vuestra peregrinación están?, de esto lo hablamos, nunca, acepto en el momento que estamos pero no les digo: podrían estar más adelante o más atrás, acepto simplemente, porque es una forma de respetar vuestra libertad pero nunca midan las cosas con medidas humanas, con parámetros humanos porque se van a equivocar. Las cosas de Dios no se pueden medir con parámetros humanos, siempre se equivoca uno. Sepan discernir esto siempre, ante cada acontecimiento diario traten de hacer una lectura de ese acontecimiento a la Luz del Padre inspirado por el Espíritu Santo y después continúen, Yo no les privo de que se indignen, que a veces levanten la voz, otras se enojen, otras se muestran rebeldes y en otras hasta dicen palabras muy fuertes.

Yo les digo lo mismo que digo en el Evangelio, hagan durante el día lo que quieran pero que no los tome la caída del sol con el enojo ni con la bronca, es hora ya hombres y mujeres de buena voluntad que me escuchan, es hora ya que entiendan que la única forma de que me agradan mucho es cuando son humanos, no cuando quieren presentarse delante de Mí como sobrehumanos, como ejemplo de virtudes o de no sé qué cosas, no me gusta eso, tal cuál como son, limpitos o sucios, huelan como huelan, digan lo que digan, autenticidad, de esa manera el hombre entra realmente en la dimensión del Señor porque cuando tiene una conducta estereotipada que significa irreal o rebuscada es cuando a Mí me relajan de tal forma que miro para otro lado, humanos, simplemente humanos y eso es lo que he visto hoy muy bien pintado, humanos, simplemente humanos. Cuando el ser humano supo llegar a ese estadio es el momento en que en el camino de la conversión para ese momento llega el grado máximo, el día siguiente será otro al que hay que trabajar, ese día para lograr más conversión aún.

Dice la Virgen:

No sé si ustedes se dieron cuenta, Yo creo que sí, que si toman los Mensajes desde el primer día y van leyendo todo, todo, todo, todo, Yo diría que es una guía para aprender a vivir, aprender a vivir como cristianos, nadie por eso menosprecia la Sagrada Escritura ni los Evangelios ni las cartas ni cualquier mensaje, solamente esto, nunca en los dos mil años de Cristianismo los Mensajes fueron tan largos, nunca, podría decirse sí que los escritos de Santo Tomás eran muy largos pero no eran Mensajes de Jesús, él escribía inspirado por el Espíritu Santo, lo ponía al lado del Sagrario y rezaba hasta que el Señor le decía: has escrito bien Tomás, entonces él retiraba lo escrito y se iba en paz pero en cuanto a Mensajes nunca se habló así, en forma tan extensa.

Por supuesto que estos escritos así van a dar más de un dolor de cabeza pero la verdad es que a Mi Hijo y a Mi nos encanta a veces que les duela la cabeza por lo que nosotros decimos, será porque hay necesidad de cambiar muchas cosas que no están bien pero no, no se lo toman demasiado a pecho hombres y mujeres de todas las latitudes porque si cada día vivimos aprendiendo, pues bien, quién puede negarse a seguir aprendiendo.

Mi Hijo dijo: sean humanos y Yo agrego: también a Mi Hijo mírenlo como humano, no por eso dejan de pensar que es el Hijo de Dios y que tiene naturaleza Divina, pero mírenlo también como humano porque es humano. El que puede ver mire su piel, mire sus llagas, mire su rostro, mire todo, al mirarlo así como humano les parecerá que está tan cerca de ustedes, que es tan accesible, que es tan fácil hablarle como amigo, como Padre, como hermano y lo mejor que está pasando en este momento ¿saben qué es?, que ustedes están escuchando verdades eternas dichas por el Hijo de Dios y su Mamá y ninguno por eso se siente nada importante por lo que está pasando, al contrario, sigue siendo todo simplicidad, humildad, generosidad y entrega, si ocurriera lo contrario estaría todo perdido pero como no ocurre y no va a ocurrir está todo ganado.

A medida que pase el tiempo van a ver que van a tener necesidad de que los Mensajes deberían tenerlo por lo menos pronto cada uno para revisarlos, porque es un manual digamos para decirlo de alguna manera, donde se aprende a vivir, pero un manual no escrito por algún docto señor sino dicho por el Hijo de Dios, su Mamá y los Santos que interpretan la palabra del Señor, todo así de simple y de terrible. Uso la palabra terrible como algo que parecería que escapa a la comprensión, no en el sentido que lo usan ustedes.

Dice el Padre Pío:

Hay algo que me gusta de ustedes mucho, es el amor por la Madre, si hay algo importante en la vida de los cristianos es amar a la Madre, que pena que dan aquellos que no la aman, que pena, esfuércense por presentarles a la Madre. Ustedes creen que en un mundo donde María no existe se puede ser tan feliz o feliz, por eso, cuánto se pierden los que no piensan en la Madre, porque ustedes lo entienden claramente que la Madre de Dios es también Madre de ustedes, ella lo quiere así, lo siente así y procede de esa manera.

Felices ustedes por tener a la Madre, felices.

Dice la Madre Teresa:

Quién creen ustedes que me sostuvo a mí en los momentos más terribles de mi vida, quién creen ustedes que a mi me dio la fuerza para enfrentar todo, incluso hasta la misma Santa Madre Iglesia, que en los primeros tiempos y muchas veces no me dejaba tanta libertad de movimiento, me les escapaba siempre de sus esquemas, siempre.

Entonces, sépanlo, ténganlo en cuenta, recomiéndenlo, díganlo, grítenlo como dice el canto: yo tengo una Madre que me ama, esa es la Madre que me ayudó a mi siempre en todo, Mediadora de todas las Gracias, con mi Madre siempre nos entendimos. Yo actuaba siempre, es decir me movía siempre sabiendo que tenía los ojos de María puestos en lo que hacía, entonces estaba convencida que todo lo hacía bien porque lo hacía con la aprobación de María, no por todo eso dejaba de adorar a mi Dios y mi Señor, pero siempre veneraba a su Madre, siempre y me gusta mucho todo esto porque ustedes son muy marianos, quién va de la mano de María nunca tropieza, quien va de la mano de María siempre encuentra soluciones para todo, quien va de la mano de María no tiene que temer al siniestro, quien va de la mano de María siempre tendrá fuerzas para hacerlo todo aunque todo a veces parezca imposible.

Les repito, aunque todo a veces parezca imposible.

Dice San Martín de Porres:

Yo he sido siempre muy mariano, muchas veces la Virgen me visitó y yo estaba de contento, ella era toda blanca, toda preciosa y tocaba mi piel negra oscura con tanto amor que me llenaba de gozo, ustedes ven que siempre insisto sobre lo mismo, es que no puedo sacarme de mí el hecho de que siempre se me menospreció porque solamente se veían blancos mis dientes.

Sépanlo, realmente María fue para mi la Madre y creo que de su mano llegué a los altares, tómense de la mano de María.

Amén.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)