Imprimir
PDF

Mensaje del 10 de Febrero de 2000

A todos los hombres hay que mirarlos con sabiduría, la sabiduría del Señor, no otra sabiduría y poner en práctica lo que les dije días atrás: no cuánto me odiabas ayer sino cuánto me amás hoy.

Mensaje del 10 de Febrero de 2000

Habla Artemio:

Habla Jesús que tu siervo escucha, en este día 10 de Febrero, día de Santa
Escolástica.

Dice Jesús:

Y en el principio era el Verbo y el Verbo estaba en Dios.

Desde allí, desde el comienzo de todos los tiempos Yo ya a ustedes los amaba, deberían aún pasar milenios pero ya los amaba.

Entonces, Yo los amé a través de los tiempos, los sigo amando y los amaré por toda una eternidad, cada uno tendrá su forma de ser, de vivir, de decir, de actuar, cada uno tendrá su alcance para entender las cosas, pero Yo le he dicho varias veces: quiero unidad entre Mis hijos, no uniformidad, entonces vos sos como sos y los demás cada uno es como es. Nada más tonto que querer meterse en la piel de otro y además tarea inútil porque no se consigue.

Todo lo que dijiste hoy no era novedad para Mi, no es novedad, pero hiciste bien decírmelo, porque quien creó las estructuras de la mente sabe muy bien que las estructuras mentales necesitan a veces hacer lo que vos hiciste para entrar dentro de lo que denominamos salud o patrón de salud, no quiere decir que antes no la tenías, no, sino para estar dentro del patrón de salud, que para ningún ser humano es lo mismo, sino que para cada hombre es diferente y si para cada hombre es diferente, ¿por qué se juzga a los demás tan duramente a veces?, ¿qué sabemos de los otros?, ¿qué saben de los otros?, y aunque supieran, son diferentes.

El Evangelio lo dice con claridad: en la casa de Mi Padre hay muchas mansiones, muchas moradas, muchas y por supuesto de acuerdo a la morada que cada uno tenga no va a sentir envidia por las otras moradas, porque al final uno está sumando todo lo que pasó pero a pesar de la suma esas moradas las adjudico Yo junto a Mi Padre y el Espíritu Santo, Trino y uno.

A todos los hombres hay que mirarlos con sabiduría, la sabiduría del Señor, no otra sabiduría y poner en práctica lo que les dije días atrás: no cuánto me odiabas ayer sino cuánto me amás hoy.

Todo se transforma entre los seres humanos si esto se tuviera en cuenta.

En este momento que hice una pausa estaba recorriendo diversas situaciones en tu vida, momentos, días, actitudes, etc., en lugar tuyo Yo estaría en paz, porque voluntariamente no heriste a nadie ni con el pensamiento, más no te digo, porque pasaría a ser una Revelación Privada personal. Solamente agregaré esto, todos los hombres deberían luchar por la justicia, todos y estos Mensajes que van a durar todavía bastante, siempre se insistirá en eso y como ya dijo Mi Madre hace ya mucho tiempo, están tan acostumbrados los seres humanos vivir en estructuras injustas que lo toman como algo muy natural, muy normal.

Cuando se piensa en la esclavitud de aquellos tiempos, uno se pregunta: pero ¿cómo, no entendían?, y ahora uno puede preguntarse: ante todas las formas de esclavitud que existe en el mundo actual, ¿cómo, no se dan cuenta?, son formas más sutiles, no tan gruesas de esclavitud pero son formas de esclavitud al fin.

Algunas tan sutiles que pasan demasiado desapercibidas, por eso que no se engañen, no se engañen, mientras las injusticias los hombres las sufren, porque ellos son culpables, aunque esto no me gusta, porque si alguien es culpable de algo es porque alguien no le enseñó lo suficiente, pero debe haber un imperativo, hay que darle a cada uno lo que le corresponde, eso es tan amplio que cada uno le dará la forma que quiere, pero no se llamen a engaño, tiene una sola forma.

Parecería que en esta sociedad eso no se puede concretar, pero no dijeron antes que estamos en tiempos proféticos, donde hay que denunciar un mundo deshumanizado y anunciar un mundo más humanizado. ¿Denunciarlo en forma desubicada, inoportuna?, no, hay que estar siempre al acecho para que justo en el momento oportuno se haga lo que debe hacerse, todo lo que se hace a destiempo no sirve, es inútil. Por eso muchas veces no entienden Mis tiempos, cuidado, sin vulnerar nunca vuestra libertad, ¿cómo se puede influir en alguien sin vulnerar su libertad?, tendríamos que hablar mucho para eso y es posible que no se entienda.

Muchos conceptos dentro de la Economía Divina nunca se los llega a entender totalmente o profundamente pero ante ello hay que tener una actitud de respeto, de mucho amor y comprensión y tener la valentía de decir: no comprendo, no lo puedo discernir, mi mente no está tan lúcida como para ver claro y tal vez este planteo sea diario.

Algo más parta terminar Mis queridos, también quiero decirles respecto a la oración, ya que en la Sagrada Escritura más que de oración se habla del hombre de oración, entonces tratar de entrar dentro de esa concepción de la vida, del hombre que está en una continua actitud de oración, ese es el hombre que diariamente va logrando una mayor conversión y está en el camino seguro.

Esto completa algunas cosas que se dijeron no tan completas en otras oportunidades.

Los amo a todos ¿eh?, amo todas las cosas, porque al amarlos a ustedes amo todo aquello que hacen, todo lo que es de vuestra propiedad, todos aquellos quienes les rodean, es decir, Mi amor no se dirige al hombre aislado sino al hombre dentro de su contexto, grande o pequeño, en todo su contexto. Nada de lo que es del hombre a Mí podría resultarme indiferente, ¿escucharon bien?, nunca, en consecuencia llevo un control muy grande sobre todo lo que les pertenece y sobre todos vuestros proyectos y vuestras realizaciones. Que lleve un control muy grande no quiere decir que facilite tanto la tarea, porque es bíblico aquello de: ganarse el pan con el sudor de su frente, pero que hermoso que es secarse el sudor cuando el Señor los está mirando.

Amén.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)