Imprimir
PDF

Mensaje del 05 de Febrero de 2000

Por eso, hoy los exhorto a estar muy unidos, unidos entre ustedes, unidos con aquellos que están un poco más lejos y que muchos son enemigos de ustedes porque Yo, Mi Madre y los Santos aparecemos aquí. También por todos aquellos que, lejos o cerca, tienen la buena voluntad de escuchar estos Mensajes, para todos permanezcan unidos en el Señor.

Mensaje del 05 de Febrero de 2000

Habla Artemio:

Hoy es 05 de Febrero, Santa Águeda, el martirio de Santa Águeda.

Bueno, Señor, esperamos tu Mensaje.

Dice Jesús:

Yo soy el camino, la verdad y la vida quien me sigue a Mi no anda en tinieblas.

Por eso, hoy los exhorto a estar muy unidos, unidos entre ustedes, unidos con aquellos que están un poco más lejos y que muchos son enemigos de ustedes porque Yo, Mi Madre y los Santos aparecemos aquí. También por todos aquellos que, lejos o cerca, tienen la buena voluntad de escuchar estos Mensajes, para todos permanezcan unidos en el Señor.

No importa si alguien quiere convencerlos de otra cosa, no importa si alguien quiere destruir lo ya construido, no importa si están en la vereda del frente o aquí, unidos, es decir, a los seres humanos debe amárselos a todos aunque para algunos el amor es más intenso que para otros y por otra parte espontáneamente se quiere más a los amigos y a los que están cerca que a los que están lejos, simplemente porque a veces no se los conoce, pero hay que tener siempre una predisposición para ver a todos los hombres como personas que necesitan de nuestra consideración, nuestro respeto, nuestro amor como hermanos, porque lo son e hijos de un mismo Padre que está en los Cielos.

Cruzó por tu mente algo y lo voy a responder, cruzó la idea: ¿por qué podemos ver a Jesús así y el Espíritu Santo lo vemos con dificultad, como resplandores, brillos o simbólicamente en una paloma o hablando a través de las personas, los acontecimientos y las cosas?, pero muy poco y el Padre por supuesto sentimos su presencia, sentimos todo, sabemos todo pero no lo vemos.

El ser humano de acuerdo a su naturaleza no lo puede ver a Mi Padre cara a cara si no es después de muerto, en ese estado en que se encuentra el hombre después que cierra sus ojos para siempre, entonces si es merecedor por supuesto y en base a sus méritos pero especialmente en base a la voluntad del Padre le podrá ver cara a cara, es lo que se llama Bienaventuranza Eterna, donde los hombres igual que los Ángeles contemplarán por toda una eternidad el rostro del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, por toda una eternidad.

Eso es difícil de entender pero es así, quien mide el tiempo con años, meses y días no le es fácil pensar en la eternidad, pero no se preocupen de eso, que cuando llegue el momento entrarán en esa dimensión.

Yo todavía no recuerdo haberles hablado del Jubileo así como fue presentado por su Santidad, el Papa, Juan Pablo II, antes sí se habló pero creo que después no se habló.

Ahora bien, todo lo referente al Jubileo en el que se supone un estado de gracia permanente, donde el Señor derrama tantas bendiciones sobre el universo, donde se consiguen las Indulgencias Plenarias, bueno, todo eso que ya ustedes saben, que es mucho por cierto, Yo no he dicho o he dicho muy poco, esencialmente hablando se entiende, porque ustedes están en un jubileo permanente, por el hecho de que están recibiendo la presencia de Mi Mamá y Mía y de los Santos siempre, entonces desde que nosotros aparecemos aquí, ustedes viven en un jubileo permanente, en cuanto a las gracias, en cuanto a todo lo que se refiera a tener en uno la presencia del Señor.

Es decir, también esto debe ser entendido pidiendo luces al Espíritu Santo, a nadie se le había ocurrido esto. Cuando uno puede ver al Señor y escuchar su palabra ¿no vive en un continuo gozo y recibiendo todas las gracias?, quiere decir entonces que la gente viniendo aquí participa del jubileo, los del grupo de oración por supuesto, y los demás, aunque no lo sepan, sí, también, por supuesto que esto es en forma privada como son las Revelaciones Privadas, que puede ser creído o no, depende de las inspiraciones del Espíritu Santo y depende de lo que ya dije tantas veces de hasta qué punto uno se abre para recibir realmente la verdad, pero atendiendo a las gracias que se tiene, atendiendo a las Indulgencias, en forma privada esto ocurre aquí diariamente, diariamente.

Les guste o no a los legalistas en materia teológica, religiosa, les guste o no es así.

Dice Nuestra Madre, la Virgen:

Todo ese gozo que ustedes sienten, toda esa plenificación que hasta en los poros de la piel, por los poros de la piel sienten penetrar la Gracia, todo ese estado especial que ustedes tienen a veces más intenso, a veces menos intenso pero siempre real de esa participación constante de nuestras presencias, es evidente que tiene que ser entendido así como lo dijo Mi Hijo.

Piensen lo que es que descienda sobre ustedes siempre la Sangre Preciosísima de Mi Hijo, piensen cuando los rayos de Mi Hijo llegan hasta ustedes y los traspasan, piensen cuando las llamas de Mi Corazón Inmaculado los abrazan, entonces deben entender que en ese momento y siempre aquí se están recibiendo las Indulgencias, de todo tipo.

Si no se abundó en este tema, supusimos que se sobreentendía, pero si no se sobrentendía ahora se entiende.

También Yo los exhorto a tener una confianza muy grande como San Maximiliano tenía en la Inmaculada, ustedes leyeron una oración a él y palabras que él dijo, pues bien, los exhorto también a que veneren Mi Inmaculado Corazón y sean comunicadores de todas las gracias que tiene el hombre y las cosas cuando reconoce la existencia y la acción de Mi Corazón Inmaculado.

Una expresión tan corta como: Inmaculado Corazón de María, sed la salvación mía, esta expresión conmueve los Cielos y la Tierra, en consecuencia los exhorto a decirla con frecuencia o bien Inmaculado Corazón de María sed la salvación de, y el nombre de la persona que ustedes quieran que se salve.

Dice la Madre Teresa:

Una de mis devociones siempre fue el Inmaculado Corazón de María y yo tenía por costumbre pedirle por mi parte cuando necesitaba y también adorarle o mejor dicho venerarle y todos los que se cruzaban en mi camino los animaba a que hicieran lo mismo, el Inmaculado Corazón de María.

Detrás de esa expresión simple y corriente, existe todo un mundo de reconocimientos a montones de dogmas de la religión cristiana católica.

Por eso, uno sin tal vez tenerlo en cuenta pero está haciendo algo realmente maravilloso, cuando alaba, honra o invoca al Inmaculado Corazón de Nuestra Madre, porque si bien Nuestra Señora se auto titula aquí Nuestra Señora de los Dolores, Esposa del Espíritu Santo y otros nombres, se sobreentiende que también aquí lo hace como Inmaculado Corazón de María, ¿acaso no tiene el Espíritu Santo sobre su Corazón fecundándola por ser Esposa del Espíritu Santo?.

A Nuestra Señora de los Dolores agreguen siempre entonces lo del Inmaculado Corazón, es cierto que pueden tener las personas como devociones particulares que Nuestra Señora de la Merced, que Nuestra Señora de Luján, que Nuestra Señora de Medjugorje, pero hablar del Inmaculado Corazón de María se va mucho más lejos todavía, además de citar a María, estamos citando todo ese conjunto de cosas que Nuestra Madre dijo.

No lo olviden ¿eh?, ténganlo muy en cuenta.

Dice San Martín de Porres:

Cuando vean a alguien que no pertenezca al rebaño, en vuestro interior confíenlo al Inmaculado Corazón de María, ellos que no aceptan a la Madre del Señor como tal o de mil formas diferentes pero en sí negándole toda la esencia, ustedes cuando vean a alguien no solamente de los hermanos separados sino cualquier persona que les parezca, digan: Inmaculado Corazón de María, sed la salvación de y nombran a la persona que ustedes quieren.

Qué fácil y qué rápido y que simple es ¿no?, simplemente hay que tener una actitud permanente de amor, uno siempre se acuerda de aquellos que quiere, pues bien, como ustedes aman a Nuestra Madre la recuerdan siempre y como de una u otra forma aman a vuestros hermanos pueden muy bien ponerlos bajo la protección del Inmaculado Corazón de María y cuando llegue la noche si durante el día, algunas, varias o muchas veces lo han hecho, piensen cuánto han construido para la extensión del Reino, cuánto, no lo olviden, no lo olviden.

Dice San Artemio:

Cuando yo viví, aún no estaba promulgado dentro de la Iglesia el dogma de la Inmaculada Concepción y aquél que era muy inspirado y dejaba hablar en su interior al Espíritu Santo esto lo entendía y lo hacía en silencio porque estaba muy lejos todavía de creerse así como dogma esta realidad.

Es decir, quien realmente fue inspirado por el Espíritu Sanyo, aunque en privado, tenía en cuenta el Corazón Inmaculado de Nuestra Madre.

Dice San Maximiliano Kolbe:

Gloria a Dios por todo lo que han dicho.

Mi amor por Nuestra Señora como Inmaculada Concepción no tenía límites y Mi último pensamiento antes de morir fue encomendarme a su Inmaculado Corazón pero siempre a lo largo de toda mi vida, en mis días lindos y en mis días de enfermedades atroces, siempre estaba en mis labios: María, con el nombre de Inmaculado Corazón.

Si esto se hace habitual en ustedes tendrán dulzuras muy grandes, además del auxilio permanente en todas las cosas.

Amén.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)