Imprimir

Mensaje del 24 de Abril de 1999

Yo no me digo y después me desdigo pero nadie tiene que tomarle de sorpresa de que a medida que se sube por el camino conmigo las cosas no son tan simples, es lo mismo de la relación entre personas, a medida que pasa el tiempo es más comprometida. Por ejemplo, hoy ustedes se sintieron obligados moralmente a pedir por todos, mientras que otros no se sienten así obligados a pedir por todos.


Mensaje del 24 de Abril de 1999

Habla Artemio:

Jesús hace mucho que está acá sentado, vino su Madre y todos los demás, está diciendo que no siempre hablarán los Santos sino que hablará Él y su Madre. Señor Jesús, el jueves seguramente vos tenías previsto no venir porque yo me fui a acostar para descansar un rato y me quedé nomás, ahora lo que dijiste el miércoles Señor no quiero recordártelo como un reproche ni mucho menos pero no digo que hayas estado muy duro con todos nosotros pero uno a veces espera alguna palabra más esperanzada, no me quejo de nada porque vos me dijiste que no valía la pena y los demás tampoco pero Señor vuelvo a decirte hoy que te escuchamos, no sé qué es lo que querrás decir hoy Señor.

Dice Jesús:

Nunca olviden que toda esta tercer parte que todavía no saben cuánto va a durar es para decir el para qué de todo lo que dijimos antes, bueno, ustedes están dentro de un camino, están invocándome, Yo aquí traigo Revelaciones que en alguna medida se aplica en ustedes pero el resto tienen carácter general, entonces no tomar tanto las cosas como especialmente dirigidas a ustedes sino atendiendo a que Mis palabras deben aplicarse en general. Yo no me digo y después me desdigo pero nadie tiene que tomarle de sorpresa de que a medida que se sube por el camino conmigo las cosas no son tan simples, es lo mismo de la relación entre personas, a medida que pasa el tiempo es más comprometida. Por ejemplo, hoy ustedes se sintieron obligados moralmente a pedir por todos, mientras que otros no se sienten así obligados a pedir por todos.

Quisiera decirte algo, el mensaje del Padre Agustín es real, las palabras que Yo le envié a través tuyo le hicieron mucho bien y él está arrepentido de haber tomado Mis palabras y la de Mi Madre como una forma de beneficiar al movimiento de renovación, Yo no puedo beneficiar a ningún movimiento, el Cristianismo es uno solo, hay muchas respuestas, infinidad de respuestas y todas son o pueden ser muy santas, ahora él quería torcer esas cosas, valga la expresión para su propio beneficio, o mejor dicho, para el beneficio de la renovación y de esa forma en lugar de hacer Mis palabras de carácter universal las limitaba a un movimiento, que puede ser muy Santo y lo es pero Yo no hablo para un movimiento exclusivamente, todos son Mis hijos y cada uno da su respuesta de acuerdo a su entender y de acuerdo a como el Espíritu Santo los ilumine. Nunca el hombre debe cometer la torpeza de creer que lo suyo es lo mejor, aunque lo sea, siempre debe pensar que detrás de cada simple cosa puede estar lo mejor y lo mejor en esto no existe, existe bien claro que “Yo soy el camino, la verdad y la vida, ahora ese camino, esa verdad y esa vida tiene a veces interpretaciones diferentes, no en cuanto a la verdad sino en cuanto a la forma de practicarla, entonces debe aparecer la virtud de la tolerancia para que cada uno me cante en su propio idioma.

Además, sabias palabras la del Padre Mamerto cuando dijo: yo puedo estar muy de acuerdo con la renovación pero lo que a mí me importa es Jesús. No hay que olvidar que los hombres para hacer prevalecer sus ideas, porque cada uno tiene su corazoncito, se fanatizan un poco y creen que el camino que están transitando es el único.

No sabés cuánto me alegra que sobre tu lugar de descanso haya muchos Rosarios y entre ellos el del Dalai Lama y otro indígena pero sobre todo el del Dalai Lama y vos lo mirás con cariño, eso me alegra de sobremanera porque me indica que en tu corazón existe la tolerancia y cuando alguien habla de religiones orientales y te dicen muchas cosas, vos tenés dos formas de reaccionar, con aquellas que te parecen verdaderas pero van por un camino distinto al tuyo y aquellas que no te parecen verdaderas ni van por camino distinto al tuyo. Entonces, conviene aclarar pero siempre con la debida prudencia, para que se note que en cada palabra subyace la tolerancia respecto a las ideas. Mis queridos, demasiada sangre se derramó sobre la Tierra por la intolerancia, demasiada sangre.

Reflexionar largamente y pensar esto largamente, Yo creo que está claro lo que acabo de decir, vos ni remotamente esperabas que Ya dijera estas cosas, ni por casualidad pero tenía que decirlas y por supuesto que no se agotan acá, pero que algo quede bien claro, si hay algo que me repugna es la intolerancia y sobre todo la intolerancia religiosa, entonces agradecele al Señor que Mis Revelaciones no hayan sido difundidas a través de donde vos creías que debían difundirlas porque se las identificaba con un color, con una tendencia y eso hubiera malogrado un montón de cosas. Yo creo que lo entendiste siempre esto, pero no sabías que pensaba Yo al respecto, a Mi no me preocupa el tiempo porque el tiempo lo manejo Yo, todo lo que hiciste está bien, te esforzaste para ver si era posible pero no iba por ahí la cuestión.

Si los hombres siguen Mis inspiraciones no cometen errores y en todo esto demos gracias al Padre de que no se han cometido errores, hubo una expresión en la boca del Padre cuando dijo: pero entonces esto es como Lourdes o Fátima, y vos le dijiste: exactamente Padre, y es así, esto es como Lourdes o Fátima, no es de otra forma, además hay un detalle que vos has reparado ya hace tiempo, no aparece tan fácil aquí, salvo en alguna ocasión y por otros motivos el carisma de la Profecía, ¿por qué?, porque aquí hay Revelaciones Mías y de Mi Madre, entonces lo referente a las Profecías deben apuntar solamente a cuestiones personales, Yo creo que lo entendiste siempre eso y cuando el Padre Agustín vio que esto tal vez no le servía para sus objetivos no sabía como desembarazarse del problema, ahora lo entiende, pero ahora ya es demasiado tarde como le dije a él y es una real pena, él pensó más en el movimiento que en Mí y en Mi Madre, ocurre que en eso no hay nada malo, solamente una forma humana de proceder, pero para eso estoy Yo que cuando me piden que guíe las cosas las guío.

Todo esto tuvo que pasar mucho más de un año para que Yo lo dijera, cualquiera diría: ¿por qué Jesús no lo dijo enseguida?, bueno, porque tenía que ocurrir todo lo que ocurrió con el Padre Agustín para que él llegara a ciertas conclusiones y respondiera al mensaje con las palabras que respondió. Nunca podés imaginarte cuánto bien hizo ese mensaje, que en apariencia es muy duro pero que si hay humildad suficiente debe ser tenido como una enseñanza para saber en el momento oportuno dar un paso atrás, no podría digo esto para terminar, identificar Mis Revelaciones con un sector, por muy Santo que sea ese sector.

Dice Nuestra Madre:

Como ves Mi Hijo hoy ha dicho tanto pero tanto que valdría un tomo de mil hojas escritas, ahora vuelvo a repetir: al comienzo de los Mensajes de 1997 se hace constar que la Madre de Dios deja bien claro que no hace cuestiones en cuanto a sus denominaciones y que todo aquello que puede parecer fuera del dogma queda en consideración para que cuando pase el tiempo sea estudiado adecuadamente.

Ahora bien, debe hacerse esta aclaración al comienzo que ya no hace falta en el ‘98 ni en el ’99, incluso al pasar en limpio esas Revelaciones puede omitirse los nombres de Reina, no hay ningún problema en eso, el problema Mis queridos va por otro lado, algunos, muy pocos por cierto pusieron el grito en el Cielo porque no era ortodoxo lo de Reina pero nadie puso el grito en el Cielo cuando Yo digo como lo dice Mi Hijo: que estamos cansados de caminar entre las flores que nacen de la boca de los muertos que esperaron una liberación que no les llegó de ninguna parte, como siempre los hombres discuten conceptos, denominaciones, nombres, pero no se fijan en lo esencial.

Esta expresión que acabo de dar puede hacer una revolución del amor pero nadie la tuvo en cuenta con tanto énfasis como lo otro, todo fue premeditado, todo fue premeditado y en eso que pido que pongan al comienzo no me desdigo de nada, solamente espero que pasen los tiempos necesarios y oportunos para que caigan en la cuenta de las cosas que digo, ni me siento molesta por esto, sí Mis queridos me siento muy molesta por toda la falta de amor que existe sobre la Tierra. Todos luchan por ser un poco felices siquiera, mientras que la mayor parte de la humanidad vive en medio de un crujir de dientes y en medio de la desolación y el desamparo.

Mi invitación a todos es, aquí no es una cuestión asi en creo en Jesús, en la Virgen o no creo en ellos, aquí es una cuestión de humanidad, si mi hermano sufre yo sufro, si mi hermano padece injusticia yo padezco injusticias, si mi hermano está pasando hambre yo padezco hambre ¿o acaso no se ve esto en las Bienaventuranzas y en las obras de Misericordia?, que son tan viejas como el Cristianismo, entonces no quiero con esto reducir la cuestión solamente a un aspecto humano, no, pero no puedo Yo elevar mis preces al Señor si al lado mío, detrás o delante hay alguien que grita porque tiene hambre o tiene sed de justicia o quiere ser considerado como una persona, no es fácil Mis queridos rezar, no es fácil cuando el ruido ensordecedor de los que padecen todo tipo de injusticia alteran nuestra oración. Entiéndase bien todo lo que quiero decir, nunca lleguen a confundir la preocupación por lo humano con la preocupación por lo demasiado humano.

Como pueden ver tanto Mi Hijo como Yo hoy hemos dicho tantas cosas que en base a ellas podrían llenarse tomos y tomos... (se dio vuelta la cinta)..., a Mi no me interesa eso, me interesa hasta que punto puedo mover los corazones de los hombres, no se engañen Mis queridos, en el fondo todos saben por dónde deben ir las cosas pero giran la cabeza hacia otro lado para no ver, es que conviene no ver. Al menos si girando la cabeza hacia otro lado lograran ser felices pero no, no lo logran, porque saben que hay una realidad que no quieren ver.

Amén.