Imprimir
PDF

Mensaje del 02 de Septiembre de 1997

Si las palabras pronunciadas hoy, que fueron inspiradas en el Evangelio, pueden llegar a muchas personas les hará un bien muy grande, muy grande sobre todo ese concepto de la fe casi infantil, es decir de creer todo, porque lo que necesita el hombre es dejarse de razonar la fe y creer ciegamente en todo lo que Yo digo y en la eficacia de Mi sangre como se dijo antes.

Mensaje del 02 de Septiembre de 1997

Habla Artemio:


La gracia del Señor obra como quiere, donde quiere, cuando quiere y como se le antoja, en ese sueño del Espíritu se reciben a veces un montón de gracias más que estando despierto, un montón de gracias porque hay como una purificación del ser humano donde se van subiendo a la superficie todo aquello que no conviene a uno ¿no es cierto? y el Señor va llenando todos los agujeritos con su gracia para santificarnos ¿mmm?, por eso después del sueño en el Espíritu se está muy mareado, porque pasa lo mismo que le pasó a los Apóstoles, después de la venida de Pentecostés del Espíritu Santo, salieron, eran las nueve de la mañana y decían: pero ¿cómo?, son las nueve de la mañana y los galileos andan como borrachos a esta hora ya ¿mmm?, lo que pasa es que los demás no sabían que los galileos habían recibido el Espíritu Santo, bueno.

Nosotros tenemos que seguir con nuestro plan de trabajo ¿no es cierto?, yo no sé, tengo que preguntarle al Señor que, digamos desde la semana que comenzó el sábado ¿no es cierto?, siguió el domingo, lunes, martes, que Él diga ya que está presente desde hace largo rato, está apoyado ahí en la pared, que Él nos diga qué piensa o qué nos de algún Mensaje o que nos diga algo, no sé, diga algo, porque uno cree que hace a veces las cosas bien pero no suele ocurrir que así sea tanto ¿no?, no solamente te pido que hables a través de mí Señor sino a través de cualquiera de los demás presentes, por eso cualquiera que tiene necesidad de decir algo que le dice Jesús dígalo, además Señor antes de irte déjales a ellos alguna señal porque vos dijiste que al carisma de la visión, al carisma de la profecía, al carisma de la oración en lenguas, etc., todos debíamos aspirar y a otros carismas algunos sí, algunos no porque la Iglesia es un comunidad de carisma y Dios le da a cada uno lo que le parece bien para que uno se ayude al otro pero en cuanto a palabra, profecías y don de lenguas todos deben aspirar y Él dijo, no hace mucho, hará un mes: “quien no me ve es porque todavía no tiene la gana suficiente de verme”, asi que eso es medio reto ¿eh?, habrá que tener más ganas de verlo, no sé, así dijo.

Yo comprendo que a lo mejor ustedes se extrañan de la familiaridad mía que tengo con Jesús pero ¿sabés lo que pasa?, cuando uno trata diariamente con alguien entonces se vuelve muy familiar la cosa y como a veces también Él usa algunas palabras medias pesadas Él me enseñó viste a usarlas también ¿no es cierto?, un día me dijo: no digas raza de víboras, decí h..., porque esa es la traducción del hebreo, no raza de víboras. Es decir que no existen las malas palabras, existen las malas intenciones, las palabras están, las cosas las llaman por su nombre, lo que es caca es caca, así de simple ¿no?, no hay malas palabras, hay malas intenciones a veces al decir una palabra, porque yo te puedo decir: querido mío pero por dentro te puedo estar puteando y te puedo estar puteando con amor por otro lado ¿no, bueno.

Señor, ya estoy llenando de palabras a todo el mundo asi que por favor si vas a hablar hablá vos Señor, estamos ansiosos de escucharte Señor.

Dice Jesús:

A veces cuando querés que haga una revisión de lo que pasó parecería como si hubiese una tendencia a que Yo remarque lo que hiciste bien o lo que hiciste mal, ahora ¿cuántas veces querés que te repita? que todo lo que decís, de lo primero hasta el último te lo está inspirando el Espíritu Santo, ¿sos sordo?, ¿no has oído que te he repetido varias veces eso?, en consecuencia no me preguntes más, en todo caso si yo tengo que decir algo lo voy a decir por Mi cuenta pero vos no me preguntes, no me preguntes esas cosas, como si Yo tuviera que estar aprobando a cada paso lo que Yo mismo estoy diciendo.

Ahora, la ida a ese lugar ha sido importante sobre todo porque se encendió un pequeño germen de oración para que no instalen el basurero nuclear en Los Gigantes, eso es importante. Es importante también saber que: con tu llegada antes de entrar al portón de la casa, todos los malignos que había adentro, que eran un buen montón y había algunos grandotes y otros raquíticos huyeron todos por la ribera, por la orilla del río y dejaron todo como quien huye de un campo de batalla y estos siniestros hacía ya como 300 años que habitaban el lugar, por eso nadie podía vivir en ese lugar con tranquilidad. Cuando todos esos coludos desaparecieron se hizo una calma tan grande que todo el mundo tenía ganas de dormitar y hasta, y hasta podes comparar; el día anterior un ventarrón terrible que todo se llenaba de tierra y después el domingo un día horrible también, de alguna manera, y ese día parecía hecho a propósito donde la paz y la calma reinaban. Es decir, que el esfuerzo de llegar hasta allá ya antes de salir había tenido su recompensa cuando en el teléfono esa señora oyó un coro de Ángeles que cantaba, ese es el anticipo más claro de que ibas a llevar a ese lugar Mi gracia, pero no te llegues a inflar nunca por esto, porque en todo caso Yo te puse la idea, Yo te hice ir y Yo decidí que a través tuyo pasara todo lo que paso, usé tus manos, tus pies, use tu mente, tu corazón y también tu bolsillo para que vos llegaras.

Entonces ya en el portón de entrada la señal Mía fue clarísima, huían todos esos inmundos por la ribera, dejaron todo lo que tenían y se fueron y la historia de esa casa de 305 años giró ciento ochenta grados pero no creas que el mérito es tuyo, en absoluto, Yo te agradezco que me hayas prestado tus manos, tus pies, tu cabeza, tu corazón y tu bolsillo, pero nada que suceda en el mundo no pasa si no es Mi voluntad.

Que todo esto quede bien claro, además como insististe tanto que les diera una señal a esa gente, les mande un perfume de rosas tan fuerte que tenían que hacer un esfuerzo para no asfixiarse de tanto perfume y para que siguieran confiando en que la gracia del Padre, Mía y del Espíritu Santo seguía en la vivienda al día siguiente a las 15:00 de la tarde cuando los esposos rezaron el Rosario volvieron a sentir el aroma de las rosas. Cuando Yo señalé que iban a ocurrir una serie de prodigios no hable porque sí ¿o alguna vez me encontraste que Yo diga una cosa o prometo algo y no lo cumplo?, ¿alguna vez?. Todo estuvo muy bien, ese era el objetivo principal el sábado y después los otros objetivos fue: sanar a toda esa gente que tenía serios problemas de salud, serios problemas de salud, eso es un agregado o vino por añadidura.

¿Ahora bien te diste cuenta lo que ocurrió el domingo en la Misa?, bueno, no voy a entrar en detalles pero vos lo has visto demasiado bien y el resto del día..., y el resto del día, ¿qué podemos decir del lunes?, que el alboroto en Catamarca es muy grande y que desde ahora en adelante no vas a tener más paz si no vas a ver a todos esos hermanos que están pidiendo tu presencia porque lo que han visto con ese canceroso, hasta los médicos van a hacer cola para hablar con vos, así que de ese viaje no te vas a librar, al contrario, considerá algo muy bueno que Yo te lleve allá también.

Habla Artemio:

Y hoy Señor, ¿qué me decís de hoy?.

Dice Jesús:

Que hoy ocurrieron muchas cosas importantes sobre todo esa llegada a tu casa de la pastora evangélica, eso te debe a vos dar la pauta de un montón de conductas que van a ocurrir porque si vos te pones a pensar que una pastora evangélica te vaya a ver entonces quiere decir que Mi viejo sueño de todo el rebaño bajo un solo pastor ya en tu vida sé esta dando.

Luego lo que ese hombre de Cárcano ahí podes ver esa fe infantil de que Yo le hablaba a Santa Faustina, ahí esa fe transformó todo e incluso dejó con la boca abierta a los especialistas de Villa María y de Córdoba y más de uno empezará en su conciencia a ver seriamente de que el cáncer no es el cuco sino algo que tienen que tomar más en serio porque cuando Yo quiero pongo Mi mano y todo desaparece.

He aclarado todas estas cosas porque Yo quise aclararlas, ahora a vos no se te ocurra más preguntarme que te aclare las cosas porque Yo sé lo que tengo que hacer, no es ningún reto, te estoy enseñando, te estoy enseñando. Tampoco creas que conmigo tenés abuso de confianza, no, para nada, solamente que tu forma de ser quiere que a veces le digan dos o tres veces las cosas porque tiene miedo no hacerlas lo suficientemente bien, ahora cuando Yo hablo y digo, digo, en consecuencia aceptá lo que digo y adelante, no es reto es enseñanza, no es reto es enseñanza.

Pasando a términos generales, todo lo referido a lo que Yo le he dicho a Santa Faustina hay que ponerse a transcribirlo en papeles pero muy personalizados para que los Mensajes y esa era de la Misericordia de la cual hablaste pueda llegar a todos, está muy lindo la impresión del Jesús Misericordioso, está de diez, pero no esta completo y es medio impersonal, tiene que ser más personalizado el mensaje, mucho más personalizado, donde una vez solamente que lo lea la persona le deje en forma clarísima lo que vos has dicho esta noche por ejemplo. Así que ha ponerse a trabajar, está muy bien lo que estas dando a las personas enfermas pero quiero Yo un mensaje más personalizado donde vos les hables con el corazón inspirándote y diciendo lo que Yo le dije a Santa Faustina para darle a la gente que viene a tu casa a sanarse, es decir, un buen ejemplo de eso son los cassettes grabados que van a ser un montón de bien y va a ser un gran medio para difundir la palabra del Señor, Mi palabra y la palabra del Espíritu Santo.

Los cassettes, Yo pondría un 10 a los cassettes, y sobre todo te pondría un 10 a voz porque nunca más te has quejado de la vos, aprendiste, entonces, entresacar de todas las palabras del icono, entresacar todo aquello que sirva para la sanación, la evangelización, la formación, no sé que tamaño, no sé cuánto de largo pero a medida que lo vayas escribiendo el Espíritu Santo te dirá: poné esto, poné lo otro, poné esto, pone lo otro y todo lo que tenés que poner porque me parece que lo otro es fácil dar algo impreso ya, Yo quiero que des algo escrito por vos, sacado del icono y del otro librito chico que te regaló M., eso va ha ser muy importante, muy importante, ya vas ha ver cómo de importante.

Si las palabras pronunciadas hoy, que fueron inspiradas en el Evangelio, pueden llegar a muchas personas les hará un bien muy grande, muy grande sobre todo ese concepto de la fe casi infantil, es decir de creer todo, porque lo que necesita el hombre es dejarse de razonar la fe y creer ciegamente en todo lo que Yo digo y en la eficacia de Mi sangre como se dijo antes. Si todo eso se hace así florecerán hasta en los lugares más inhóspitos y eso hay que hacerlo pronto para que llegue a todos lados.

Todo aquello que hemos dicho este día que parece muy personal para este grupo de oración también está dirigido a las personas, a los hermanos que están presentes, deciles de Mi parte a todos los hermanos que están presentes, que aquí delante de Mí pidan todo lo que necesitan que Yo se los voy a conceder y que me pidan mucho, que mucho les concederé y que estoy gustoso de verlos acá, muy gustoso, muy gustoso, no les pido que vengan siempre porque viajar no es simple pero que gustoso estoy que estén acá, porque los amo, los amo.

Eso transmítanlo, háganlo carne en todo el mundo que los amo y los estoy esperando siempre para que me pidan cosas y sobre todo para que me abran vuestro corazón para dejarme entrar en él y vivir en él para siempre y cuando me tienen en vuestro corazón no me expulsen de ahí, síganme teniendo, así como alguien que alberga una joya dentro de sí. No se olviden que ustedes son el templo de la Santísima Trinidad, entonces no arrinconar a la Santísima Trinidad en un rinconcito de la conciencia, sino tenerla vigente totalmente y encerrado en vuestro corazón un pedacito del Mío, como una joya preciosa, que ya en este momento les pido buena voluntad para que abran nuestro corazón, ábranlo, ábranlo, porque en ellos introduzco un pedacito del Mío y también Mi sangre; ¿ustedes creen que puedo hacerles un regalo más grande que ese?, los Cielos y la Tierra están conmovidos por todo lo que está pasando en este momento, aquí esta noche y si te parece que estoy hablando demás mira los días que están pasando y en cada día se van amontonando prodigios tras prodigios, donde a vos mismo sonreís como un tonto extrañándote de lo que pasa, sabiendo que de Dios proviene todo, entonces aceptá naturalmente y que sonrías si quieras cuando ves esos prodigios que van ocurriendo ¿o acaso Yo no prometí que iban a ocurrir un montón de prodigios a cada momento?.

A veces cuando hablo en esta forma vos podes creer que te estoy amonestando, nada de eso, Yo te amo profundamente, estoy siempre con vos, continuamente con vos, lo viste ayer clarísimo con esa mujer cuando Yo me manifesté en tu pecho para darle paz a esa mujer, vos trataste de dársela la paz, pero hasta Yo me acerqué ahí para mostrarme a ella y darle también la seguridad de que todo se iba a solucionar. Que no te extrañen esos prodigios porque acaso ¿no los anuncié?, ¿no dije que sí, qué iban a ocurrir?, bueno.

Antes de irme quiero decirles que les he regalado algo maravilloso que es un pedacito de Mi Corazón y mucho de Mi sangre. Cuándo esta noche cierren los ojos para dormir tóquense el pecho y piensen: la piedra más preciosa y valiosa del mundo y de toda la eternidad la tengo en mi corazón y si Dios está conmigo, Jesús está conmigo ¿qué miedo puedo tener?, sí Jesús está conmigo ¿quién contra mí?. Pobres los que pueden estar contra de mí desaparecerán como las estrellas desaparecen el salir el sol.

Y ya me estoy extendiendo demasiado y Mi forma de hablar no es de mucha extensión, por eso, para despedirme les digo que los amo profundamente a todos, los tengo presente a cada instante, mucho más de lo que ustedes me tienen presentes a Mí y para despedirme les digo con toda la fuerza del Hijo de Dios, les digo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Habla Artemio:

Alabaré, alabaré, alabaré, alabaré, alabaré a mi Señor. Alabaré, alabaré, alabaré, alabaré, alabaré a mi Señor. Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu de amor. Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu de amor. Alabaré, alabaré, alabaré, alabaré, alabaré a mi Señor. Alabaré, alabaré, alabaré, alabaré, alabaré a mi Señor.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)