Imprimir
PDF

Mensaje del 28 de Junio de 1997

Yo dije y también lo dijo Mi Madre que tengo tantas formas como ojos que me miran, es cierto, es cierto, y lo que han visto anoche y hoy y esta tarde dibujado en el Jesús Misericordioso es real, plenamente real.

Mensaje del 28 de Junio de 1997

Habla Artemio:


Tu has avanzado hacia mí, estás acá conmigo pero lo mismo puedo ver a través de ti, a los costados a tu Madre y a muchos Santos, muchos, muchos Santos, hay Ángeles, hay de todo un poco.

Señor tengo cierta aprensión los días sábados porque normalmente obrás de otra forma que los otros días o es miedo, pero uno habla con tantas personas durante la semana y da tantas respuestas que uno siente a veces un poquito el temor de no hacer llegar exactamente lo que vos queres decir Señor. Señor, no tengo nada que preguntarte, solamente que ofrecerte todo lo que tengo, la responsabilidad de ofrecértelos, enfermos de la naturaleza o no enfermos con tareas, trabajo, lo que sea que estén anotados y otros que no están anotados y otros que son familiares de los que están anotados que a veces los nombran, no los anotan pero Señor vos ves todo y te pido Señor que te muestres generoso.

Me viene a la mente Señor el rostro de esa mujer y los ojos brillosos de su marido y la cara baja de su cuñada, cuñada sin confiar porque hace dos meses que se le murió la hermana, o en la señora confiando ciegamente, el marido también, pero estaba muy pálida Señor esa mujer, Señor que se haga tu voluntad pero no defraudes a ese hombre ni a esa mujer ni a esos cinco hijos chiquitos que quieren quedarse con su madre, al pedirte por ella te pido por todos los casos que son difíciles y en este momento no vienen a la mente pero que han pasado durante la semana o durante el mes y no solamente Señor es pedido sino que es una acción de gracia también Señor pero con realidad uno dice poco, uno dice o cuenta el diez por ciento nomás pero uno ve como vos hacés maravillas, maravillas, uno no sabe si obra bien o mal Señor, uno no sabe muchas veces donde está parado Señor y si me salto un pensamiento perdoname.

Te escuchamos Señor.

Dice Jesús:


Yo dije y también lo dijo Mi Madre que tengo tantas formas como ojos que me miran, es cierto, es cierto, y lo que han visto anoche y hoy y esta tarde dibujado en el Jesús Misericordioso es real, plenamente real, ¿por qué anoche una cruz y hoy no?, porque todas esas personas debían ver como Yo estoy pagando, siempre fue real Mi imagen.

Ahora, una cosa no me gustó ¿por qué no seguiste velando Mi imagen mientras Yo permanecí acá?, ¿y qué pasaría si vos vas de visita a una casa y te dejan sentado en el comedor y se van a hacer otras cosas o se van a dormir?, con la diferencia que vos sos un ser humano, Yo soy el Hijo de Dios, no es reproche pero como todo lo Mío lo tomás en forma tan natural te pareció también natural dejarme acá e irte a dormir, ya sé, dormiste escuchando el cassette pero no es el caso, vos tenías que velar Mi presencia y si querías invitar a alguien podías hacerlo pero vos tenías la obligación de hacerlo. Si no hubieras velado Mi presencia hasta que Yo me retirara no me iba a poner pesado sabiendo que tenías mucho sueño, repito, no es reproche, a medida que vayas tratando conmigo vas a ir aprendiendo otras cosas que a Mí me gustan, son necesarias. No es que Yo esté haciendo el juego de un personaje importante que se da ínfulas de poder y entonces hay que rendirle pleitesía, no, esto va por otro lado, es un problema de amor, vas a escuchar el cassette en la cama y me dejás a Mi acá adentro.

Habla Artemio:

Señor, ¿me estás pidiendo que viva en función las veinticuatro horas para vos?, ¿y todavía te queda alguna duda de eso?.

Dice Jesús:

Las veinticuatro horas para Mí, ni hora más, ni hora menos, las veinticuatro horas para Mí, ¿o acaso vos no me decías: todo tuyo, todo tuyo, todo tuyo, todo tuyo?.

Bueno, me presento con forma de personas que tienen problemas o enfermedades pero presentarme de otra manera como anoche tienes que estar en función de Mí, ¿no tenías que arrodillarte y pedirme y pedirme y pedirme todo lo que se te ocurriera?, estaba ahí Yo en la cruz y bien lo dijiste a las mujeres de toda la gracia que Yo les estaba dando en ese momento, quiénes remotamente tienen en cuenta cuanta fe, pero vos ves las cosas desde otro ángulo, pensá que son las palabras de tu padre, de un amigo, de un hermano, no son un reproche pero que hermoso hubiera sido que te hubieras quedado y me hubieras pedido y pedido.

Anoche la imagen fue solamente la cruz, así tres cuarto de perfil.

Habla Artemio:

Sí Señor, hoy, esta tarde cuando estuvieron esas personas era todavía la cruz, después no, en un momento no lo distinguieron pero estaban las tres personas de la Santísima Trinidad, el Padre, de Mí se daban cuenta y el brillo que había más abajo el Espíritu Santo.

Dice Jesús:

Irán sucediendo prodigios, no te preocupes que va a pasar mañana, a cada día le basta su propio afán, mañana veremos o verán, todo esto debe ser interpretado como una forma de Mi venida, si repasan las Profecías y Mensajes van a ver que todo lo que se dijo se está cumpliendo me haya manifestado en un frasco de vidrio, eso no quiere decir que no esté invadiendo todos los terrenos, todas las almas, claro que todo es un proceso, lleva tiempo pero que sirve esto para demostrar, todo apunta al Nuevo Pentecostés, a una nueva Iglesia.

Debes dejar bien escrito los prodigios que se suceden, que Yo esté siempre acá en forma invisible es cierto, pero que a veces me manifiesto como ahora que te estoy quemando con el calor de Mi cuerpo o viéndome a través de las sombras que hace una vela que arde, a vos no te importa como va a ser tomado lo que digas, vos debés decir todo, absolutamente todo, a veces no habrá necesidad de detalles porque para los que pueden entender entiendan lo mismo, tienes el privilegio de haber bendecido Mi imagen que está allí; es decir, Yo tenía el mismo valor antes o después de la bendición, la bendición fue un rito necesario porque Yo te enseñé que es un rito necesario, ahora tu sola presencia en el galpón de la cooperativa aquella tarde ya para Mi fue tomada como una bendición.

Duerman en paz, descansa, es decir, no piensen tanto que va a pasar mañana pero cuando mañana pasen cosas abran los ojos del entendimiento y comprendan, digan Gloria al Señor, Gloria al Señor que hace maravillas.

Amén.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)