Imprimir
PDF

Mensaje del 01 de Enero de 2004

Mensaje del 01 de Enero de 2004

Habla Artemio:

Hoy es 01 de Enero de 2004.

Dice Jesús:

Se han hecho tan frecuentes estas apariciones y Revelaciones que, ya no se sabe, para vos ¿no?, no se sabe cuando tenés que estar disponible para grabar lo que te digo, parecería que a pesar de los años ya sería como suficiente de tan, conversar tanto, pero no, no es justamente así, cuando normalmente hay mucha gente aquí dentro Yo no puedo tratarte más, muy profundo porque las personas necesitan una palabra cariñosa, de afecto, necesitan como una caricia para seguir viviendo y como vos has visto, conversión no es algo que se de así progresivamente todos los días. Hay hermanos que parecería que llegaron a un punto en que ya no hay más avance, humanamente hablando por supuesto, pero tenés que pensar también esto, que si fuera otro el auditorio es posible que se notara más porque la diversidad hace posible tantas cosas nuevas, inquietudes nuevas, vivencias nuevas.


Entonces, también en eso es importante, pensar que a lo mejor en no tantas apariciones podrían decirse muchas cosas, pero aquí es totalmente atípico en cuanto a todo como se hizo siempre, porque Mi objetivo, que ya lo saben todos, es…, los objetivos Míos ya lo saben, es…, decir tantas cosas como sean necesarias para ir actualizando de acuerdo a como se mueven todos los otros conocimientos, porque dijimos ya que muchas cosas cuando se conocen se empiezan a amar y cuando no se conocen evidentemente que hay como una demora, pero siempre depende de cómo se digan esas cosas, a nadie le gusta, salvo que vean mucho amor en ello, a nadie le gusta…, lo que ustedes llaman prepo o una forma de sugerir hasta compulsiva, no.

¿Entonces tiene que ser tomado esto como algo inédito?, sí por supuesto, porque tiene que comprender de una vez por todas que por muchos Documentos que la Santa Madre Iglesia de, si no hay realmente la verdadera inspiración del Espíritu Santo, entonces pasa el tiempo y todo sigue igual. Yo no creo que en esto haya problema de edades, siempre es un problema de apertura, la apertura constante, que Yo diría que es una juventud de ideas constante, la da el amor. Es cierto que el amor se puede acrecentar, a veces con situaciones un poco violentas, en el sentido de mostrar ejemplos que son situaciones límites, pero existe otra forma que es la que el hombre realiza cuando está, no solo con una disponibilidad perfecta sino que esa disponibilidad tengan una actitud constante de, con palabras humanas percibir lo que podría ser y es la inspiración divina, la sugerencia divina.

Ahora bien, Yo creo que esto debe ser entendido de esta forma, (cuando Yo parecería que en pensamiento voy y vengo y no es que dude sino que trato de captar plenamente como el hombre puede internalizarlo mejor, entonces tengo que estar continuamente poniéndome en esa situación. No es que dude, no es que se supone que el Hijo de Dios y Dios mismo tiene todo muy claro, pero Mi parte humana que estoy utilizando junto a la divina por supuesto, tiene que ir acomodándose a como Yo veo que se van percibiendo todas las cosas).

Porque en cuestiones fundamentales no es tan simple, esto de percibir, ¿por qué?, son contadas las personas, pero muy contadas las personas que están siempre vibrando para estar cada vez más en la dimensión que se necesita para entender con el corazón y si no ustedes miren en dos mil años de cristianismo, por supuesto que atiendo a toda la base cultural que informó cada trabajo, cada pensamiento, la elaboración de documentos. Por supuesto que, juegan sí las precariedades humanas, claro, pero también juegan las precariedades estructurales en las que fueron formados tantos que parecería que hasta son impenetrables por el espíritu, y eso pasa en altos prelados de la Santa Madre, como así en los que no son tan altos prelados. Por ahí encuentro que algún Sacerdote en que vive aislado por el campo, o en la montaña o cerca del mar, entiende tanto, puede resolver tantas cosas; es decir, puede hablarles a los hombres con los Mensajes de espíritu, pero esas personas, Sacerdotes, o laicos no tienen acceso, porque siempre se supuso que para poder ponerse a redactar un Documento o algo que siga guiando los pasos de la Santa Madre…, bueno hay que tener ciertos títulos que acrediten.

Es cierto por un lado que le es más fácil expresarse con términos más claros aquellos que han avanzado mucho en el estudio de todas las cosas, sí, de acuerdo, pero muchas veces veo que alguien con títulos que le acrediten posibilidades dicen cosas menos profundas que a lo mejor cualquier hombre que pasa al lado de ustedes por la calle. No es solo aquí, que juegue aquello de que el Espíritu Santo sopla donde quiere, sí, sí, por supuesto, pero está también algo que valoro enormemente en las personas y es que no tengan una invasión cultural ni ninguna naturaleza, es por eso que a veces hombres metidos en el medio del campo, que tal vez ni escriben, ni leen con corrección pero sin embargo sus ideas son tan profundas y tan genuinas que es admirable.

Pero qué ocurre, cualquiera que diga cosas tiene que pasar por el cedazo de aquellos que “saben” entre comillas, uno ve por ejemplo muchos escritos, Documentos, Cartas Pastorales, bueno todo el conjunto de formas que tiene la Santa Madre de comunicarse con los fieles y se da cuenta hasta qué punto no todo sigue igual sino que se retrocede enormemente. Como es posible que a veces de un Documento y ustedes lo saben muy bien, que en apariencia fue muy elaborado y con tiempo y al poco de salir, de conocerse, se ven que hay cosas que quitar, reformar, mejorar, entonces ¿qué pasó, el Espíritu Santo se equivocó?, no Mis queridos, pasa simplemente que por un lado todo el andamiaje estructural de una formación no tan adecuada o bien el temor constante, salirse una rayita de lo que podría originar desviaciones en la consideración de la doctrina.

Entonces, para el hombre común le es difícil tener acceso, claro, aquello que es dogma de la Iglesia, aquello que es un informe, aquello que es un consejo. Es cierto que, partimos de la base de que todo aquello que se hace con amor, aunque sea erróneo no produce efectos negativos, al menos tan considerables pero… ¿a qué quiero llegar?, a que no estoy conforme con montones de escritos y Documentos, Yo sé de la buena voluntad de los que escriben y quieren ser celosos guardianes de la doctrina, lo sé y reconozco su buena voluntad, pero quiero que unan a esa buena voluntad un profundo amor.

Es decir, cuando uno transita por los caminos de la vida, cuando uno siente sobre la piel las lágrimas tibias de aquellos que sufren un drama muy grande, cuando entra hasta en los más íntimos lugares del alma humana, entonces se da cuenta que la mayoría de los hombres no tienen una respuesta a sus problemas. Porque en primera y última instancia, el hombre quiere estar dentro de la zona que es legítima para desarrollar su vida, a nivel consciente o inconsciente el hombre busca eso, es decir que lo que hace no esté mal, pero se le acercan tantos pero tantos informes y con palabras no tan sencillas que en lugar de simplificarle la vida, se la hacen más difícil, entonces dicen con una tremenda impotencia: y bueno, que pase lo que pase.

Yo no entiendo o no me entienden, claro, porque delante de cada ser humano, hay que abrirse muchísimo para ver qué intenciones tiene y también para ver si esas intenciones están un poco viciadas por formas que fueron entrando a la mente, que de alguna forma es lo que decía antes esa invasión cultural. Ahora, si uno se fija en los lugares de enseñanza, uno se da cuenta hasta qué punto la mayoría de las cosas, o datos o informes es invasión cultural. Si primero se formara al hombre con un buen discernimiento, con un espíritu crítico adecuado, con una honestidad intelectual y afectiva como es necesario, entonces todo cambiaría. Los hombres están como cansados o impotentes para poder manejarse con las cosas que le acercan, si es que se las acercan, hay tantos prejuicios dentro de Mis queridos hijos de la Santa Madre Iglesia, lo digo en los Sacerdotes, en los laicos que están cerca de los Sacerdotes, en los Obispos, en los que tienen de alguna forma influencias en los Obispos, esos que están por los pasillos y que no se conoce su nombre tal vez, pero tienen una influencia muy grande y a veces esas influencias no son certeras, no son nada más que fruto de intrigas, cositas demasiado humanas.

Por supuesto que Yo entiendo que depende de las edades, depende de tantas cosas, pero si aquellos que tienen la dirección de las almas saben que es muy difícil decir una palabra a alguien para orientarle adecuadamente, eso nos está indicando la necesidad muy grande de estar al lado del hombre, sentir lo que él siente, vivir lo que él vive, pensar lo que él piensa y aún así se está muy lejos a veces de conocer las intenciones. Entonces un mismo principio que es bueno y correcto, tendrá que tener una aplicación muy certera para cada hombre, partiendo siempre de la base del concepto que el hombre es único inédito e irrepetible, entonces tomen nota aquellos que dirigen almas y que confían plenamente en ustedes, no puede ser que se tome tan a la ligera ¿verdad?. A lo mejor alguien llega a pedir un consejo y tiene que sujetarse a un horario, tiene que respetar una serie de normas, de turnos y de cosas que en otro orden llaman burocracia, que también está muy instalada dentro de las cosas espirituales.

Hay que darse cuenta que algunos tienen problemas que resolver que no pueden esperar, que necesitan ya el auxilio de alguien que se supone y en general se supone bien que está inspirado por el Espíritu Santo.

Entonces fíjense y sobre todo aquellos que forman a los que van a después enfrentarse con el mundo, si ustedes formadores hicieran sentir a esos futuros candidatos a enfrentar el mundo, le hicieran sentir el gusto por la persona, por supuesto antes tienen que tener lo ustedes porque nadie da lo que no tiene, pero no se nota ese gusto por la persona, que significa un montón de cosas pero sobre todo que resulte apasionante poder acercarse a alguien para poner una mano sobre su hombro o sacarle la mano del hombro porque a veces… puntos suspensivos.

Entonces, vuelvo si se hiciera vivenciar el gusto por la persona, hasta creo Yo que habría muchos más interesados en meterse en este mundo de los hombres, porque más allá si el hombre tiene compromisos en cuanto a su situación personal, si con celibato o sin celibato, o con votos o sin votos, más allá de eso está el planteo humano de la cuestión. No hay muchos montones que se dirigen a lugares a aprender ciencias del espíritu, en el fondo eso nunca conmueve tanto, en el fondo eso que es sino una tremenda inquietud por conocerse a sí mismo y conocer a los demás.

Cuanto se ganaría si se pudiera vivenciar en los hombres el gusto por la persona, que no es simplemente una frase hecha, hay un mundo detrás de esa expresión, se uso en algún tiempo pero Yo les digo, a veces ocurre que alguien descubre como si fuera una fórmula mágica para hacer cosas y cree que puede trasmitirse esa fórmula mágica en otros. En realidad esto de sentir gusto por la persona, el que está delante tiene que ver que alguien lo siente entonces recibirá plenamente ese mensaje, no será solo algo teórico y enunciado.

Sobre esto podríamos hablar tanto y parecería que no son grandes principios pero si son las pequeñas cosas de todos los días y no tan pequeñas que pueden lograr llevar una palabra al que está dolorido para ir superando lentamente su dolor. El mundo está lleno de gente dolorida, físicamente sí pero más psíquicamente, y deambulan de lugar en lugar para ver quien les escucha, quien les... (se dio vuelta la cinta)

Habla Artemio:

Y aquí estamos en esta mañana del primer día del año y sigue el tema anterior, es decir tiene que continuar el Mensaje este unido al anterior.

Dice Jesús:

Es cierto que podríamos estar días enteros hablando sobre esto pero no le gusta a muchos que no pueda darle normas sobre este tipo de cosas, ya diciéndole que el hombre es único, inédito e irrepetible, ya eso a muchos los descorazona porque ellos tienen una fórmula que creen que se aplica a todos igual y no es así y en esto no hay que tener tanta experiencia en el trato con las almas, lo que sí hay que tener es un gran amor, un respeto muy grande por la individualidad del ser humano, si no empezamos por eso ya, ya todo se nos estropea, ya no sirve, ya no sirve.

En este momento por ejemplo, es la quinta vez que suena el teléfono, entonces si quien recibe las Revelaciones entiende que es prioritario hablar con el Señor y esperar para después atender, además sabiendo que si alguien llama a este lugar y Yo estoy aquí comunicándome con Artemio, se sobrentiende que atenderá la necesidad de esa persona. Es decir, le escucharé, sea muy importante o no tanto lo que quiere decir, pero al mismo tiempo con mucho respeto estoy evaluando que siente Artemio mientras está hablando conmigo o escuchándome y al mismo tiempo suena el teléfono.

¿Qué quiero decir con esto?, que con este ejemplo también Yo puedo ver el gusto por la persona, claro en eso nunca uno terminaría, ¿por qué?, porque el gusto por la persona es el gusto por la individualidad de cada uno, por la idiosincrasia de cada uno y eso implica un esfuerzo, porque además de un amor muy profundo hay que tener también muletas de conocimiento para encuadrar dentro de algo lo que está pasando ¿verdad?. Es decir, tengan en cuenta que el Espíritu Santo les va a decir todo pero también que aquellos que aspiran a dirigir almas, si es que se puede usar esa expresión, tienen que también ir acumulando una serie fundamental de principios básicos de conocimiento que obrarían como patrones de conducta para al menos empezar un diálogo.

Pero en todo esto, como se dice no hay enfermos sino que a la inversa: no hay enfermedades sino enfermos, es decir individualidades, idiosincrasia, hombres con todo lo que ese hombre es, todo lo que arrastra del pasado proyectándose hacia el futuro. Entonces ya por decir esto parecería que el tema se vuelve apasionante, ¿por qué?, porque si alguien golpea tu puerta para pedirte algo en este caso, la comprensión de algo ¿mmm?, entonces se siente un enorme regocijo interior porque de esa forma puede canalizarse todo ese caudal de amor que el hombre debe tener dentro como un patrimonio para enfrentar todo y aunque ustedes les parezca pero todo ese caudal de amor hace posible la comprensión a un nivel muy especial, de todo lo que le puede pasar a los demás.

Yo no, no discuto cuando distinguen, al menos teóricamente, entre la ley y el
hombre o como distinguen muy bien, al menos teóricamente Antiguo y Nuevo Testamento, pero Yo noto que tanto sea en Documentos, directivas, es decir todo lo que de alguna forma influye en los otros está tremendamente nutrido por la ley. Es obvio lo que eso significa, que el hombre pierde, pierde siempre; además el hecho de escuchar cosas tremendas como puede escuchar el hombre de otro hombre, no necesariamente quiere decir que le esté aprobando, porque nadie es tan tonto para no darse cuenta que al contar un problema, un drama o una tragedia, que la otra parte le va a decir: sí, todo está muy bien, no hay ningún problema, noo, nada de eso, el que se acerca y cuenta su tragedia está esperando una mano que lo haga salir de eso, no viene a contar su tragedia para que uno la legalice, para que diga: todo está bien, no importa, bueno en ese caso podría servir aquello de que: el Señor te perdona, pedile con toda tu alma que Él te perdone, porque su Misericordia es muy grande y alcanza para todo, entonces alcanza también para poner un manto de olvido en tu vida, sobre todo eso que te ha ocurrido.

Entonares, como ven no se puede uno mover dentro del ámbito de todo vale, noo, todo hombre vale, pero no todas las cosas que le pasan al hombre o que el hombre hace, pero es tan diferente, pero tan diferente escuchar a alguien con amor que escucharlo como si uno fuera un juez, severo, no tan severo, más o menos severo, pero adivinando en los ojos más o menos que es lo que va a responder. Noo, Mis queridos, de esa forma no se puede dirigir ningún alma, de esa forma no se pueden dar directivas a nadie, de esa forma no se pueden dar consejos, porque están dentro de la ley y el hombre pasa a ser no secundario, no sé que lugar ¿mmm?.

A todo esto, o ante todo esto se ve muy claro que dentro de la Santa Madre Iglesia, sus dignísimos Obispos y Sacerdotes están en general siempre haciendo prevalecer la ley: sí, porque esto es así, no, porque esto es de esta forma, bueno ¡ah! están las verdades y patrones para medir claro, pero por qué no ver las circunstancias, por qué no medir todo lo que llevó a este ser a proceder de una manera determinada, es decir si la persona lo permite indagar allá en el fondo para ver que es lo que lo motivó para hacer tal cosa o para tener el drama que tiene, pero quién está frente al director de almas se da cuenta en su mirada cuál es su actitud. El ser humano se da cuenta cuando el que está escuchando le va a dar una respuesta que ya tiene de antemano y eso no está conmigo.

Si en esta charla que estamos teniendo en este día primero de Enero, queremos sacar algún beneficio de lo que Yo, el Hijo de Dios y Dios mismo le estoy trasmitiendo a través de Artemio ¿mmm?, es volver a repetir lo que tantas veces se dijo incluso ustedes mismos teóricamente lo dicen, por qué tanto hincapié en la ley, tanto hincapié en que el hombre debe someterse a esa ley.

Qué harían ustedes si ante un caso gravísimo y la persona se está casi muriendo, ¿qué harían ustedes?, serían tan inflexibles con la ley para ese pobre desgraciado que se está muriendo sin que nunca nadie le haya comprendido, ¿qué hacen en ese momento ustedes?, en nombre Mío Mis queridos, en Mi nombre deben perdonar hasta lo imperdonable, es grave lo que les acabo de decir, ya lo sé, pero Yo me hago cargo de eso, en las situaciones límites Mis queridos hijos tienen que perdonar hasta lo imperdonable, eso no quita que se esté especulando con la situación y con el momento, no, pero ya lo teóricamente siempre lo han sabido muy bien, ¿el sábado o el hombre?, pues bien el hombre me puede presentar cosas horribles pero vuelvo a decir: ¿el sábado o el hombre?. Ya sé que por ahí alguno argumenta que así se mal acostumbra la gente y… bueno todo se perdona llegado el caso, y Mis queridos, Yo creo que soy muy claro en el Evangelio al decir: “que Yo vine para que todos se salven y nada se pierda” ¿mmm?.

Entonces, ¿qué duda hay?, si no están seguros, si están temerosos, si están no solamente temerosos sino con miedo de hacer algo que no está bien, cárguenmelo a Mí: en tu nombre Señor, vos dijiste que el hombre estaba antes que el sábado, en tu nombre yo me atrevo a decir que el Señor te perdone todo, porque el Señor es muy rico en Misericordia, tremendamente rico en Misericordia; entonces esto no sería Mis queridos tener el sí fácil, para usar una expresión de ustedes diaria, sino tener al menos un poquito de noción hasta donde llega Mi Misericordia.

Ahora, voy a terminar aquí, porque ya hace mucho tiempo que estoy usando la voz de Artemio para decirles esto y si bien ya él no es mucho el cansancio que tiene por eso pero comprendan que no es tan sencillo estar en el mundo en que están todos y a su vez estar en esta dimensión del Señor, entonces si Yo me acuerdo más del hombre que del sábado, pues bien tengo que hacerlo también con Artemio en este caso, es decir dejarlo que reponga fuerzas y luego continuaremos hablando.

Amén.

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)