Imprimir
PDF

Escritos del Dr. Gustavo F. Cirigliano - Libro

En el año 2004 el Profesor Gustavo F.J. Cirigliano publica su libro:


CRISTO
EL SEÑOR DE LA MISERICORDIA SE MANIFIESTA EN POSSE

Son crónicas del Agustino en torno de los gnósticos cristianos y de las revelaciones privadas a Artemio Amero

La Editorial que publica el libro es : Editorial Nueva Generación
Castelli 261 2do. H - 1032 Buenos Aires

COMENTARIOS SOBRE EL LIBRO:

Transcribimos a continuación el informe enviado por el Especialista Héctor V. Morel al autor del libro Dr. Gustavo F.J.Cirigliano


Buenos Aires, 22 de Septiembre de 2004

Al
Dr. Gustavo F. J. Cirigliano

Dilecto condiscípulo
y siempre recordado amigo:


Acabo de leer, con singular deleite, las páginas de tu libro “CRISTO. El Señor de la Misericordia se manifiesta en Posse”. Ciertamente, tu personal enfoque me ha permitido observar, desde otros puntos de vista muy fundamentados, la especialísima atención que un ser humano tan humilde como don Artemio Amero es capaz de despertar en aquellos que, como yo mismo, solemos atisbar, a través de ciertos benéficos resquicios, el otro lado de una Realidad que es MARAVILLOSA con todas las letras y en todos los idiomas.

Me he detenido particularmente en las afirmaciones y especulaciones de los gnósticos y, por un instante, llegué a pensar que lo antiguo de ninguna manera es una antigualla sino la simiente de otras percepciones, más elevadas algunas, otras no tanto, y muchísimas de ellas encapsuladas en posturas dogmáticas y/o escolásticas, las cuales, a la postre, solo ratifican silenciosamente -para quien contempla todo eso con detenimiento- que donde un ser iluminado, puramente iluminado, enciende una humilde candela, viene un dogmático... ¡y sopla!.

A esta altura, no me cabe duda alguna de que lo primero, lo prístino, lo primigenio, es lo realmente auténtico. Lo que llega detrás, suele ser lucubración y especulación, o sea, sucedáneos de lo genuino. Sí, de lo genuino, porque primero nacieron los aedos, los bardos, vates o poetas, llamémoslos de cualquier modo: ellos no necesitaron intérpretes. Simplemente, sintonizaron una “onda estupenda”, arquetípica, por donde se le mire, cuya captación se concretó así, simplemente, por medio de esas “humanas antenas sensitivas”...

¿Después, qué?.

Después de aquellos seres vinieron los profetas. Y con ellos un torrente de interpretaciones. Y después de éstas, las religiones, las corrientes de pensamiento, las doctrinas y adoctrinamiento y, por supuesto, las supersticiones, o sea, lo que “sobrevive” de todo aquello.

Por fortuna, a estas alturas de nuestras vidas -la tuya y la mía- hemos tenido la “suerte incomparable” de conocer a Artemio, de estrechar su mano, escuchar su voz, ver el brillo de sus ojos y prestar mucha atención a sus palabras. Te felicito porque has recogido de él, en tus páginas, una aproximación valiosa a lo que, en algún momento dado de la historia de las religiones, puede convertirse no en un despertar sino en una clara, potente, sólida y verdadera evolución religiosa.

Gustavo: has plantado un árbol prodigioso, cuyas ramas y frutos se percibirán -Dios lo quiera- de manera formal y nítida con el paso del tiempo, tal vez después de muy largo tiempo.

Este árbol-libro, intrigante para los legos, sugestivo para los buscadores de la Verdad, y real “abridor de conciencias” para los que hasta ahora ven lo sublime con un solo ojo, permitirá también apreciar otras vislumbres a través de su ramaje: tal vez la de otros Cielos, otros Seres de Luz mucho más estudiosos o sabios o capaces que cualquiera de nosotros, y sobre todo, dueños y conocedores profundos de otras Teologías y quizás hasta de otros dogmas (¡ojala que no!).

Lo promisorio de tus páginas radica, según mi modesta opinión, en un QUIZÁ con mayúscula, tan enorme e inmedible como todo el Universo, o mejor dicho, como el Mismo Dios.

Bendito pues sea Artemio por lo que “ve y transmite”, y bendito seas tú por comprenderlo, enaltecerlo y protegerlo como un hermano en Cristo.

Héctor V. Morel

■ Fundación Jesús de la Misericordia y Corazón Inmaculado de María  |  Aprobada por Res. 139 A - Gob.de Córdoba – Sec. De Justicia – Dir.de Ins.de Pers.Jur.  |  Dirección: 9 de Julio 1162  |  Teléfono: 03537 – 431197 - 2553  |  Justiniano Posse – (Cba.)